Planeta en agonía. Estamos perdiendo más tiempo en la lucha contra el cambio climático 0

niños y cambio climatico

Planeta en agonía… y la minoría está haciendo esfuerzos extraordinarios, mientras que el resto: sigue contaminando, intoxicando y agravando la calidad de vida en el planeta tierra. ¿Vivir en otro planeta? No, no es la solución… urge rescatar el único planeta súper habitable del universo. YA.

Greta Thunberg: el mundo todavía está en un estado de negación de la crisis climática… planeta en agonía

Dos años después de la primera huelga escolar en solitario de Greta Thunberg por el clima, dice que el mundo ha perdido el tiempo al no tomar las medidas necesarias sobre la crisis.

La huelga de Thunberg FRIDAYS FOR FUTURE inspiró un movimiento global , y el jueves ella y otros destacados huelguistas escolares se reunirán con Angela Merkel, la canciller de Alemania, que ostenta la presidencia rotatoria del consejo europeo. Exigirán el cese de todas las inversiones y los subsidios en combustibles fósiles y el establecimiento de presupuestos anuales vinculantes de carbono basados ​​en la mejor ciencia.

¿En qué se ha avanzado para atender un planeta en agonía desde el 20018?

Mirando hacia atrás [más de dos años], han sucedido muchas cosas. Muchos millones han salido a las calles … y el 28 de noviembre de 2019, el parlamento europeo declaró una emergencia climática y medioambiental…Pero durante estos dos últimos años, el mundo también ha emitido más de 80.000 millones de toneladas de CO2.

Hemos visto continuos desastres naturales en todo el mundo. Se han perdido muchas vidas y medios de subsistencia, y esto es solo el comienzo.

Los líderes estaban hablando de una “crisis existencial”, pero en lo que respecta a la acción, todavía estamos en un estado de negación.

La brecha entre lo que tenemos que hacer y lo que realmente se está haciendo se amplía minuto a minuto. Efectivamente, hemos perdido otros dos años cruciales por la inacción política… esto es lamentable y preocupante! @SeResponsable

Cómo realmente luchar contra la emergencia climática

El tomar acción responsable y realmente luchar contra la emergencia climática debe involucrar a las naciones ricas que detengan algunas de sus actividades contaminantes. Sin embargo, es un hecho que la mayoría de la gente se niega a aceptar.

La sola idea de estar en una crisis de la que no podemos comprar, construir o invertir para salir parece crear una especie de cortocircuito mental colectivo. Esta mezcla de ignorancia, negación e inconsciencia es el meollo del problema.

El 2020 fue un año de oportunidad para el planeta, pero no la tomamos

Los billones de dólares que gastan los gobiernos en respuesta a la pandemia de coronavirus se consideran una oportunidad única en la vida para poner al mundo en camino para detener el calentamiento global, con economistas , científicos y expertos en salud diciendo que los beneficios superarían los costos.

Sin embargo, los paquetes de rescate de los gobiernos del G20 están dando un apoyo significativamente mayor a los combustibles fósiles que a la energía baja en carbono. El plan de recuperación de Alemania incluye 40.000 millones de euros para medidas climáticas como vehículos eléctricos, transporte público y eficiencia energética, y ha sido elogiado por grupos ecologistas. Pero en otros lugares, se está haciendo muy, muy poco.

Hacia el 2030… el reto? SOS planeta en agonía

Los científicos calculan que las emisiones globales de carbono deben reducirse a la mitad para fines de esta década si la humanidad quiere tener una posibilidad razonable de mantener los aumentos de temperatura por debajo de 1,5 ° C, el límite establecido en el acuerdo climático de París. Las caídas en las emisiones durante los bloqueos por coronavirus son solo un pequeño destello en una tendencia ascendente a largo plazo y tendrán un efecto “insignificante” en la crisis climática, dicen los investigadores.

Entendemos que el mundo es complicado y que lo que pedimos puede no ser fácil o parecer poco realista

Pero es mucho menos realista creer que nuestras sociedades podrían sobrevivir al calentamiento global al que nos dirigimos. Inevitablemente vamos a tener que cambiar fundamentalmente, de una forma u otra. La pregunta es: ¿los cambios se realizarán en nuestros términos o en los términos de la naturaleza?

Sobre qué hacer ante un planeta en agonía