Alerta sanitaria y ambiental en Nuevo León: El Río La Silla muere…

Pasa la nota:

Desde hace 40 años el río La Silla en el Parque La Pastora era un punto de reunión para familias y amigos, un lugar al que la gente iba a convivir con la naturaleza, a refrescarse del calor o a pescar algún langostino, tilapia o sardina.

Ahora, es uno de los pocos ríos vivos que quedan en Nuevo León –aunque a decir de los vecinos es más bien un río que sobrevive– y ya no queda rastro de lo que alguna vez fue.

En un recorrido por la zona, los vecinos recuerdan con nostalgia, ahora lo único que se alcanza a ver en el paraje son bancos de peces muertos y agua turbia.

Isabel Olvera, residente del sector, observaba la escena desde lejos sin permitir que sus dos pequeños introduzcan sus maños al río y agregando que “el agua nunca está así turbia, siempre está transparente”.

Otro de los vecinos, Luis Armando Torres, también integrante de la Asamblea Socio Ambiental, reconoció que con el paso de los años el crecimiento de la huella demográfica y el impacto de las actividades humanas han influido en la degradación del río.

Sin embargo, consideró que la construcción del Estadio BBVA Bancomer, las descargas ilegales de industrias a los ríos o la reciente fuga de aguas residuales de Agua y Drenaje de Monterrey son las principales causas de los daños.

Esta imagen se replica en todos los ríos de Nuevo León: quienes habitan cerca del río Pesquería denuncian enfermedades respiratorias, de la piel e incluso malformaciones genéticas; en el Arroyo Seco, en Monterrey, también se encontraron en días pasados bancos de peces muertos, al igual que en Montemorelos en el río Canoas.

Ciudadanos interpondrán denuncia ante PGR

Al considerar que Agua y Drenaje de Monterrey incurrió en delitos federales por la fuga de aguas residuales de sus colectores al río La Silla, la Asamblea Socio Ambiental acudirá a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia en punto de las 17:00 para interponer una denuncia.

Luis Armando Torres, promotor ambiental e integrante del colectivo, exigió abrir una carpeta de investigación en el caso argumentando que la descarga fue producto de la negligencia de las autoridades, ya que sobre el cauce pasa un tubo de drenaje que no cumple con las normas ambientales.</p><p>“Por eso vamos a la PGR a denunciar a la negligencia y la falta de cumplimiento de esos acuerdos federales que hay en el país que en el río La Silla no se están cumpliendo. Al final de cuentas lo que se exige es que se finque responsabilidades contra ellos pero el objetivo mayor es que el río sea saneado, que se aplique un protocolo de limpieza, de desinsectación, de regeneración, porque ahí hay peligro de muchas más cosas.

“Tenemos pruebas que hoy mismo vamos a presentar en la denuncia y también testigos porque ellos solamente hicieron un recorrido así muy somero y la Profepa habló de 80 a 100 peces (muertos) creemos que no han hecho nada (para limpiar el cauce)”, dijo.

Lo anterior luego de que Profepa asegurara vía comunicado que “Agua y Drenaje de Monterrey realiza ya los trabajos para reparar el colector y evitar que la situación continúe”.

Ciudadanos y asociaciones civiles interpusieron una denuncia ante la Profepa el pasado 3 de junio, sin embargo, escalaron la queja hacia la PGR al argumentar que las autoridades en materia ambiental hacen caso omiso.

“Los ciudadanos estamos muy interesados en que se cuiden los espacios naturales de Nuevo León, el río es uno de los pocos lugares que quedan entonces a Profepa le pedimos que reaccione o sea no puede solamente estar contemplando las denuncias.

“El asunto de los ríos no es de Monterrey ni de Nuevo León es de todo el mundo y hay un descuido tremendo por esto hoy es el Día Mundial del Medio Ambiente y mira lo que estamos hablando. Yo quisiera que todos los que escuchan o leen si tuviéramos una pisquita de preocupación o de amor a nuestros lugares, ríos o montañas el día de hoy nos solidarizáramos con este acto”, dijo.