Definición de Sustentabilidad según los niños:

La sustentabilidad es un tema de gran importancia para el mundo
actual, promover en los niños la Sustentabilidad es importantísimo ya que ellos a fin de cuentas son los futuros líderes del planeta.

La sustentabilidad para niños, puede ser una referencia importante que los guie a la continuidad y expansión de la vida y de la existencia humana en equilibrio con Responsabilidad Social Individual.

Hay que preguntarnos ¿Qué es lo que la educación infantil puede hacer en esa materia?  ¿Tiene ella algún poder para contribuir en la nueva dirección que la sociedad debe tomar en lo referente a su forma de relacionarse con el medio ambiente, los recursos naturales, el uso de las potencialidades de la Tierra y en la forma de conducir el desarrollo económico y las relaciones
interpersonales y sociales?

Hoy los educadores de la primera infancia deben promover lo que se la Acción Climática demanda y estudiar lo que sobre la sustentabilidad hacen y proyectan los dirigentes mundiales, nacionales, los gestores locales, los expertos del medio científico, técnico, político, económico, cultural y educacional.

La educación de la infancia puede estar inserta en los temas de la naturaleza desde sus comienzos, desarrollando el amor y ternura de los niños y niñas a las plantas, las flores, los animalitos, la belleza, el respeto al otro… Pero, en los últimos años ha ingresado de forma más
efectiva en la educación ambiental. Ya que el Calentamiento Global ha hecho visible un deterioro ambiental grave y casi irreversible.

En distintos países,  algunos planteles ya trabajan para promover la sustentabilidad para niños y las cuestiones que preocupan la humanidad en lo referente a la calidad de la vida sobre la tierra y la sustentabilidad de la sociedad. Sin embargo, es hora de avanzar. Pasar de experiencias locales,
iniciativas en micro regiones, proyectos de escuelas y centros de desarrollo infantil para políticas nacionales y movimientos internacionales. Como los Friday For Future.

En otras palabras, es hora de la educación infantil articularse al esfuerzo mundial para crear una nueva mentalidad frente a la Tierra, una
nueva ética en relación a la sociedad, a la vida y al Planeta que habitamos. Le cabe a la educación infantil ejercer un papel activo en la creación de la nueva mentalidad y de una ética ecológica integral.

La pregunta que nos ocupa en este momento es: “¿Qué rol la educación infantil puede ejercer en el esfuerzo global para garantizar la sustentabilidad social, para crear un nuevo modo de relacionarse el ser humano con la Tierra, según una ética ecológica?”

Hoy …

Así definen los niños “Sustentabilidad”

  • Algo que dura por mucho tiempo, quizá para siempre!
  • Es como un círculo, siempre regresa y todo es re-usable
  • Es cuidar al planeta y a todas sus criaturas
  • Es algo que debe ser bueno para todos
  • Es amar y cuidar al planeta y a todos los que vivimos en ella.
  • Compartir lo que tenemos con los demás y no tirarlo y nunca pedir más de lo que damos.
  • Mejor piensa que es lo que necesitas no que es lo que quieres.
  • Hacer del mundo un mejor lugar para vivir.
  • Es como vivir todos en paz.
  • Debemos ser amables con nuestros vecinos y hasta también con nuestros árboles!
  • Es hacer nuevas reglas para que todas las sigamos.
  • Es cuidar el agua,el aire, la tierra y todo lo que hay dentro de ellas.
  • Es como una cadena que una buena cosa lleva a otra cosa buena.
  • No es limpiar tu cuarto.

Es hora de conocer Qué es para nuestros niños Sustentabilidad?

¿Cómo promover la sustentabilidad para niños desde el plantel escolar?

Desde sus comienzos la educación infantil trabaja con elementos de la naturaleza. Ellos son transformados en juguetes, instrumentos musicales, materiales de arte y juegos. Semillas, cáscaras, conchas, arena, piedras, vasos y botellas de plástico, papeles de distintos colores, texturas y tamaños, cajas de papelón, pedazos de tubos de papelón y plástico, hilos de algodón y metal, retazos de tela, ropas fuera de uso, sombreros y zapatos antiguos, gafas, espejos y… una infinidad de residuos adquieren nuevas formas y entran en la creación de objetos, instrumentos, juguetes, escenarios, verdaderas obras de arte.

En el espacio del taller, la creatividad de los niños, incrementada por la de la maestra, hace surgir caballos y coches, barcos y carabelas, telescopios y observatorios, submarinos y camiones, trenes y helicópteros, fábricas y hogares. Y… todo eso suscita historias, organiza enredos, crea sentidos. Puede ser, también, que esos nuevos objetos son creados para entrar como personajes en historias presentes en la mente de los niños. Los centros de educación infantil utilizan distintas metodologías, situaciones y circunstancias para trabajar los temas del medio ambiente.

Como ejemplos, citamos:

  • Visitas a sitios para observar, explorar y conocer los espacios y ambientes naturales – el campo, un bosque, el rio y lagos, barrios y casas de distintos niveles socio-económicos, granjas. En ese contacto, los niños aprenden sobre manejo sostenible, procesos erosivos, degeneración de ambientes, residuos y basura y sus efectos sobre el medio ambiente, cuidado, solidaridad, responsabilidad, necesidad y posibilidad de cambio de actitudes y formas de actuar etc.
  • Planificación y realización de Proyectos. Los temas o problemas de interés son definidos por los mismos niños y niñas con sus profesores. Estos sugieren, despiertan interés, informan sobre problemas, comentan una noticia publicada en el periódico o narrada en la televisión… Son comunes y conocidos proyectos como Nuestro Rio, El Lago, El cielo de nuestra ciudad, Las flores en nuestra ciudad. El mar, Yerbas medicinales etc.
  • Experimentos: laboratorio con semillas de distintas especies y calidades; construcción de una estufa solar; cuidado de pequeños animales
  • Paseos a sitios de la naturaleza, observando, investigando, recolectando hojas, semillas, piedras, y, después, las clasificando en el aula, dibujándolas
  • Trabajos en arte. En el campo de las artes es posible hacer cantidad de trabajos que expresen la visión de los niños sobre los distintos temas de la naturaleza
  • Proyección de fotos, por ejemplo, sobre el fondo del mar, pájaros, animales grandes, animales pequeños, la vida de las hormigas y de las abejas, todo eso seguido de charlas, cuentos, canciones, trabajos en arte (pinturas, dibujos, modelaje)
  • Cuidado de un huerto y un jardín
  • Promoción del multiculturalismo, conociendo las distintas culturas representadas por los niños o presentes en su ciudad y país
  • Prácticas de separación de materiales desechables: orgánicos, papeles, plástico…
  • Práctica de las cuatro “R” del ambiente ecológicamente justo se utilizan bien en la educación infantil: Reducir: disminuir la utilización y consumo de productos no necesarios: servilletas, vasos de plástico, bolsas de plástico. Sustituir por objetos reutilizables. Reutilizar: antes de desechar cualquier producto, sacarle todo el partido posible. Reciclar: devolver al ciclo productivo los productos que se utilizan el hogar y pueden ser recuperados, transformados. En el centro de educación infantil, la utilización de materiales de desecho, como envases, botellas de plástico, recortes de papeles de gráficas, Recuperar: en vez de botar algo simplemente porque se rompió, desarrollar habilidad de concertarlo; utilizar el residuo generado en otro proceso distinto del que lo ha producido. Los niños pueden visitar un taller de recuperación de muebles, de aparatos domésticos, pero también pueden aprender a ellos mismos recuperar objetos de su uso diario en el centro de educación infantil.

Cabe, ahora, una pregunta: ¿Qué eso tiene que ver con la educación de los niños y niñas y, más, con la sustentabilidad? La respuesta comienza en la afirmación de la Carta de la Tierra, de que la construcción de una sociedad sustentable “requiere un cambio en la mente y en el corazón”.

¿Qué cambia más la mente y el corazón que la educación? En la educación infantil ni siquiera es necesario cambiarlos, pues se está iniciando su formación… por tanto, se trata de formarlos ya de manera adecuada a los nuevos conceptos y actitudes. La transformación, por reciclaje o atribución de otra finalidad a elementos de la naturaleza, de objetos del pasado y productos de la industria, tiene significado filosófico, psicológico y pedagógico y un profundo sentido ético en las relaciones entre las personas y de estas con toda su existencia. ¿Qué significado es?

La industrialización ha promovido el surgimiento y la expansión de la sociedad de consumo, atendiendo a necesidades reales y creando necesidades artificiales. La cantidad y diversidad de objetos, asociadas a la relativa reducción de los precios y a la propaganda en los medios de comunicación, con gran poder de convencimiento, hacen crecer el deseo y la sensación de necesidad, sino mismo en algunas personas, la compulsión, por poseerlos. Una definición que se introdujo para el ser humano es de “consumidor”… Y lo somos, no apenas de lo necesario en vista de la calidad de la vida, sino consumidores de la última moda, del producto más nuevo, de la invención más reciente. Estamos en una corrida sin freno para sustituir aparatos que se van volviendo obsoletos en velocidad creciente.

Estamos viviendo en un círculo de producción-consumo-sustitución-descarte… Dicho fenómeno está creando el hábito de sustituir todo y una corrida por las novedades. Desciende de ese comportamiento una progresiva actitud de desprecio por lo viejo, por lo antiguo, por el modelo anterior. ¡Cuántas personas se sienten incómodas por poseer un electrodoméstico, un teléfono celular, una computadora, una televisión con tecnología ultrapasada, un pen-drive ou I-pod con baja capacidad. Algunos niños tienen vergüenza que sus padres los buscan en la escuela con un auto viejo o más sencillo!

El consumismo engendra, así, no apenas una fascinación por novedades tecnológicas, sino, también, un mal disfrazado desdén por aquello que ya fue intensamente utilizado, por lo que nos es nuevo, por lo que está tecnológicamente ultrapasado. Recurrir cada vez menos a recomponer o arreglar cosas que se hayan roto está causando un aumento exponencial de la basura electrónica, radioactiva, contaminante .

Toda actividad en educación infantil tiene que tener sentido para los niños. Ellos necesitan construir significados sobre lo que ven, observan, analizan, hacen. No se trata de un simples hacer cosas, tener experiencias de…, sino formar su “yo” y el “nosotros” delante de la realidad en la cual están inmersos y de la cual son parte.

Eso se traduce por “ser sujetos de su historia”. Si hay un objetivo capaz de movilizar a los niños y niñas en el tema del ambiente es el de despertar en ellos y hacerlos sentir Amor por la Tierra, encantamiento por la Naturaleza. Así lo expresa la poeta y profesora brasileña Cecilia Meireles:

La única lección que es posible transmitir con belleza y recibir con provecho; la única, eterna, digna y valiosa: el respeto por la vida

Meireles