Skip to content

Conoce si tu reputación digital es positiva o negativa.

noticias hoy ultimo momento

La reputación digital, es la percepción que tiene el público en Internet, se determina a partir de la medición y evaluación de las conversaciones y publicaciones en medios online.

¿Cómo conocer el índice de tu reputación digital? Ya sea que seas una empresa, una organización, un líder social o un candidato para la próxima gobernatura, alcaldia o presidencia … Tu reputación digital puede ayudarte o enterrarte!

¿Sabes lo que se dice de ti o de tu empresa en las redes?

Con la llegada de las nuevas tecnologías, cada vez es más importante para las empresas y para muchos profesionales tener una buena reputación digital.

La honestidad es uno de los factores que más influye en la imagen o concepto que se tenga de la marca o persona en el internet. No puedes inventar características de las marcas pues al final solo se engañará a los usuarios y en vez de ganar, se perderá más de un cliente potencial.

Estar en constante investigación: navega en el internet para conocer qué se dice de ti o de la marca que representas, así podrás saber cómo abordar a las personas, conocer sus necesidades y conceptos. Es necesario que construyas un puente de diálogo con tus grupos de interés. No sólo des tu punto de vista personal, comparte tu interés por sumar, cambiar y mejorar en pro de la comunidad a la que perteneces.

Trata de estar en contacto con tus usuarios, pídeles su retroalimentación y así poder anticiparse a cumplir con lo que esperan a corto, mediano y largo plazo.

Los expertos destacan que cuando más positiva y cercana es la relación, también serán más comprensibles con los errores. 🙂 A fin de cuentas, todos somos humanos. PERO en las redes sociales, debes humanizarte!

La reputación digital no es algo que nace de la noche a la mañana, lleva un proceso largo y de mucho esfuerzo, pero si puede destruirte con rapidez sino se actúa a tiempo.

La comunicación a través de medios digitales se ha convertido en una constante, no solo entre las personas, sino también en gobiernos y empresas privadas. Hoy, cualquier persona puede publicar contenido, sin necesidad de pasar por una mesa de redacción que verifique o analice la veracidad de la información.

Esta libertad presenta varios retos para las instituciones públicas y privadas, ya que se encuentran expuestas al escrutinio de la sociedad.

Y es justamente esta libre exposición la que va generando un criterio y/o reputación (percepción que tiene el público sobre alguien o algo llámense marcas, empresas o gobierno) entre los internautas.