Saltar al contenido
Compartimos Cosas Buenas – seresponsable.com

¿Qué es la neumonía atípica? dif síntomas COVID19

Neumonía pulmonar

SARS, una neumonía atípica de etiología desconocida. Los fumadores son quienes más sufren. La neumonía es la infección del parénquima pulmonar, tiene alta morbilidad y mortalidad,primordialmente se distingue por manifestaciones respiratorias, fiebre y hallazgos radiológicos. Ante el COVID y sus primeros registros se contagios nos preguntamos Qué es la neumonía atípica, ya que muchos pacientes así eran capturados.

Su origen más frecuente son bacterias y virus, ambos difíciles de diferenciar clínicamente, el comportamiento clínico y causal varía según el grupo de edad y el sitio probable donde se adquirió la infección (neumonía adquirida en la comunidad o en el hospital). Qué es la neumonía atípica? El término neumonía atípica describe la manifestación inusual de las neumonías. El término ha evolucionado para ser mucho más amplio en su significado, se describe como la neumonía causada por un grupo de agentes patógenos relativamente comunes (Mycoplasma pneumoniae, Chlamydophila pneumoniae, Legionella spp y algunos virus).

Qué es la neumonía atípica y su relación con e COVID19

En 2011 la Secretaría de Salud (SSA) de México reportó 143,632 casos de neumonía, con incidencia de 131.51 por cada 100,000 habitantes. Ocupa la décima causa de enfermedades trasmisibles. En el grupo de edad de 10 a 14 años se reportaron 4,097 casos y en el grupo de edad de 15 a 19 años, 2,575 casos. En lo que se refiere a mortalidad, se reportaron 15,620 casos en el año 2010, con tasa de 14.4 por cada 100,000 habitantes en el grupo de 5 a 14 años, ocupando el octavo lugar, con 170 casos reportados

La neumonía adquirida en la comunidad es la infección aguda del parénquima pulmonar que afecta a los pacientes no hospitalizados y que se distingue por la aparición de fiebre, síntomas respiratorios o ambos, junto con infiltrados pulmonares en la radiografía de tórax.

Neumonía atípica es el término originalmente utilizado para describir la manifestación inusual de la neumonía. El término ha evolucionado para ser mucho más amplio en su significado, se describe como la neumonía causada por un grupo de agentes patógenos relativamente comunes (Mycoplasma pneumoniae, Chlamydophila pneumoniae, Legionella spp y algunos virus).

Neumonía atípica es una complicación peligrosa del coronavirus

Para aquellos que contraen COVID-19, desarrollar neumonía es una complicación común. La neumonía es esencialmente una infección de los pulmones

La neumonía a veces es más leve, lo que significa que aún puede realizar al menos algunas de sus actividades diarias, aunque pueda sentirse bastante enfermo. Esto a veces se llama neumonía ambulante, porque puedes caminar.

Sin embargo, en muchos casos, la neumonía es grave y envía personas al hospital, requiere el uso de un ventilador o incluso la muerte. Aparte de COVID-19, la neumonía generalmente envía a más de 250,000 personas al hospital y mata a unas 50,000 cada año, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. 

Todavía no sabemos qué porcentaje de personas con COVID-19 desarrollarán neumonía, pero sabemos que algunas han muerto como resultado

¿Qué causa la neumonía?

Las bacterias, las infecciones por hongos y los virus, como el coronavirus, pueden provocar neumonía, aunque la forma en que se desarrolla puede variar. Por ejemplo, los virus pueden causar neumonía directamente. 

Pero en algunos casos, si una infección respiratoria viral es lo suficientemente grave, puede dañar los pulmones y dejarlos vulnerables a una infección secundaria: la neumonía bacteriana. Esto es común con la gripe , aunque los científicos no están exactamente seguros de con qué frecuencia ocurre.

¿Cómo podría saber si tengo neumonía?

Los médicos generalmente diagnostican la neumonía evaluando sus síntomas y tomando una radiografía de tórax. Una radiografía es crítica en el diagnóstico de neumonía.

En caso de positivo menudo se ven a lo que se le llaman infiltrados, algo así como sombras anormales que indican la presencia de una neumonía. Un médico también puede escuchar su respiración para detectar el crujido de los fluidos en los pulmones, lo que puede ocurrir debido a la inflamación de una infección.

Video en 3D muestra cómo el coronavirus afecta a los pulmones

Un médico del Hospital Universitario George Washington en Estados Unidos muestra cómo el virus ataca a los pulmones de una persona contagiada. Su objetivo es que la gente pueda entender “por qué es tan serio y cómo este virus no discrimina”

Cómo SARS-CoV-2 afecta al cuerpo humano, además de los pulmones otros órganos se ven afectados.

Neumonía atípica en niños

Durante el año escolar, parece que los niños se agarran un virus detrás del otro. Una semana les gotea la nariz, la siguiente les duele la garganta o ambas.

La mayoría de las veces, estos virus sólo duran una semana aproximadamente. Pero aquellos que permanecen más tiempo, a veces, pueden convertirse en neumonía atípica.

La neumonía atípica es una forma menos grave de neumonía. Es causada por micoplasma, las cuales producen síntomas parecidos al resfriado además de febrícula y tos seca.

La mayoría de los niños con esta forma de neumonía no se siente lo suficientemente enfermos como para quedarse en casa y generalmente se siente lo suficientemente bien como para asistir a la escuela. Pero incluso un niño que se siente bien debe quedarse en casa durante unos días hasta que el tratamiento antibiótico surta efecto y los síntomas se mejoren.

Signos y síntomas neumonía atípica

Los refriados que se prolongan por más de 7 a 10 días o las enfermedades respiratorias, como el virus respiratorio sincitial (VRS), pueden evolucionar en neumonía atípica. Los síntomas pueden aparecer de repente o demorar más tiempo. Aquellos con una aparición retrasada tienden a ser más graves.

Esto es lo que se debe buscar:

  • fiebre de 101° F (38.5° C) o inferior
  • dolor de cabeza, escalofríos, dolor de garganta y otros síntomas del resfriado o parecidos al resfriado
  • respiración rápida o respiración con resoplidos o sibilancia
  • respiración trabajosa que provoca que los músculos de las costillas se retraigan (cuando los músculos debajo de la caja torácica o entre las costillas se atraen con cada respiración)
  • tos seca
  • dolor de pecho o dolor de estómago
  • malestar general
  • vómitos
  • falta de apetito (en niños mayores) o alimentación deficiente (en lactantes)

Los síntomas generalmente dependen de la parte del cuerpo en la cual se concentra la infección. Un niño cuya infección se ubica en la parte superior o intermedia de los pulmones probablemente tenga una respiración trabajosa. Otro cuya infección se concentra en la parte inferior de los pulmones (cerca del abdomen) posiblemente no tenga ningún problema de respiración, pero puede tener un malestar estomacal, náuseas o vómitos.

Diagnóstico neumonía atípica

La neumonía atípica generalmente se diagnostica a través de un examen físico. El médico examinará la respiración de su hijo y estará atento a escuchar el crujido distintivo que con frecuencia indica la neumonía atípica.

Si se sospecha neumonía, también se podrá realizar una radiografía de tórax, o un cultivo bacteriano de mucosidad de la garganta o la nariz para confirmar el diagnóstico.

Tratamiento neumonía atípica

Los antibióticos constituyen un tratamiento eficaz para la neumonía atípica. En general, se recomienda un tratamiento de 7 a 10 días de antibióticos orales. Si su médico le receta antibióticos, asegúrese de que su hijo los tome a horario durante el período indicado para recuperarse más rápido.

Mientras tome los antibióticos, su hijo tendrá un riesgo mínimo de contagiar la enfermedad a los demás familiares, pero aliente a todos en su hogar a lavarse las manos con frecuencia y correctamente (durante al menos 20 segundos, frotándose las manos con jabón y agua tibia).

No permita que su hijo comparta vasos, cubiertos, toallas o cepillos de dientes, y recuérdele a él/ella (y a todos los demás) que debe lavarse las manos luego de tocar cualquier pañuelo usado. Además asegúrese de que las inmunizaciones de sus hijos se encuentren actualizadas para ayudar a protegerlos de futuras infecciones.

Cuidados médicos en el hogar por neumonía atípica

Mientras se recupera de la neumonía atípica, su hijo debe beber líquidos durante todo el día para limpiar el cuerpo de toxinas (especialmente si tiene fiebre). Pregunte al médico antes de utilizar un medicamento para tratar la tos, ya que los supresores de la tos hacen que los pulmones dejen de eliminar la mucosidad, lo cual no siempre puede ser eficaz en las infecciones de pulmón como la neumonía atípica.

Si su hijo tiene dolor de pecho, pruebe colocar una almohadilla térmica o compresa caliente en el área del pecho. Tome la temperatura de su hijo al menos una vez a la mañana y a la noche, y llame al médico si supera los 102° F (38.9° C) en un lactante o niño mayor, o si supera los 100.4° F (38° C) en un lactante menor de 6 meses.

Con el tratamiento, la mayoría de los tipos de neumonía bacteriana desaparecen dentro de 1 a 2 semanas. Sin embargo, la neumonía atípica puede demorar entre 4 y 6 semanas en desaparecer por completo.

@SeResponsable – Blog de noticias hoy. Trending México.