Samsung lleva internet verde a los niños en África rural

Pasa la nota:

Samsung creó una revolucionaria sala de clases móvil. El proyecto consiste en escuelas de internet alimentadas a través de energía solar. Los niños están emocionadísimos. Samsung lo describe como “un aula alimentada exclusivamente con energía solar, móvil y completamente independiente, que se orienta hacia el aumento del acceso a la educación y la conectividad a lo largo de África”.

La sala de clases no tiene nada de tradicional. Es un container de 12 metros de largo, capaz de albergar a 21 niños y un profesor. Está equipado con laptops, cámaras web y un e-board (en vez del típico pizzarón).

En las áreas rurales de África uno de los desafíos económicos más importantes es el nivel de penetración de la electricidad, que tiene un nivel de penetración menor al 25%.

Samsung tuvo que asegurar que el contenedor podría ser utilizado incluso cuando las cosas ocurren imprevistos. Los paneles solares en el techo y laterales están hechos de un material similar al caucho, en lugar de los paneles convencionales, por lo que se puede transportar sin romperlas. Además, la tecnología inusual también haría más fácil hacer un seguimiento de los paneles en caso de que estos llegaran a ser robados. Las baterías dentro de la unidad se han modificado para que utilice un gel de plomo-ácido en lugar de ácido y agua por separado, así que no hay riesgo de fuga durante el transporte.

La seguridad también era uno de los puntos más importantes. La presencia de un contenedor repleto de tecnología con acceso a energía en medio de una zona rural no iba a pasar desapercibido. Esto formó parte de las consideraciones de sostenibilidad. Todas las fuentes de alimentación están cerradas con llave en la parte inferior de la unidad, así que no hay tentación de conectar cosas como televisores y calentadores. Si un oportunista intentara conectar un dispositivo que no está en la red, el sistema envía una señal a quien está supervisando la unidad, avisando que hay una descarga de energía inusual.

El contenedor tiene cuatro pulgadas aislamiento y ventiladores de extracción para mantenerlo más fresco, considerando que en su interior habrían 21 niños. Además, los paneles solares probablemente actuarían un poco como sombrillas para ayudar a mantenerlo fresco también.

El presidente y jefe ejecutivo de Samsung Electronics África, KK Park, dijo: “Nos hemos propuesto una meta ambiciosa en África: impactar positivamente 5 millones de vidas al año 2015″.

Sin lugar a dudas, una maravillosa iniciatia verde para proveer a los niños en África con una nueva oportunidad de aprendizaje.

Fuente: Treehugger.com y The Guardian

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *