Lo positivo de una semana laboral de cuatro días VS TRABAJAR LOS 6 DÍAS NORMALES

¿Habría beneficios (y para qué parte) si se adoptara la semana laboral de cuatro días ?

 En México, la Ley Federal del Trabajo establece que la semana laboral actual es de ocho horas diarias, siendo 48 las máximas a la semana. Expertos apuntan que disminuir la semana laboral ayuda a disminuir el estrés y aumenta la productividad de los trabajadores.

¿Qué ventajas tendría una semana laboral de cuatro días?

Si, si hay se logra la corresponsabilidad de todos los colaboradores. Una semana laboral de cuatro días se basan en la confianza: Establecer metas y revisar los resultados en equipo, es fundamental.

Las empresas que se animan a implementar y ofrecer la jornada laboral de 4 días tiene como objetivo final trabajar menos de 32 horas: Quizá a veces se trabajará más, pero a veces se trabajará dramáticamente menos. Depende de lo que se intente lograr y por qué. En última instancia, todo se reduce a los resultados y nuestra capacidad para alcanzar los objetivos. 

Es una realidad que muchas personas no saben cómo evaluar su propio éxito en lugar de contar las horas que pasan en sus escritorios; es importante tener una forma basada en el desempeño de medir el desempeño de las personas. Quizá es el deber ser, no importa el tamaño de la semana laboral, pero esta propuesta anima a pedir resultados puntuales a los empleados.

Se necesita mucha coherencia en la colaboración

La comunicación asincrónica es esencial para los equipos que se encuentran distribuidos en distintas zonas horarias y que no tienen un horario regular de nueve a cinco.

En lugar de reuniones diarias, por ejemplo, se pueden usar registros automatizados basados ​​en texto. Hay que re pensar más en si algo es lo suficientemente urgente como para enviar un mensaje o una invitación vía Zoom, que podría interrumpir el enfoque de otra persona, o si es mejor escribir un correo electrónico. No hay presión para revisar el correo electrónico constantemente, se está enfocando más en la productividad por resultados semanales, por área.

Lo que la semana laboral de cuatro días provoca

El valor real de una semana de cuatro días proviene de una presión saludable y un tiempo de inactividad forzado. Con un fin de semana de tres días, cada persona está preparada para comenzar a trabajar en su «lunes».

Debido a que tenemos la presión de saber que tenemos un día menos para trabajar cada semana, es menos probable que sucumbamos a la postergación; en el primer año, el equipo estuvo de acuerdo abrumadoramente en que habíamos hecho más de lo que habíamos hecho en años anteriores.

Realmente, para que esta iniciativa sea exitosa se requiere ser muy responsables y demostrarlo con resultados.

Etiquetas: