Saltar al contenido
Compartimos Cosas Buenas – seresponsable.com

12 tipos de sargazo y cómo reciclar el sargazo que llega cada año

Sargazo en el caribe

Se puede reciclar el sargazo? El sargazo es un problema ambiental, es una macroalga que permanece toda su vida en el agua.  El sargazo circula constantemente entre el Mar de los Sargazos (en el océano Atlántico), el Caribe, el de México y la corriente del Golfo.

El sargazo es una alga marina parda, de olor fuerte y desagradable; aparece cada uno o dos años en las playas y existen 12 tipos. Esta macroalga sirve como hábitat importante para muchas especies marinas, pues proporciona alimento, da sombra y refugio a peces, camarones, cangrejos y tortugas.

Se puede reciclar el sargazo, grandes oportunidades

A la fecha, no existe una industria que necesite grandes cantidades de sargazo, lo que generaría que el sector privado ponga en la mira la explotación de este recurso natural y se logre controlar su arribo a la costa.  

Existen pequeñas empresas lideradas por emprendedores que, ante el fenómeno, vieron la oportunidad de desarrollar proyectos sostenibles que ayuden a limpiar las playas y recoger el sargazo, sanando todos los problemas ecológicos que conlleva el fenómeno natural. Sin embargo, el trabajo de todas ellas en conjunto no es suficiente para combatir el problema.  

Aún falta mucho por hacer, pero lo importante es que se están buscando maneras de sanar una crisis generando oportunidades de empleo y una materia prima para desarrollar industria que aún necesita mucha investigación para comprobar su viabilidad. Aquí contaré un poco más de lo que se está haciendo en México.  

De un problema, pueden surgir grandes oportunidades. En este caso, se trata de hacer del sargazo una oportunidad. Esta macroalga comenzó a llamar la atención del mundo el pasado 2018, pero en 2019 la situación se agravó, pues se sigue multiplicando y arriba en mayor volumen a las playas de Quintana Roo. El fenómeno natural llevó a que hoteleros, así como al sector público y privado, a dedicar tiempo y dinero a mantener las playas limpias y así evitar que el turismo cayera en el destino.  

Combustibles, fertilizantes, materiales de construcción y hasta compuestos para hacer papel o zapatos son algunos de los usos conocidos y por conocer del sargazo que emprendedores mexicanos empiezan a desarrollar.

Ejemplos de cómo reciclar el sargazo. Productos hechos de este material

Muchas cosas de pueden fabricar a través de la práctica de reciclar el sargazo: desde calzados, libretas y hasta combustible son algunos de los productos que se han producido para aprovechar la llegada masiva de sargazo a costas de Cancún en México

La exposición frecuente al sargazo en descomposición -que genera ácido sulfídrico- tiene severos efectos en la salud e incluso puede provocar la muerte, además de que produce algunos ácidos lixiviados, compuestos de carácter ácido, que conllevan daños en la laguna arrecifal. Por esto, es importante impulsar proyectos que se dediquen a reciclar el sargazo

Cómo aprovechar el sargazo

Construcción de viviendas

Ante la creciente llegada del sargazo, el mexicano Omar Velázquez Sánchez aprovechó este recurso natural para construir viviendas económicas. Algunos de los beneficios que encontró en la realización de bloques de sargazo son su bajo costo, aproximadamente 30% menos que un bloque de concreto.   Ok reciclar el sargazo

Otros beneficios que podemos encontrar en estos bloques son su alta resistencia, su capacidad térmica (mantiene fresco el interior) y que es 100% orgánico, lo que lo convierte en un material responsable con el medio ambiente y una práctica sostenible.  

Omar ha construido dos casas completamente con bloques de sargazo y asegura que hoteles de la Riviera Maya, así como un desarrollo inmobiliario en Tulum, ya han comprado sus bloques que son realizados a mano, desde la recolección del sargazo y el proceso de creación del bloque.  

Elaboración de libretas

Victoria es originaria de Cozumel y en el problema del sargazo vio una gran oportunidad de ayudar a limpiar las playas del destino y crear un negocio. Sargánico nació de la necesidad de encontrar un recurso natural reciclable que encontró en el alga y una mezcla 100% orgánica de sales y esencias que ayudan a eliminar los olores propios del sargazo.  

La pequeña empresa de Victoria comenzó en mercados de artesanías y hoy en día firmó con Grupo Regio, una imprenta trasnacional con 20 años de experiencia en el sector.  

Así es como una joven de 17 años convirtió el reciclar el sargazo en una oportunidad para generar ingresos, ayudarse a pagar sus estudios y aportar en su hogar.