Cómo podemos reducir la huella hídrica a través de hábitos

Ahorro y cuidado del agua en todas las áreas. El principal reto para disminuir la huella hídrica es cambiar hábitos de consumo tanto de agua como de bienes y productos en general, así como establecer mejores prácticas y tecnologías que permitan un uso más eficiente del agua. Algunos consejos: Consume carne con menos frecuencia, en especial carne roja.

La huella hídrica es el consumo del volumen total de agua dulce por parte de una persona tanto para beber como la necesaria para producir las cosas que requiere y los servicios que solicita. Ésta puede manifestarse como contaminación del líquido; por ejemplo, al usar detergentes como después de lavar los trastes. Pero no nada más a nivel privado, la industria, la producción de bienes y muchos servicios demandan grandes recursos acuáticos. Según cifras de Conagua se necesitan:

  • 140 litros de agua para producir 1 taza de café.
  • 1000 litros de agua para producir 1 litro de leche.
  • 3000 litros de agua para producir 1 kilo arroz
  • 900 litros de agua para producir 1 kilo maíz
  • 350 litros de agua para producir 1 kilo trigo
  • 16,000 litros de agua para producir 1 kilo carne de vaca

Pero no todo lo que compramos y comemos se produce en nuestra localidad, muchos de éstos vienen de otro estado o país, así que la huella hídrica contiene una porción interna, es decir local, y otra externa, del agua utilizada en mi beneficio en otro lugar. Además debemos considerar “el agua virtual” que consumimos, ésta es la que contienen los productos ya sea físicamente como en un jitomate pero también que fue usada para obtener materias primas o en su manufactura, como en un juguete…

¿Tienes curiosidad?, pues calcula tu huella hídrica. En pleno siglo XXI, no es novedad para nadie que vivimos una crisis de disponibilidad de agua potable en el planeta y la situación empeorará dramáticamente si no hacemos algo al respecto. Al final te comparto un video en donde se explica de otro modo la relevancia de hacer conciencia en la huella hídrica.

10 acciones personales para reducir la huella hídrica

  1. Si encuentras una fuga en alguna llave o tubería repárala de inmediato.
  2. Instala inodoros y duchas ahorradoras de agua.
  3. Cierre la llave mientras te enjabonas, cepillas tus dientes o te afeitas.
  4. No tires al drenaje productos contaminantes como medicamentos, pinturas y aceite.
  5. Consume menos carne y más vegetales y frutas.
  6. Cuando salgas de la casa u oficina apaga las luces y el aire acondicionado.
  7. Elige productos que tengan una huella hídrica pequeña.
  8. Sólo imprime lo estrictamente necesario.
  9. Consume productos reciclados, muchos requieren menos agua para su producción.
  10. Lleva tu contaminación de agua a cero.

Propuestas para reducir la huella hidrica

La huella ecológica es un indicador del impacto ambiental generado por la demanda humana que se hace de los recursos existentes en los ecosistemas del planeta relacionándola con la capacidad ecológica de la Tierra de regenerar sus recursos. … Por lo tanto, la huella subestima el Impacto del hombre sobre el entorno.

La huella hídrica establece una relación directa entre los sistemas hídricos y el consumo humano. Esta vinculación puede determinar factores como la escasez o contaminación del agua, pero también puede permitir la mejora de la gestión de la producción de agua

Acciones personales para reducir la huella hídrica: Instala inodoros y duchas ahorradoras de agua. Cierre la llave mientras te enjabonas, cepillas tus dientes o te afeitas. No tires al drenaje productos contaminantes como medicamentos, pinturas y aceite. Consume menos carne y más vegetales y frutas.