Colocan barrera contra sargazo en Cancún, Quintana Roo

Pasa la nota:

Científicos mexicanos colocaron barreras contra el sargazo en Cancún, Quintana Roo, considerada la primera defensa para evitar que el alga llegue a la playa.

Se trata de barreras utilizadas en derrames de hidrocarburos y modificadas por especialistas mexicanos para la contención de algas, cuyo objetivo es enviar el sargazo de vuelta al mar.

Poder redireccionar y disponerlo en aguas abiertas, aguas profundas para que con la ayuda del viento y de las corrientes marinas haga su proceso natural de descomposición y continúe en el mar”, dijo Edgar Rivera, coordinador del equipo científico de ‘Goimar’.

Buzos especialistas en medio ambiente taladraron el fondo marino para anclar la primera barrera de 200 metros, instalada en Punta Nizuc en Cancún, a 300 metros de la playa.

Se instalarán 800 metros de barrera en cinco días hasta llegar a 8.3 kilómetros, la distancia que hay de Punta Nizuc a Punta Cancún, en la zona hotelera.

Y 19 kilómetros más de barreras se instalarán este año en Playa del Carmen, Tulum y Puerto Morelos.

Al final se va dejando una sola barrera que permita la contención y a partir de ahí su remoción, eso nos permitirá mantener las playas limpias. Una vez que se contiene en altamar o antes de que llegue a la playa tiene más tiempo de vida el sargazo y eso evita que se pudra”, enfatizó Alfredo Arellano, secretario de Ecología y Medio Ambiente de Quintana Roo.

El viento es lo que arranca parte del sargazo que está viajando y es el que lo recala hacia la costa, lo que llega es un porcentaje bajo de todo lo que está flotando en el mar”, detalló Alejandro Bravo, oceanólogo del grupo de investigación “Goimar”.

La parte visible de la barrera es de 25 centímetros, debajo hay una extensión de 65 centímetros que atrapa el alga, no dañan la fauna ni la barrera de coral del Caribe, la segunda más importante del mundo luego de la de Australia.

La barrera tiene un flote que es especial para que el sargazo no brinque hacía otra área y por la parte inferior tenemos una malla que no es agresiva al medio ambiente, ni contra sus especies”, señaló Gustavo González, encargado de la instalación de barreras “Goimar”:

Así se ve desde el aire la contención de sargazo con estas barreras que estarán marcadas en los mapas de navegación para evitar accidentes.

Científicos mexicanos han determinado que la mejor forma para instalar estas barreras anti sargazo, es paralelas a la costa y con ello, se evita que llegue está alga hacia a la playa.

Se han retirado 135 mil toneladas de las costas de Quintana Roo en tres meses y miles más continúan en las playas de Quintana Roo.

Puerto Morelos luce un mar color ocre, mientras que Tulum muestra toda su línea de costa invadida por sargazo.

Expertos integran comité científico de la UNAM para combatir sargazo

Se definieron tres subcomités científicos para atender, en el corto, mediano y largo plazos, el fenómeno natural que afecta a los países del Atlántico poniente, desde Brasil hasta Estados Unidos.

Un primer esfuerzo se centrará en fortalecer los mecanismos de recolección del sargazo, tanto a nivel de playa como en el mar. Para ello se analizará la propuesta de Luis Álvarez de Icaza Longoria, director del Instituto de Ingeniería, respecto a la carbonización de biomasa a través del proceso llamado pirólisis hidrotermal.

También analizarán la efectividad de los sistemas de barreras que ya se instalan a lo largo de tres millas náuticas en playas de Quintana Roo, para contener y retirar el sargazo de forma sustentable.

Elva Escobar Briones, directora del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología, comprometió la colaboración de su equipo en la medición de dióxido de carbono (CO2), para descartar afectaciones a la salud de la población.

Gustavo Adolfo Olaiz Fernández, coordinador del Centro de Investigación en Políticas, Población y Salud, de la Facultad de Medicina, adelantó que no existen evidencias de daños a la salud humana por la presencia de sargazo.

Un segundo subcomité científico de la UNAM preparará en el mediano plazo un sistema de monitoreo y alertamiento temprano de arribos de esta alga, mediante tecnología satelital del Instituto de Geografía. Con esto se generarían datos acumulados de dónde está y hacia dónde va la macroalga, así como información sistematizada de corrientes, vientos y otros factores meteorológicos.

Con el apoyo de la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación de la máxima casa de estudios se podría predecir el tiempo y la cantidad de sargazo que llegaría al país.

Un tercer subcomité estudiará las oportunidades a mediano y largo plazos para el uso y aprovechamiento del alga, con el objetivo de darle un valor agregado a nivel industrial.

Los investigadores afirmaron que existen opciones como generación de biocombustible y fabricación de productos alimenticios, farmacéuticos y cosméticos. Los institutos de Biotecnología y las facultades de Química y Medicina participarán en este esfuerzo.

En un comunicado, la UNAM informó la integración de los grupos de trabajo se realizó en las instalaciones de la Coordinación de la Investigación Científica, a la que asistió el titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Rafael Pacchiano Alamán, quien agradeció la respuesta inmediata de la comunidad universitaria.

La reunión fue presidida por William Lee Alardín, coordinador de la Investigación Científica de la UNAM, y asistieron Alejandro del Mazo Maza, comisionado nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp); María Amparo Martínez Arroyo, directora general del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), quien coordinará los trabajos del comité científico; y Luis de Potestad Clemens, subsecretario de Planeación y Desarrollo Turístico de Quintana Roo.