Saltar al contenido

Rìo+C40 Alcaldes en acción contra el cambio climático

Los alcaldes de las principales ciudades del mundo prometieron  en Rio+20 reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en 1.300 millones de toneladas antes del 2030, más de lo que emiten juntos México y Canadá.

“Los alcaldes han hecho grandes progresos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que ayuda a enfrentar el cambio climático y a mejorar la calidad de vida en nuestras ciudades”, declaró el alcalde de NY Michael Bloomberg.

El alcalde, presidente del C40, realizó estas declaraciones al margen de la conferencia de la ONU sobre desarrollo sostenible Rio+20.

El C40 es una red de 59 ciudades como Nueva York, Pekín, Moscú, Seúl o Sao Paulo, que representan 20% del PIB mundial y 8% de la población del globo. Estas ciudades producen aproximadamente 14% de las emisiones mundial de gas de efecto invernadero.

Según el C40, sin estas medidas las ciudades emitirán 2.300 millones de toneladas de gas de aquí a 2020 y llegarán a 2.900 millones en 2030.

El C40 afirma que las estrategias individuales adoptadas por las ciudades pueden reducir la emisión de gases contaminantes en 1.300 millones de toneladas de aquí a 2030, con el fin de sólo emitir ese año 1.600 millones de toneladas.

El compromiso de los alcaldes es que el resultado sea mejor que el conseguido en 2010, cuando las 59 ciudades emitieron 1.700 millones de toneladas de gas de efecto invernadero.

“Mi ciudad ha disminuido sus emisiones en un 13% durante los últimos cinco años. Y nosotros, junto con las otras ciudades integrantes del C40, contamos con políticas, programas y proyectos para reducir los gases de efecto invernadero en 250 millones de toneladas para el final de esta década”, declaró Bloomberg, alcalde de Nueva York.  “Son 250 millones de toneladas que las ciudades ya están trabajando para reducir. Qué diferencia con el proceso internacional, en el que los países ni siquiera logran ponerse de acuerdo en objetivos de reducción de gases, mucho menos empezar a hacer algo al respecto”.

“Lo que debemos hacer en Río es utilizar el progreso de las ciudades para seguir demostrándole al mundo que la energía limpia y el aprovechamiento energético son favorables para la economía”, agregó el ex presidente Bill Clinton, presente en la reunión mediante una teleconferencia desde Nueva York. Más tarde, en otra charla, Paes excusó al proceso argumentando que no debe resultar fácil que 200 personas se pongan de acuerdo en todos los puntos y comas de un acuerdo, aunque terminó diciendo: “Como alcalde, no querría formar parte de un proceso como ese. Nos llevaría demasiado tiempo tomar decisiones”.

El punto quedó claro, y es un punto con el cual estoy de acuerdo. Pero lo más interesante de la iniciativa del C40 (una coalición fundada en 2005 por 20 grandes ciudades que ha crecido hasta contar actualmente con 59 integrantes) no es sólo las acciones que llevan a cabo y a las opiniones que enuncian, sino la dinámica con la que trabajan.