Saltar al contenido

París prohibirá circulación de autos y camiones contaminantes

París prohibirá la circulación de autos y camiones contaminantes.

Medida que entrará en vigor en julio, 2015. La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, ha anunciado que desde el próximo 1 de julio se prohibirá la circulación en esta urbe de “los autocares y los camiones más contaminantes”, y que esta medida se aplicará un año más tarde al resto de los vehículos que más perjudican a la salud de los parisinos. Ella busca una ciudad “diesel-free” para 2020 y como primer paso tomará esta medida contra el transporte contaminante.

Hidalgo ha explicado que está negociando con el Gobierno (que tiene competencias en el tráfico) para que las únicas excepciones a esas prohibiciones sean las rondas que circundan la ciudad (el periférico) y los dos bosques que hay en el extremo este y en el oeste.

“Estamos determinados a actuar rápido porque la lucha contra la contaminación de partículas finas vinculada esencialmente” a los motores diesel “es un gran reto sanitario”.

La alcaldesa ha defendido también su voluntad de impedir que en el horizonte de 2020 pueda circular en París cualquier vehículo diesel, incluso los de tecnología más moderna y ha advertido de que no negociará “lo esencial: la salud de los parisinos“.

“No se trata de impedir circular, sino de permitir circular sin contaminar“, ha comentado antes de recordar que hay que mostrar ejemplo teniendo en cuenta que París acogerá en diciembre la cumbre sobre el cambio climático que organiza Francia.

“Quiero el fin del diésel en París en 2020 y, si es posible, más allá del periférico. Se trata de acelerar la transformación, con la participación del Estado. He comenzado erradicando en tres meses los vehículos diésel del parque móvil de la ciudad”, declaró en una entrevista que publica Le Journal du Dimanche Hidalgo, nacida en Cádiz (España) hace 55 años. La alcaldesa de París, que el pasado mes de marzo se convirtió en la primera mujer en regentar la capital francesa, se apoya en el abandono del coche, en general, por parte de los residentes en la capital francesa. “Actualmente, el 60% de los parisinos no tiene coche, mientras que en 2001 era el 40%. Va rápido”, señaló Hidalgo en el JDD, que publica una encuesta elaborada por el instituto de sondeos Ifop que arroja que el 54% de residentes en París apoya la prohibición total de los vehículos diésel en la ciudad. La misma encuesta, realizada sobre una muestra representativa de 804 personas entre los pasados 4 y 5 de diciembre, indica que el 75% de los residentes en la región parisina considera que hay que animar a los conductores a abandonar el diésel.

Picos de contaminación.

Durante el primer trimestre del 2014, un pico de polución atmosférica obligó al consistorio a prohibir un día la circulación a vehículos con matrícula par, por primera vez en diecisiete años. Hidalgo se dice “dispuesta a imaginar una excepción” para los hogares poco humildes que ya tengan un vehículo diésel que utilicen ocasionalmente” y a los que se podría “autorizar a circular los fines de semana”. La alcaldesa quiere también dotar a la ciudad de “ejes de circulación reservados a los vehículos limpios” de forma que arterias muy transitadas, como, la rue Rivoli o los Campos Elíseos, estarían reservadas solo a automóviles “de ultra-bajas emisiones” contaminantes. “Al principio se hará de manera experimental”, precisó Hidalgo, que también contempla reservar cuatro distritos del centro a los peatones y bicicletas, autobuses y taxis, con la excepción de los vehículos de reparto y de los residentes de esos barrios. En paralelo, se doblará el número de kilómetros de pistas ciclables en el horizonte de 2020 y se contribuirá al desarrollo de una red de bicicletas con motor eléctrico, que contará con una inversión de 100 millones de euros y se sumará al nutrido parque de bicis públicas convencionales de la capital, donde muchas calles ya han limitado la velocidad de circulación a 30 kilómetros hora.

En una entrevista con el diario francés Journal du Dimanche (JDD), la alcaldesa Hidalgo contó, a grandes rasgos, cuáles son las nuevas medidas del Plan de Prevención de Contaminación, un proyecto que se debatirá el 9 de febrero de 2015 en el Consejo de la ciudad y que será consultado con los parisinos.

Este plan incluye los proyectos hasta ahora desarrollados para enfrentar la contaminación, como Autolib (servicio de renta de autos eléctricos), Velib (sistema de bicicletas públicas) y las Zonas 30 y Zonas de Encuentro.

A esta se sumaría la prohibición de circulación en todo París de los autos diésel, los que según una nueva investigación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sostiene que emiten más dióxido de nitrógeno (NO2), un compuesto más contaminante que ocasiona irritación en los pulmones.