Saltar al contenido
Compartimos Cosas Buenas – seresponsable.com

¿Podemos contagiarnos de virus a través de la comida?

El nuevo virus parece ser el más contagioso de la historia, ha logrado parar a la humanidad! Tenemos miedo incluso de enfermar a través de la comida

Comida a domicilio

Inocuidad de los alimentos y coronavirus: una guía completa. Cómo la pandemia por COVID19 ha puesto a reflexionar a todas las industrias sobre su responsabilidad, gestión y control de epidemias y ¿Cómo afrontar una crisis sanitaria a través de la innovación en salud, higiene y calidad? Tiene lugar el tener miedo de contagiarnos a través de la comida?

El primer trimestre del 2020 ha sido excepcionalmente radical en el sentido social. Ya nada es igual. El mundo se ha paralizado tal cual una película de Hollywood en donde no hay personas en los restaurantes, ni en los cines ni en los centros comerciales. Las escuelas han sido suspendidas en todos los niveles y todos los eventos deportivos, incluidos los juegos olímpicos han sido cancelados por un enemigo público que llegó a sorprender y suspender grandes potencias. El CoronaVirus. Todos tenemos miedo. De tocar algo, de infectarnos, de salir … pero ¿Podemos contagiarnos de virus a través de la comida?

Al igual que muchas áreas metropolitanas densamente pobladas, el Área de la Bahía está ahora en un bloqueo total. Todos los negocios no esenciales están cerrados, las reuniones de grandes grupos de personas están prohibidas y se les ha dicho a los residentes que abandonen sus casas solo si es necesario. Entre las empresas que aún funcionan, al menos en capacidad limitada, se encuentran los supermercados y restaurantes, a estos últimos solo se les permite operar como lugares para llevar y entregar. Espero que más ciudades sigan su ejemplo en los próximos días y semanas.

Aun así, mucha gente, incluido yo mismo, ha estado confundida o curiosa sobre la seguridad de permitir que los restaurantes continúen preparando y sirviendo comida. ¿Es realmente seguro? ¿Debería recalentar la comida cuando llegue a casa? ¿Es mejor apoyar a las empresas locales ordenando comida, o solo estoy poniendo en riesgo a los trabajadores y a los repartidores? Y si estoy cocinando mi propia comida, ¿qué pautas debo seguir?

¿Cómo comer de forma segura fuera de casa?

Sobre cuánto tiempo duran las bacterias o los virus en las superficies, podemos saber que la presencia de virus en los alimentos son limitados, pero en general, las cargas virales permanecen más estables en superficies no porosas como el metal y el plástico, y se descomponen más rápidamente en superficies orgánicas como el cartón. Aún así, la presencia de bacterias si es más común en los alimentos.

Actualmente no hay evidencia de que COVID-19 se haya propagado a través de alimentos o envases de alimentos . Las epidemias previas de coronavirus tampoco mostraron evidencia de haberse propagado a través de alimentos o envases.

¿Estamos seguros de que la comida no es un elemento clave de transmisión de COVID-19?

No, no lo sabemos con certeza. Sin embargo, existe una fuerte evidencia que sugiere que la comida no es un vector. La epidemiología de los patógenos transmitidos por alimentos está bien estudiada, y los datos del gobierno se remontan a 1938 . El patrón de propagación de COVID-19 no se ajusta a los modelos de brotes transmitidos por alimentos , que se definen como dos o más personas que se enferman por la misma comida o bebida contaminada.

Por ejemplo, Singapur ha rastreado a sus pacientes con COVID-19 y los ha sometido a extensas entrevistas por equipos del Ministerio de Salud para tratar de determinar los patrones de propagación. Se ha descubierto que la mayoría de los casos están vinculados a grupos de personas , incluidos los huéspedes del hotel que asisten a conferencias, grupos religiosos y compradores, mientras que ninguno está relacionado con alimentos o bebidas contaminados.

El hecho de que cada persona coma varias veces al día y hasta el momento no se ha encontrado ningún vínculo entre la alimentación y los grupos virales es una fuerte evidencia de que no existe tal vínculo.

Si el que prepara la comida está contagiado ¿Qué riesgo tengo?

Digamos que un trabajador de alimentos tose mientras prepara mi comida, ¿cómo podría no contraer el virus al comerla?  Al parecer el riesgo es mínimo. Incluso si un trabajador estornuda directamente en un tazón de ensalada de verduras crudas antes de empacarlo en un recipiente para llevar a casa, por asqueroso que sea, es poco probable que se enferme.

Esta descripción general de 2018 del estudio experimental y observacional de virus respiratorios de la revista científica Current Opion in Virology (COVIRO) explica que los virus respiratorios se reproducen a lo largo del tracto respiratorio, una vía diferente a la que sigue el alimento del tracto digestivo cuando se traga. Y aunque podrías decir que acabas de inhalar esa ensalada, es más probable que la hayas comido con un tenedor y la hayas tragado.

¿Comer con las manos puede ser factor de contagio COVID19?

Entonces, si la ingestión del virus no es una preocupación, qué pasa con este escenario: Un trabajador tose en una tabla de cortar y luego ensambla una hamburguesa directamente en esa tabla antes de colocarla en un recipiente para llevar. Luego regresas a casa y comes esa hamburguesa con las manos desnudas, luego te pones la nariz o haces otra cosa que deposita el virus a lo largo de tu tracto respiratorio. En esta situación, la carga viral se ha diluido varias veces. Primero cuando fue transferido del tablero al bollo de hamburguesa. A continuación, se eliminó más carga viral cuando el bollo se colocó en el recipiente para llevar. Se diluye nuevamente cuando recoges la hamburguesa antes de interactuar con tu cara de maneras desaconsejables. 

Usar cubiertos limpios cuando sea posible y lavarse las manos después de comer y antes de tocarse la cara minimiza aún más ese riesgo.

Lo más recomendable: Consumir alimentos de restaurantes éticamente responsables

Hoy en día, los restaurantes deben ser giros éticamente responsables. Asi como las empresas socialmente responsables están comprendiendo que es el deber ser, el giro de los alimentos y bebidas no se deben quedar atrás. Debemos confiar que todo el personal involucrado en la preparación de alimentos lo hace de forma responsable y ética. Confiar en que no están contaminando los ingredientes, ni la preparación, ni el montaje ni la entrega por descuido o de forma consiente.

Los manipuladores de alimentos deben estar capacitados específicamente en procedimientos adecuados de seguridad e higiene. Las regulaciones federales y estatales de la FDA exigen todo: la ubicación de los lavamanos, el tipo de jabón utilizado en ellos, la frecuencia de la desinfección de la superficie de trabajo, la temperatura del lavavajillas, la temperatura a la que se deben cocinar varios alimentos, la tasa a que deben enfriarse, el proceso de limpieza y almacenamiento de la materia prima, etc. 

Cualquier restaurante o mercado que maneje, empaquete o sirva alimentos debe seguir todas estas pautas. Las sanciones por incumplimiento varían según la jurisdicción, pero generalmente son severas, que van desde avisos publicados por violaciones menores hasta cierres directos a múltiples violaciones menores o violaciones mayores. (Aquí están el código de California y las pautas de cumplimiento, como referencia)

El punto es: comer alimentos no es más riesgoso que cualquier otra actividad que realice a diario en la que entre en contacto con artículos que otras personas han manejado. De hecho, las normas de higiene vigentes en las operaciones de servicio de alimentos reducen aún más ese riesgo.

¿Es más probable que obtenga COVID-19 para llevar, entregar o cocinar en casa?

RECUERDA! El principal factor de riesgo es la proximidad con otras personas, por lo que, dado que tiene una mayor probabilidad de entrar en contacto con otras personas fuera de su hogar, recoger alimentos es un riesgo mayor que recibirlos o cocinarlos usted mismo. Al salir debes cumplir con la regla básica del distanciamiento social o sana distancia: Al menos 1 metro de separación entre tu y otra persona.

Dicho esto, existen otros riesgos asociados con cocinar en casa, particularmente al comprar en supermercados y manipular envases de alimentos potencialmente contaminados. Lo más probable es que el cocinero de su restaurante local siga protocolos más estrictos de higiene y seguridad que el trabajador del supermercado que almacena los estantes. Una buena regla general es tratar todo lo que entra a su hogar desde el exterior, ya sea comida, correo u otras personas, como potencialmente contaminado y actuar en consecuencia. Lávese las manos después de llevarlo a casa, transfiéralo a contenedores limpios y / o desinfecte los empaques cuando sea posible, y lávese las manos antes, durante y después de cocinar. (Y deja de meterte el dedo a la nariz... ¡Este hábito si es un GRAN FACTOR DE RIESGO!)

¿La comida china presenta un riesgo mayor que otros alimentos? ¿Qué pasa con los alimentos y bienes importados?

No hay indicación de riesgo adicional asociado con alimentos importados u otros productos. La carga viral disminuye con el tiempo en todos los productos, ya sea un juguete de plástico o un montón de plátanos. El mayor tiempo de transporte de los bienes importados significa que es mucho más probable que se contamine por la persona que descarga el contenedor de envío o almacena el estante de la tienda de comestibles que cualquier persona en su punto de origen.

Si bien es cierto que COVID-19 se originó en China, todos los indicios muestran que la transmisión a otros países ha sido de persona a persona, razón por la cual los esfuerzos de las autoridades van desde los gobiernos estatales y locales hastaLa OMS se centra en limitar el contacto de persona a persona, no en el movimiento de mercancías.

¿Recalentar el alimento antes de comerlo destruye el virus?

Si. Al igual que con cualquier bacteria o virus, la cocción segura es una función de la temperatura y el tiempo. Cuanto más alta sea la temperatura, menos tiempo necesitará para reducir la carga viral o bacteriana a un nivel seguro. Con la salmonella, por ejemplo, 165 ° F (75 ° C) es lo suficientemente caliente como para hacer una reducción de 5 log en la carga bacteriana en menos de un segundo (es decir, solo una de cada 100,000 bacterias sobrevivirá esa temperatura y tiempo). A 145 ° F (63 ° C), la misma reducción en patógenos tomaría alrededor de 10 minutos. (Tenga en cuenta que esta es la temperatura de los alimentos, no el horno).

Las temperaturas y los tiempos para el coronavirus aún no se han investigado completamente, pero los científicos sugieren que una temperatura de 149 ° F (65 ° C) durante al menos 3 minutos es suficiente. Los expertos suponen que el virus responderá como otros patógenos y que las temperaturas más altas requerirán tiempos más cortos, pero actualmente no tenemos datos experimentales para probarlo.

Al recalentar o cocinar alimentos sólidos, como una pechuga de pollo, un filete o una hogaza de pan, es muy poco probable que alguna carga viral o bacteriana haya penetrado más allá de la superficie a menos que la comida haya sido perforada o cortada, por lo que se calienta el exterior es suficiente (por seguridad, si no por palatabilidad).

¿Cómo esterilizo mi comida?

  • Caliente los líquidos como sopas, guisos y salsas a fuego lento, asegurándose de revolver con frecuencia para que se caliente de manera uniforme.
  • Microondas verduras, pastas, purés gruesos como puré de papas y carne hasta que esté bien caliente, lo suficientemente caliente como para que te preocupes por quemarte la boca si te muerde. Para la mayoría de las microondas, eso significa aproximadamente 90 segundos por porción a fuego alto (pero la potencia de microondas puede variar).
  • Saltee los artículos sueltos del tamaño de un bocado, como formas de pasta corta, verduras sueltas o papas fritas hasta que mantengan un chisporroteo constante mientras los revuelve alrededor de la sartén. Un minuto o dos en una sartén precalentada es suficiente para un par de porciones.
  • Para recalentar chuletas, guisos o pan en el horno, precaliente el horno a 400 ° F (205 ° C), coloque los alimentos en una bandeja apta para horno con lados poco profundos (los lados altos pueden bloquear la circulación del aire caliente) y caliente hasta que la superficie de la comida esté demasiado caliente para tocarla por más de un instante.
  • Los alimentos picados y formados como pastel de carne, albóndigas, albóndigas, falafel, etc. deben calentarse completamente al centro, siguiendo las pautas de tiempo y temperatura indicadas anteriormente (calentar a una temperatura interna de al menos 149 ° F / 65 ° C, y manténgalo allí durante al menos 3 minutos).

Si desea tener más cuidado, use un termómetro digital para verificar la temperatura de sus alimentos por dentro y por fuera antes de servirlos o comerlos.

¿Los Chefs deben aplicar “la zona de peligro” al SARS-CoV-2?

Es posible que esté familiarizado con el concepto de “zona de peligro”, el rango de temperatura de 41 ° F a 135 ° F en el que prosperan las bacterias. 

El manejo adecuado de los alimentos dicta que los alimentos no pasen más de cuatro horas en total entre esos rangos de temperatura antes del consumo. Al recalentar alimentos, esto incluye el tiempo de cocción original, el tiempo de enfriamiento y el tiempo de recalentamiento (preste especial atención a esto cuando recaliente los alimentos sous vide). La buena noticia es que los virus requieren una célula huésped para replicarse, lo que significa que el coronavirus no se multiplicará en su comida, incluso dentro de la zona de peligro. De hecho, al igual que en otras superficies, la carga viral en su comida disminuirá con el tiempo.

Dicho esto, aún debe seguir los buenos procedimientos de seguridad alimentaria y tener en cuenta esa zona de peligro: todos los errores normales están presentes, incluso durante la pandemia de coronavirus.

¿Nos vamos a quedar sin comida?

Debido a que limitar su tiempo fuera de casa puede retrasar la propagación del virus, es una buena idea hacer menos viajes más grandes al supermercado. Pero, ¿Cuánta comida necesitamos realmente? Esto depende de familia a familia.

El pánico inicial y el comportamiento de acaparamiento han causado escasez a corto plazo en supermercados y tiendas de comestibles en todo el país. Pero hay buenas noticias: la FDA informa que actualmente no hay problemas a largo plazo con los suministros de alimentos. Con toda probabilidad, aún podrá comprar huevos, productos lácteos, productos secos y enlatados, productos de papel, carne y productos frescos e incluso jabón la próxima semana y el próximo mes. No es necesario comprar un suministro de sopa enlatada para tres meses o años de papel higiénico. Hay suficientes abarrotes para todos, como lo estabamos antes del COVID19. Aunque no es mala idea empezar a pensr en sembrar nuestro propio huerto urbano y cocinar más en casa con productos naturales, locales y frescos.

Dicho esto, todavía tenemos que ver los efectos a largo plazo de COVID-19 en las granjas (especialmente en lo que se refiere a los trabajadores temporeros cuyos arreglos de vivienda densos son terrenos maduros para la propagación del coronavirus), o la industria de camiones y envíos . Los mayoristas de alimentos también tendrán que alterar las cadenas de suministro para acomodar mayores ventas en supermercados y minoristas en línea, y menores ventas en restaurantes. Muchos restaurantes han cerrado por un período indeterminado, y otros, han cambiado a formatos de menú limitados para llevar y entregar. 

El tiempo lo dirá, pero la realidad es que los restaurantes éticos y responsables que ya cumplían con la seguridad alimentaria antes de este brote probablemente lo seguirán haciendo, La invitación es que todos los mercados, restaurantes locales y pequeños negocios de alimentos y bebidas se ajusten a estos nuevos reglamentos de salubridad alimentaria. 

Somos aquellos de nosotros que éramos más vulnerables antes del brote los que más probabilidades tenemos de sufrir ahora. Le insto a que busque organizaciones locales que ayuden a las familias y a las personas que lo necesitan para ver cómo puede ayudar. El tiempo y el dinero son recursos igualmente valiosos en estos días.

¿Cuál es la forma más segura de comprar en el supermercado o supermercado?

  • Vaya en las horas de menor actividad para evitar las multitudes. Bonificación: la mayoría de los supermercados reabastecen sus estantes con entregas a altas horas de la noche. Golpéalos a esta hora o temprano en la mañana y serás recompensado con pasillos abiertos y bien abastecidos.
  • Mantenga su distancia en línea. He visto gente haciendo fila junto a la farmacia y al supermercado. ¡No hagas eso! Espere en la cola al menos a 6 pies de distancia de la persona que está frente a usted y solicite gentilmente que cualquier persona detrás de usted siga la misma regla, para la seguridad de todos.
  • Llene en exceso sus recetas si es posible. Hable con su médico para asegurarse de tener suficientes medicamentos recetados para durar al menos varias semanas para evitar viajes adicionales a la farmacia.
  • El uso del carril de autopago reduce su contacto con otras personas, pero también aumenta la interacción con puntos de infección potenciales secundarios, como la pantalla táctil y el escáner de códigos de barras. A fin de cuentas, recomendaría evitar el contacto de persona a persona sobre el contacto con la superficie y seguir con el autopago. Si va con un cajero, empaque sus propios comestibles en lugar de que otra persona los maneje más tiempo del necesario.
  • Lávese las manos cuando llegue a casa y, si es posible, use un desinfectante para manos después de salir de la tienda y antes de tocar la puerta de su vehículo o casa.
  • No acumular Este no es el apocalipsis zombie. Obtenga lo que necesitará durante algunas semanas como máximo.
  • Utilice sistemas de pago sin contacto. Su teléfono probablemente ya tenga un sistema de pago sin contacto que puede vincular a su cuenta bancaria. Si no puede dejar de tocar, use una tarjeta de crédito y evite efectivo cuando sea posible.

¿Está bien comprar productos de contenedores abiertos?

Siempre que siga los procedimientos adecuados de preparación de alimentos en el hogar ( limpiar, separar, cocinar y enfriar) y seguir las guías básicas de higiene explicadas aquí y en otros lugares, el riesgo de obtener COVID-19 a través de productos que otras personas han tocado es mínimo.

Recuerde: ni un solo caso positivo se ha relacionado con la comida.

¿Para la preparación de alimentos es mejor usar un jabón antibacteriano?

No hay ninguna ventaja en usar un jabón antibacteriano sobre cualquier otro jabón. Todos los jabonesp de tocador son buenos para eliminar el virus de las manos, solo hay que lavarse las manos de la forma correcta. En primer lugar, COVID-19 es causado por un virus, no por una bacteria. Más importante aún, el mecanismo por el cual el jabón protege contra los virus es inherente a todos los jabones. Las mismas propiedades que hacen que el jabón sea efectivo para limpiar ollas y sartenes grasosas lo hacen efectivo contra los virus.

Los virus están protegidos por una membrana de lípidos y proteínas. El jabón es un surfactante específicamente destinado a disolver lípidos. Las moléculas de jabón actúan como barras en miniatura que extraen partículas de virus abiertas, neutralizándolas efectivamente.

Cualquier jabón de manos o cuerpo es efectivo para lavarnos, no se necesitan agentes antibacterianos.

¿Qué pasa con los desinfectantes para manos?

Suponiendo que pueda obtener una botella , los CDC recomiendan usar un desinfectante para manos con al menos 60% de etanol o 70% de isopropanol. La mayoría de las marcas de desinfectantes para manos entran en este rango. 

Lo más recomendable por ser económico, práctico y accesible es siempre usar jabón normal en casa y llevar consigo una pequeña botella de desinfectante cuando tengas que salir (como extra, nunca sustituyendo el lavado de manos). Es especialmente útil tenerlo cuando desee desinfectar sus manos antes de volver a ingresar a su vehículo o tocar la perilla de la puerta delantera.

¿Qué precauciones especiales deben tomar los dueños de restaurantes, gerentes de cocina u otras personas con negocios relacionados con alimentos?

Como chef / socio en un restaurante, o coordinador de un mercado de alimentos, se deben seguir las siguientes precauciones.

Lo primero y más importante es mantener a los empleados, clientes y la comunidad a salvo del virus, y asegurarnos de que estamos haciendo una parte para evitar que el virus se propague. Para este fin, se pueden implementar los siguientes procedimientos. Dada la improbabilidad de la transmisión transmitida por alimentos, muchos de estos pasos pueden ser excesivos, pero nos cuesta muy poco implementarlos y debemos aprovechar todas las posibilidades razonables para reducir la transmisión.

Seguridad para el personal:

  • Programe la densidad de personal a niveles que permitan un mínimo de seis pies de distancia entre todos los empleados en todo momento. Como saben muchos propietarios de pequeñas empresas, este es probablemente el más fácil de implementar en este momento, ya que simplemente no hay trabajo para un personal completo en este momento. La mayoría de nuestros empleados han sido suspendidos por el momento (más sobre eso en la sección a continuación).
  • No incentive trabajar mientras está enfermo o salir sintomático. Anime a su personal a tomar la epidemia en serio. Si puede, ofrezca licencia por enfermedad a corto plazo sin la necesidad de una nota del médico para evitar visitas innecesarias al hospital o al consultorio del médico. Si un empleado es sintomático, envíelo a casa (con pago de licencia por enfermedad, cuando sea posible). Si su operación tiene una política de licencia por enfermedad que implica la acumulación de horas, ignore la acumulación y ofrezca beneficios completos de licencia por enfermedad incluso a los nuevos empleados. Actualmente, no se conoce el período de contagio después de que desaparezcan los síntomas. Cualquier empleado que haya sido diagnosticado positivamente con COVID-19, o que haya mostrado los síntomas debe continuar en su hogar hasta que los funcionarios de salud locales consideren que es seguro reanudar el trabajo.
  • Mantenga reuniones de forma remota cuando sea posible. Si las reuniones en persona son necesarias, mantenga la asistencia al mínimo y mantenga las reuniones sentadas al menos a seis pies de distancia entre sí.
  • Cree sistemas para el intercambio sin contacto de los documentos, alimentos y equipos necesarios. En lugar de pasar equipos o alimentos entre sí, un empleado lo colocará en una mesa, se alejará y permitirá que el otro lo recoja. Los cheques de pago y otros documentos se colocan en una mesa para que los empleados caminen hasta uno a la vez y lo recojan según sea necesario.
  • Abra las puertas a las que se accede regularmente , incluida la entrada a la cocina principal, el trastero, la cocina de preparación, las oficinas y los baños.
  • Reiterar la importancia de los protocolos de higiene y seguridad alimentaria para todos los miembros de la tripulación. Comunique esos protocolos en todos los idiomas que se hablan en la cocina (en nuestro caso, inglés y español) tanto verbalmente como impresos.
  • Asegúrese de que las estaciones de lavado de manos en particular estén bien mantenidas , y que cada trabajador tenga un suministro adecuado de jabón y guantes para usar según sea necesario.
  • Proporcione estaciones de desinfección de manos a los trabajadores que no trabajan en la cocina donde los lavamanos no estén tan disponibles, como en la puerta principal o en el lado del comedor del pase.

Seguridad para clientes y comunidad:

  • Transición al servicio solo para llevar. Ya no ofrecemos servicio de cena y no continuaremos hasta que los científicos y los funcionarios estatales consideren que es seguro continuar.
  • Elimine todos los menús físicos y puntos de pago. Los menús impresos pueden ser una fuente de transmisión superficial de partículas virales. Hemos pasado a un sistema de pedidos solo en línea . Si debe continuar usando menús impresos, desinfecte los menús recubiertos de plástico con un producto desinfectante aprobado por la EPA o use menús de papel de un solo uso que el cliente pueda desechar por su cuenta.
  • Cambie a métodos de pago sin contacto. Todos nuestros pedidos de comida para llevar deben solicitarse en línea. No aceptamos efectivo ni pedidos de tarjeta de crédito en el sitio. Si no puede conectarse solo en línea, aliente el uso de dispositivos de tarjeta de crédito sin contacto y haga que el operador de POS se aleje del dispositivo antes de permitir que un cliente toque su teléfono o inserte su tarjeta de crédito. Evite el efectivo tanto como sea posible.
  • Ofrecer apertura de puerta sin contacto si es posible. Los restaurantes y las empresas que siguen las pautas actuales de la Ley Estadounidense de Discapacidades probablemente tengan puertas de accionamiento neumático con un interruptor de presión tanto dentro como fuera. Fomente su uso entre el personal y con la señalización para los clientes, y presione el botón con una rodilla o un codo en lugar de su mano. Si es posible, mantenga abierta la puerta delantera.
  • Ofrecer ToGo sin contacto. Colocamos pedidos listos para llevar en una mesa junto a nuestra puerta principal con el nombre del cliente que lo ordenó. Tenemos letreros que solicitan a los invitados que mantengan una distancia de seis pies con la fiesta frente a ellos en caso de una línea (todavía no hemos tenido una línea, para bien o para mal).
  • Retire todas las botellas de condimentos, servilletas sueltas, cubiertos sueltos, botellas de agua y decoraciones de mesa. Cualquier cosa que pueda provocar que más de un cliente toque la misma superficie es un punto potencial de contaminación cruzada.

Después de la salud física, la segunda prioridad para su equipo y usted mismo es trabajar tan duro e inteligente como sea posible para encontrar formas creativas de generar ingresos que nos permitan volver a contratar a los empleados que nos han obligado a suspender, para asegurarnos de que los empleados y sus familias sufren lo menos posible durante estos tiempos difíciles, para garantizar que tendrán un trabajo al que regresar cuando todo esto termine, y usar nuestros recursos para ayudar a aquellos que son más vulnerables en nuestra comunidad. Con este fin, sugerimos lo siguiente y todavía estamos trabajando las 24 horas para encontrar nuevas formas de abordar el problema.

Ningún propietario de una pequeña empresa quiere ver sufrir o luchar a sus empleados. Moveríamos montañas para garantizar su bienestar si pudiéramos.

  • Garantizar trabajos para todos los empleados sin licencia tan pronto como pueda generar los ingresos para volver a contratarlos y garantizar su seguridad, y permita que cualquier beneficio que dependa de la duración del empleo continúe durante cualquier período de cierre.
  • Facilitar la transición a los beneficios de desempleo para todos los empleados que califican para ellos. No conozco ningún restaurante que pueda mantener a todo su personal empleado, lo que significa que mucha gente dependerá de los beneficios de desempleo para llegar a fin de mes. Investigue las políticas y procedimientos de beneficios de desempleo de su estado y envíe el mensaje al personal en todos los idiomas que se hablan en sus instalaciones.
  • Ayude directamente a los empleados que puedan tener dificultades para llegar a fin de mes. Aquellos con hijos fuera de la escuela, con familias numerosas o con cónyuges que también están actualmente sin trabajo necesitan ayuda especialmente. Nuestro objetivo es ayudar de manera táctil y proactiva al proporcionar comidas para entregar a los empleados que las necesitan, y volver a contratar a aquellos que se ven afectados especialmente antes de aquellos que pueden capear la tormenta con mayor facilidad.
  • Vender tarjetas de regalo. Actualmente ofrecemos tarjetas de regalo canjeables cuando finalmente reabrimos, lo que les dará a los clientes un valor adicional del 10% cuando se canjeen. Este dinero extra se destina a mantener los gastos operativos mínimos del negocio. (Las tarjetas de regalo no son una solución viable de ingresos a largo plazo, ya que no generan ingresos adicionales a largo plazo, simplemente posponen la deuda a una fecha futura desconocida).
  • Cree flujos de ingresos alternativos creativos. Muchos propietarios de restaurantes están renunciando a ganancias y salarios y están volviendo a destinar ese dinero para ayudar directamente al personal y alimentar a los miembros necesitados de la comunidad. Puedes empezar a tener contacto con varias organizaciones para descubrir cómo se puede utilizar mejor las instalaciones para preparar y llevar alimentos a los necesitados. Idealmente, el negocio de comida para llevar se complementará con un servicio de comida gratis que genera suficientes ingresos a través de donaciones para poder contratar a nuestro personal de cocina en turnos para preparar comidas, y nuestro personal de recepción para coordinar y entregar. No es fácil rediseñar un negocio desde cero, pero cada chef seguramente hoy en día en esta época de crisis ya están trabajando en el mismo barco y trabajando en proyectos similares.

Todos los demás propietarios y chefs de negocios de alimentos social y éticamente responsables tienen los mismos objetivos en mente.

@SeResponsable – Blog de noticias hoy. Trending México.