Malas dietas matan a más personas que el tabaco a nivel mundial

Pasa la nota:

En México, la falta de nueces y semillas fue el factor de mayor riesgo, seguido de la ausencia de verduras, granos integrales y frutas en la dieta

Por increíble que parezca, durante 2017 los riesgos más importantes para morir en el mundo no estuvieron relacionados con fumar o tener la presión arterial alta, sino con tener una mala dieta. Las  malas dietas matan a más personas que el tabaco a nivel mundial.

Ashkan Afshin, profesor asistente en el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington, elaboró un estudio en el que analizó las causas de muerte en diversos países del mundo y en el que determinó que la falta de alimentos saludables en la dieta, junto con altos niveles de sal, provocan más muertes en el mundo que el consumo de carnes rojas y refrescos azucarados.

El estudio observó que la ingesta excesiva de sodio y la falta de granos integrales como nueces, frutas y semillas de buena calidad es más peligroso que el consumo de grasas trans, azúcar, bebidas azucaradas, carnes rojas y alimentos procesados.

El especialista, aseguró que esto es un hallazgo sumamente relevante para todos, pues permite establecer decisiones de políticas que determinen la comercialización y distribución de alimentos en los próximos años.

Así, más de la mitad de todas las muertes relacionadas con la dieta a nivel mundial durante 2017 se debieron a solo tres factores de riesgo: consumir demasiada sal, no consumir suficientes cereales integrales ni suficientes frutas. Esos riesgos se mantuvieron a pesar del nivel socioeconómico de la mayoría de las naciones, dijo Afshin.

En el estudio, se comprobó que la obesidad no era un contribuyente efectivo de primer nivel para las muertes sino que se mantenía en la sexta posición de factores.

Uzbekistán, Afganistán, Islas Marshall, Papua Nueva Guinea, Vanuatu, Israel, Francia, España, Japón y Andorra tuvieron los niveles más altos de muertes relacionadas con la dieta.

En países como Estados Unidos, India, Brasil, Pakistán, Nigeria, Rusia, Egipto, Alemania, Irán y Turquía, la falta de granos integrales fue el mayor factor de riesgo y no porque no se consuman sino porque los granos son procesados, con poco valor nutricional y mezclados con otros componentes que reducen sus propiedades.

En México, la falta de nueces y semillas fue el factor de mayor riesgo, seguido de la falta de verduras, granos integrales y frutas en la dieta, siendo uno de los pocos países donde las bebidas azucaradaspoco saludables ocuparon un lugar bastante alto, situándose en el puesto número 5.

Eso no solo se debe a una preferencia cultural por los refrescos y las aguas frescas, dice el coautor del estudio Christian Razo, sino a la falta de acceso a agua limpia e incluso a frutas y verduras de buena calidad.

“No tenemos agua limpia gratis para beber”, dijo Razo, quien tiene un doctorado en nutrición por el Instituto Nacional de Salud Pública de México.

“Entonces, la gente tiene que comprar agua limpia para beber, y si van a tener que comprar algo, prefieren comprar un refresco“, dijo. “También es más fácil obtener alimentos procesados ​​que frutas y verduras frescas”.

Razo aseguró que si bien México es un gran productor de frutas y verduras frescas, las compran distribuidores en los Estados Unidos y otros países, lo que deja a las personas en las ciudades con poco acceso a opciones frescas asequibles.

“Animamos a la gente a comprar en los mercados locales, pero son más caros”, dijo Razo. “Es difícil competir con todas estas grandes marcas que compran el producto. Entonces, sí, tenemos un gran desafío”.

En cuanto a las nueces y las semillas, “la gente simplemente no puede comprarlas porque son muy caras“, dijo.

El estudio busca disminuir el riesgo de la carga global de enfermedades derivadas de la ingesta de productos con poco valor nutricional debido a que es un factor  para cualquier parte del mundo, aunque esto exija también acciones para mejorar el acceso y disponibilidad de alimentos que contribuyen a una dieta saludable.