Saltar al contenido

Se extiende protocolo de Kioto hasta 2020

Tras una serie de negociaciones, se llegó a un acuerdo al término de conferencia de ONU sobre cambio climático.

Los delegados de casi 200 países acordaron en la COP18 extender el plan de la ONU para combatir el calentamiento global hasta 2020.

La extensión del Protocolo de Kioto lo mantiene como el único plan jurídicamente vinculante para combatir el calentamiento global, a pesar de que cubre a naciones desarrolladas cuya proporción de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero es inferior al 15%.

El pacto creado en 1997, del cual se retiraron Canadá, Japón, Nueva Zelanda y Rusia, tiene como objetivo controlar la emisión de gases de efecto  invernadero que causan el calentamiento planetario y expiraba este año.

Los negociadores reunidos en Qatar pasaron la noche afinando los detalles de un pacto que permitirá al pacto de Kioto vivir antes de que sean posibles más concesiones mutuas.

Estados Unidos nunca se ha adherido al pacto, en parte porque tampoco incluye a China ni a otras naciones en desarrollo y rápido crecimiento.

México: A Favor

Durante las negociaciones de alto nivel de la COP 18, que finalizan hoy en Doha (Qatar), Francisco Barnés Regueiro, Director General del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), indicó que el gobierno mexicano adoptó la enmienda que materialice el segundo periodo de compromiso bajo el Protocolo de Kioto, ya que esto dará certidumbre a las acciones de mitigación de los siguientes años.

Por su parte, Juan José Guerra Abud, secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales apuntó que el Gobierno Federal no impondrá un freno al crecimiento económico por que hay una sociedad que merece tener mejores condiciones de vida, pero sí construirá una alternativa viable de crecimiento que conjugue la justicia social y la armonía con nuestros ecosistemas.

Reiteró que esta administración está convencida de que se puede encontrar un modelo de crecimiento con menores emisiones de carbono, con un uso eficiente de nuestros recursos naturales y conservando la biodiversidad.

Asimismo, México se pronunció por la adopción de un plan de trabajo general y flexible que parta de la elaboración del nuevo instrumento internacional legal aplicable a todas las Partes a partir del 2020, que brinde certeza a los trabajos y asegure la entrega de resultados de manera continua.

“Para México es importante que éste sea jurídicamente vinculante y asegure la participación de todos los Estados conforme a sus capacidades y responsabilidades respectivas, centrándose no sólo en la mitigación, sino en todos aquellos aspectos que requieran de mayor desarrollo, como por ejemplo el financiero”, indicó Barnés Regueiro, quien encabeza a la delegación mexicana en la Convención.

El Director del INECC expuso ante los ministros del mundo los logros obtenidos por México para apoyar el esfuerzo de la comunidad internacional contra el cambio climático, entre las que destacó el establecimiento de una Comisión Intersecretarial de Cambio Climático; el fortalecimiento de las capacidades locales para la atención del fenómeno; la entrada en vigor de la Ley General de  Cambio Climático, y la presentación de la Quinta Comunicación Nacional ante la Convención.

Finalmente, Francisco Barnés sostuvo que México impulsó la puesta en marcha de los acuerdos alcanzados en las pasadas conferencias de las partes, en particular el paquete de Durban que se construye sobre los Acuerdos de Cancún, y promoverá que se refleje la urgencia de acciones inmediatas que contribuyan a alcanzar la meta de temperatura acordada en la COP16.