Medallas de los atletas en olimpiadas serán recicladas

olimpiadas 2021

Las medallas de los atletas de Tokio 2021 estarán hechas de material reciclado La meta es hacerse con hasta ocho toneladas de metal, dividido en 40 kilogramos de oro, 4.920 de plata y 2.944 de bronce.

En los meses anteriores a la Inauguración de los Juegos Olímpicos 2021, se colocarán contenedores de residuos a lo largo de Japón para que se pueda alcanzar el objetivo.

De todo ello resultarán toneladas útiles de material, suficientes para producir las medallas que se entregarán en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos.

Material importante se recuperará para las medallas de los atletas

“Este es un mensaje importante para las futuras generaciones”, destacó el gimnasta japonés Kohei Uchimura, triple campeón olímpico, quien expresó: “es un gran derroche deshacerse de los artefactos cada vez que hay un avance tecnológico y aparecen nuevos modelos”

Los estuches de las medallas de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 están hechos de madera de tamo (fresno japonés) en el color índigo tradicional japonés, hechos a mano por artesanos expertos con las sofisticadas técnicas japonesas de carpintería.

Cada estuche de medallas tiene su propio patrón distintivo de fibra de madera resaltado debajo de la superficie de color índigo, que simboliza la diversidad de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos. El estuche y la tapa de forma redonda, unidos con un imán, se abren para mostrar la medalla en su interior. El estuche viene con una bolsa hecha exclusivamente para llevar la medalla.

Diseño conceptual de las medallas de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

El diseño de las medallas Olímpicas de Tokio 2020 refleja el concepto de que, para alcanzar la gloria, los atletas deben luchar por la victoria a diario.

Las medallas se asemejan a piedras en bruto que se han pulido y ahora brillan, siendo “luz” y “brillo” sus temas de inspiración. Las medallas recogen y reflejan innumerables patrones de luz, simbolizando la energía de los atletas y de quienes los apoyan.

Su diseño pretende simbolizar la diversidad y representar un mundo donde se honra a las personas que compiten en deportes y trabajan duro para ello. El brillo de las medallas significa el cálido resplandor de la amistad, simbolizando personas de todo el mundo agarradas de la mano.

Con el fin de crear una gama de diseños para elegir, Tokio 2020 organizó un concurso abierto a diseñadores profesionales y estudiantes de diseño que atrajo a más de 400 participantes.