Turismo verde en Mérida

Pasa la nota:

El turismo verde ha encontrado en la ciudad de Mérida un nuevo destino apetecible. La apuesta por la sustentabilidad de la capital del Yucatán ha dado un nuevo impulso a la ciudad y la ha puesto en el punto de mira de los que buscan un lugar de vacaciones responsable y respetuoso con el medio ambiente.

Ese esfuerzo de la capital por convertirse en una ciudad sustentable es visible en el arbolado. Los visitantes que busquen hoteles en Mérida se encontrarán con un panorama verde renovado.  Entre 2015 y 2018 se plantaron más de 60.000 árboles y ahora existe un nuevo plan para extender la experiencia a otras zonas. Se trata de la Cruzada Forestal de Mérida 2019, que prevé la plantación de 200.000 nuevas especies en las zonas más deforestadas de la capital.

El plan se desarrollará durante dos años y quiere potenciar la plantación de especies autóctonas.  El 70% de los árboles se plantarán en la zona oriental de la ciudad, donde existen menos zonas verdes. Otra iniciativa en marcha es la campaña “Adopta un árbol”, que desarrolla desde hace unos años el ayuntamiento de Mérida. Consulte en regalar árboles a los ciudadanos, para que todos se animen a colaborar en la reforestación de la zona. Algún hotel en Méridase ha adherido también a la iniciativa. La idea es aumentar los espacios verdes y proporcionar a la clientela una estancia más fresca y agradable.

Un arma contra el calor

La reforestación de Mérida servirá para hacer frente a uno de los grandes problemas que padece la capital: el calor. En los últimos años, las temperaturas en la capital de Yucatán están alcanzado cifras récord, lo que obliga a tomar medidas urgentes que ayuden a paliar la situación.

El meteorólogo yucateco Juan Antonio Palma Solís hablaba del problema del recalentamiento en su cuenta de Twitter. Según su opinión,”para regular ese aumento de temperaturas y el crecimiento de la isla del calor es necesario reforestar, ya que los árboles proyectan sombra y refrescan la temperatura”.

Hoteles sustentables

La cruzada de Mérida por la mejora de la calidad ambiental se ha extendido también al ámbito hotelero.  En 2017, el ayuntamiento y la Comisión Nacional para el uso Eficiente de la Energía (CONUEE), crearon un programa especial enfocado a este sector, que tenía como objetivo promover la implantación de energías renovables en los establecimientos.  Para ello, pusieron en marcha un sistema de créditos de hasta 15 millones de pesos.

La preocupación por el medio ambiente es cada vez mayor entre la población. Si un hotel en Mérida lleva la etiqueta de ecológico, va a sumar puntos de cara al turista y eso, a la postre, redundará de forma positiva en el negocio. Por eso los empresarios se han sumado al llamamiento.

En total, el plan contemplaba ayudas financieras para unos 20 establecimientos, con un crédito global de 50 millones de pesos a retornar entre 1 y 5 años. El programa quiere reducir la descarga de emisiones de efecto invernadero y mejorar la eficiencia energética.