Saltar al contenido

La evolución del hombre. ¿Cómo será el físico de los gamers, tiktokers, instagramers users?

8 abril 2020
edtech beneficios

¿Cómo lucirán los gamers en 20 años? Un nuevo estudio se ha propuesto responder a esta pregunta considerando el deterioro de salud que pueden sufrir los adictos a los videojuegos o redes sociales tras largos años frente a una pantalla y una consola.

Estamos viendo como las apps TikTok e Instagram están hoy teniendo un auge al tener cautivos a millones de niños y jovenes pegados literalmente a la pantalla viendo el contenido visual por horas, horas y días… rompiendo horarios, rutinas o desalentando el interés por desarrollar un potencial o un talento. Miles de jóvenes dedican su tiempo a estas redes sociales y a los videojuegos. Díficil pensar que pronto otra cosa les interesará (lamentablemente reconocemos esto) Así que ponte a pensar. Si hoy la tendencia entre la juventud es un estilo de vida pasivo con alta demanda visual y cero postura saludable. ¿Cómo lucirán los gamers en las próximas décadas?

Cómo afecta a la salud las apps y los videojuegos

El estudio, financiado por el casino virtual OnlineCasine.ca y basado en fuentes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), representa la magnitud del daño en un personaje ficticio llamado Michael, y el resultado ha sido perturbador para muchos.

La investigación señala que un gamer promedio invierte aproximadamente seis horas a la semana jugando videojuegos, si bien existen casos más críticos donde los jugadores pasan muchas más horas al día frente a la pantalla.

Pérdida del cabello, úlceras en los dedos, una postura jorobada, fativa visual, obesidad y hasta deformaciones en la cabeza son algunas de las consecuencias que podrían sufrir los adictos a los videojuegos si descuidan su salud y se exceden en esta práctica.

El análisis revela que la piel de Michael se ha vuelto pálida debido a la falta de vitamina B-12, una consecuencia la ausencia de exposición al sol, lo que también derivó en la falta de vitamina D y la consecuente pérdida del cabello. Por otra parte, la espalda del cuerpo del futuro se ha encorvado por mantener malas posturas jugando demasiado tiempo, la cabeza sufrirá deformaciones debido al uso excesivo de audífonos.

Las orejas serán peludas como otra de las consecuencias, ya que se trata de un mecanismo de defensa del cuerpo para intentar protegerlo de la suciedad a la que se expone por la falta de circulación de aire y la acumulación de basura a su alrededor.

Asimismo, los dedos serán más rígidos y con ampollas, un trastorno llamado onicólisis producido por un traumatismo repetitivo como el uso de un control o un teclado. Otra dolencia en las manos a la que se exponen los gamers es la nintendinitis, una lesión que causa úlceras y callos en las manos provocada por un esfuerzo repetitivo al usar las palancas y botones de los controles.

El síndrome del tirador en primera persona también puede presentarse, el cual produce una sensación de ardor y dolores agudos en los dedos, brazos y hombros, cuya peor consecuencia si no se trata a tiempo son tumores en las muñecas y la amputación como única solución.

La exposición prolongada a una pantalla causará fatiga visual, por lo que los ojos estarán muy irritados, más rojos y son incapaces de enfocar la visión.

Las malas posturas mantenidas por demasiado tiempo pueden terminar por formar una joroba en la espalda y rigidez muscular, la cual ciertamente duele. La mala alimentación, un hábito al que muchos gamers ceden para no inventir demasiado tiempo en prepara sus comidas o mantenerse despiertos, aunado a la falta de ejercicio, corren el riesgo de provocar obesidad.

Otra consecuencia de estos malos hábitos es la aparición de eczemas, inflamaciones e irritaciones en la piel. Los tobillos se verán afectados y sufrirán de hinchazón grave con várices, otra consecuencia de permanecer sentado durante tanto tiempo.

Más que infundir temor a los gamers, el estudio tiene como objetivo alertarlos sobre los riesgos a los que se exponen al dedicar demasiado tiempo de su vida a los videojuegos, además de invitarlos a tomar pausas durante sus partidas para estirarse, descansar los ojos, jugar con una buena postura y cuidar su alimentación.

Es un llamado a los padres de familia, de preocuparnos por lo que hoy estamos formando para ver mañana… Aunque el TiTok, Instagram y todos los Stories nacieron como una buena idea para compartir momentos entre conocidos, seres queridos y familiares… Hoy están muy lejos de este objetivo. Hoy los Stories son cápsulas de gente extraña que nos invita a entrar a sus casa, a perder el tiempo con ellos siendo stalkers, a reírnos de parodias que vemos una y otra vez pero con una cara, luego otra, luego otra…

Hoy estas aplicaciones están idiotizando a la nueva generación, a cambio de ninguna causa, estímulo positivo, educación o promoción de estilo de vida. Quizá algunos compartirán sus rutinas de ejercicio y su dieta natural, pero en casi el 100% ni un usuario realiza o réplica el buen ejemplo recomendado. Todos los usuarios absorben este contenido acostados y pasando de un perfil a otro a otro…hasta que el sueño los domina para amanecer y conectarse, otra vez.

Cómo evitar que su hijo se convierta en un adicto a las redes sociales

Establece reglas en tu hogar

Si cree que el establecimiento de reglas crea una brecha entre usted y sus hijos, se equivoca. Las reglas son contraproducentes solo cuando no tienes cuidado al transmitirlas a tus hijos. Tienes que ser su amigo y decirles que todos en la casa siguen las reglas. Papá tiene que ir a trabajar todas las mañanas, mamá tiene que preparar comida para todos (o cualquier otro trabajo), y ustedes (los niños) tienen que estudiar (ahora la parte importante) y divertirse . Las reglas no deberían sentirse como reglas, deberían sentirse como roles. Cada persona tiene un papel que desempeñar, y el papel de los niños es estudiar, jugar y divertirse. De esa manera, su hijo sabrá cuándo es el momento de apagar la televisión y hacer otra cosa (estudiar, practicar deportes al aire libre, dormir, etc.). Y si no apagan el televisor, te obedecerán cuando les digas que lo apaguen.

Tenga en cuenta que tiene que haber un cierto grado de rigor. Las reglas son roles, y no juegas con los tuyos, entonces habrá consecuencias. Dígales que estarán castigados durante un par de días, o que el televisor dejará de funcionar durante un par de días si no lo apagan a tiempo. Encuentre el equilibrio adecuado para que lo escuchen y finalmente pueda evitar que su hijo se convierta en un teleadicto.

Establezca recompensas por priorizar estudios o cualquier otra cosa que hacer

Si les gusta ver la televisión inmediatamente después de llegar a casa de la escuela, dígales que solo pueden verla después de cambiarse y sacar su lonchera. Si les gusta ver programas de televisión, haz que ganen lo mismo. Dígales que, al igual que los padres trabajan duro para ganar dinero, ustedes (los niños) tienen que trabajar duro para ganar su tiempo en la televisión. Déles tareas diarias en términos de estudios, deportes al aire libre, alimentación, etc. Solo después de lograr esas tareas, obtienen una recarga de su tiempo de televisión. Si desea evitar que su hijo se convierta en un teleadicto, hágalo de la manera correcta para que aprenda algo de él. La lección es que todo tiene que ganarse.

Pon un límite diario en el tiempo de pantalla

No hay límite de programas de TV geniales. Siempre hay algo bueno en la televisión que ama a su hijo. Eso no significa que puedan sentarse todo el día y hacer exactamente eso. Hágales comprender la importancia del equilibrio en las actividades que ocupan su día. Tú decides, y si crees que 2 horas de tiempo de televisión al día deberían ser suficientes, entonces diles a tus hijos que tienen que elegir sus programas de televisión, para que el tiempo de pantalla no exceda las 2 horas.

Mejore mucho su propio hábito de mirar televisión

Cuando a los padres les encanta ver televisión, los niños también aprenderán a amarla. Las mujeres indias, después de preparar la cena, pasan la mayor parte del tiempo mirando series de televisión. Uno no puede esperar que sus hijos obedezcan cuando están siendo constantemente tentados. En cambio, trate de cubrir sus series de televisión por la tarde cuando los niños están en la escuela. Durante la noche, asegúrese de que el niño haya hecho todo el trabajo de su día y se haya ido a dormir. Después de eso, puedes permitirte ver la televisión.

En algunos hogares donde las reglas de la televisión no son lo suficientemente estrictas, los niños también comienzan a ver series de televisión junto con sus madres. Como resultado, desarrollan un interés en las conspiraciones de saas bahu en curso. Como padres, esto es lo peor que tienen que enfrentar en el futuro si no introducen algunas reglas. Este es el comienzo de la adicción a la televisión. Hágase esta pregunta: ¿Puede dejar de ver sus series de televisión favoritas? Obviamente no. Pero eres un adulto y entiendes tus prioridades, los niños no.

Anímalos a practicar deportes al aire libre.

No solo para que dejen de ser un teleadicto, sino también por otras razones, debes hacer que jueguen al aire libre. No necesito aclarar el hecho de que la obesidad está tocando los nuevos máximos en todo el mundo. Las repercusiones de la obesidad son innumerables: diabetes, colesterol alto, presión arterial, por nombrar algunas. Además, la falta de nutrientes y ejercicio adecuados realmente no ayuda a sus hijos en el desarrollo de su cerebro. Asegúrese de que los estudios y los deportes al aire libre encabecen la lista de cosas por hacer en el día de su hijo.

La mejor manera sostenible de hacer esto para hablar con sus hijos. Hable con ellos sobre la importancia de las actividades físicas , la nutrición, etc. Además, cuénteles sobre los graves problemas de salud que tienen las personas porque no tienen un estilo de vida activo. Puede encontrar innumerables ejemplos para mostrar exactamente en qué se convertirán si no salen a jugar y comen buena comida.

Tener todas las comidas juntas, en la mesa del comedor

Si está tratando de hacer que su hijo apague la televisión, no le sirva nada de comer mientras esté mirando televisión. Haga una regla para comer juntos en la mesa del comedor. De esta manera, su hijo tiene que apagar la televisión y acercarse a la mesa para comer, y ese es exactamente el mejor momento para tener una buena conversación. Todas las lecciones que quieras enseñarles, como la importancia de las actividades físicas , la nutrición, los estudios, el desarrollo de la personalidad, etc., puedes hacerlo mientras estás comiendo. Más conversación con sus hijos significa más conocimiento que tiene sobre su vida escolar, vida de juego, etc.

Puede averiguar si aman la escuela o no, si el niño está siendo intimidado o no, si él / ella está entendiendo o no el nuevo tema en matemáticas. Si sabe mucho sobre sus hijos, podrá tomar las medidas adecuadas. Sabrás exactamente cómo pueden escucharte, sabiéndolo como amigo. Cuanto más tiempo (los niños) pasen hablando con usted, más posibilidades tendrá de evitar que su hijo se convierta en un teleadicto.

Haz que aprendan nuevas habilidades

Cuando los niños no tienen nada que hacer, después de completar toda su tarea y juegos al aire libre, definitivamente querrán pasar el resto del día frente a un televisor. Puede hacer que aprendan a tocar la guitarra en casa , o que bailen, canten, en defensa propia o cualquier otra cosa que les guste para que las horas adicionales se puedan aprovechar mejor. Las habilidades son esenciales para el desarrollo general de una persona, y se aprenden mejor cuando una persona es joven. Esta es, con mucho, la mejor manera de evitar que su hijo se convierta en un teleadicto.

Lo mejor es que ahora puede obtener un maestro en casa para casi cualquier cosa desde nuestro sitio web de matrícula en casa o la aplicación de matrícula en casa. 

Todo se reduce a cómo educamos a los hijos, al hacer las cosas mencionadas anteriormente durante un período continuo de tiempo, su hijo tendrá un horario productivo para el día y controlará su tiempo frente a la pantalla. Los videojuegos contribuyen al desarrollo de su cerebro, pero también deben tener un límite de tiempo diario como la televisión. Necesita habilidades de crianza responsable para evitar que su hijo se convierta en un teleadicto. A fin de cuentas el objetivo es promover un estilo de vida saludable y a aprender a disfrutar la vida y a tener retos personales, Porque vida… sólo hay una!