Saltar al contenido

¿Qué son los certificados LEED y BREEAM? , eficiencia energética

Los certificados LEED y BREEAM®, son dos sistemas ideados para verificar los aspectos de sostenibilidad y eficiencia energética en edificaciones, y aunque tienen muchos puntos en común, difieren en algunas cuestiones.

En primer lugar, el certificado LEED® (sigla que en español significa Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental) basa su evaluación en el análisis de seis áreas de impacto medioambiental: Un emplazamiento sostenible Eficiencia y reducción en el consumo de agua Eficiencia y reducción de consumo energético Materiales reciclados y recursos naturales Calidad del ambiente interior Innovación en el diseño El certificado LEED, ideado en Estados Unidos, es además lo suficientemente flexible como para poder aplicarse a cualquier tipo de construcción, tanto residencial como empresarial.

Por su parte, el certificado BREEAM® (sigla que en español significan Método de Investigación y Evaluación Ambiental de las Construcciones) tiene su origen en Reino Unido y evalúa los edificios de acuerdo a diez indicadores: Gestión Salud y bienestar Energía Transporte Materiales Residuos Agua Uso ecológico del suelo Contaminación Innovación Ambos métodos sirven para identificar construcciones sostenibles que después de ser sometidas a examen reciben una puntuación: Certificado, Plata, Oro y Platino en el caso de LEED y Aprobado, Bien, Muy Bien, Excelente y Destacado cuando se trata de BREEAM.

VERDE y WELL

VERDE® es una metodología para la evaluación y certificación ambiental de edificios desarrollada por la Asociación GBC España. Siendo conscientes de que no es suficiente introducir un solo elemento de mejora para poder afirmar que un edificio sea sostenible, el Comité Técnico de GBCEspaña ha formulado una serie de criterios y de reglas aceptadas para definir los límites y requisitos necesarios para que un edificio pueda obtener la Certificación GBCEspaña –VERDE®.

El sistema de evaluación se basa en un método prestacional de acuerdo con la filosofía del Código Técnico de la Edificación y las Directivas Europeas. En la base están los principios de la bio-arquitectura y la construcción del edificio respetando el medio ambiente, compatible con el entorno y con altos niveles de confort y de calidad de vida para los usuarios.

Los criterios de evaluación están agrupados en diferentes áreas temáticas: selección del sitio, proyecto de emplazamiento y planificación, calidad del espacio interior, energía y atmósfera, calidad del servicio, recursos naturales e impacto socio económico.

El WELL Building Standard (Estándar de Construcción WELL o WELL) es un estándar que se basa en el desempeño y conjuga las mejores prácticas en diseño y construcción con intervenciones en materia de salud y bienestar basadas en pruebas concretas. Es decir, busca en el ambiente construido un vehículo para apoyar la salud, el bienestar y el confort humanos.

La certificación WELL es certificada por el International Well Building Institut. Mientras que las certificaciones LEED, BREEAM y VERDE se centran en el cumplimiento de unos estándares de sostenibilidad y eficiencia energética, el WELL Building Standard garantiza que el espacio certificado trabaja por la salud y bienestar de los ocupantes. Todas las certificaciones son perfectamente complementarias y aplicables tanto a edificios enteros como a espacios empresariales dentro de los mismos. Cuando WELL y LEED, BREEAM y/o VERDE se implementan en el mismo proyecto el rendimiento del edificio es optimizado en beneficio del medio ambiente y de la salud de los ocupantes.

El Estándar de Construcción WELL está organizado en 7 categorías de bienestar denominadas “conceptos”: aire, agua, nutrición, luz, ejercicio, confort y mente. Cada concepto se compone de múltiples características, destinadas a abordar aspectos específicos de la salud, el confort y los conocimientos de los ocupantes. Cada característica se divide en partes, que a menudo se ajustan a un tipo específico de edificio y, cada parte tiene uno o más requisitos que determinan los parámetros o las métricas específicas que se deben cumplir. Para que un proyecto reciba puntos por una característica en particular, debe cumplir todas las partes aplicables a esa característica.