Vehículos de hidrógeno, el potencial de un transporte con cero emisiones

Pasa la nota:

hidrogenoMuestra en la conferencia de cambio climático de la ONU en Bonn

Los asistentes a la conferencia de la ONU sobre cambio climático que se celebra en Bonn, Alemania, pudieron probar diferentes modelos de autos propulsados por hidrógeno, demostrando que de manera inmediata hay disponibles de medios de transporte no contaminantes tanto públicos como privados.

La exhibición puso de manifiesto que de ser impulsada convenientemente, esta tecnología puede jugar un papel crucial en ayudar a los gobiernos a lograr sus objetivos en el marco del Acuerdo de París sobre cambio climático.

Precisamente, uno de los objetivos de la conferencia es que los gobiernos dialoguen sobre cuáles son los sectores económicos con mayor potencial para reducir las emisiones, y el sector de los transportes es uno de ellos.

Salaheddine Mezouar, Ministro marroquí de Asuntos Exteriores y presidente designado de la conferencia de la ONU sobre cambio climático que se celebrará en Marrakech (COP22) y Christiana Figueres, Secretaria Ejecutiva de la CMNUCC, probaron estos vehículos, puestos a disposición por la Clean Energy Partnership (Alianza para la Energía Limpia), un consorcio internacional de 20 empresas que tiene apoyo financiero del Gobierno alemán.

“Creo que la movilidad eléctrica es la única manera de hacer del transporte un sector libre de emisiones, y los vehículos de hidrógeno son una gran contribución para lograr el objetivo de la ONU de alcanzar la neutralidad climática”, dijo Claudia Fried, portavoz de la alianza.

Por otro lado, el hidrógeno para que sea totalmente limpio, debe haber sido producido mediante energías limpias, como la solar o la eólica. En este sentido, la Clean Energy Partnership afirma que al menos la mitad del hidrógeno producido en sus vehículos proviene de energías limpias.

Como ejemplo, los vehículos de la muestra que pudo verse en Bonn tienen tanques con capacidad para 5 kilogramos de hidrógeno con los que se pueden recorrer hasta 500 kilómetros. Llenar el tanque de 5 kilogramos lleva tan solo tres minutos.

Sin embargo para que esta tecnología pueda llevarse a una escala mayor, en un país como Alemania habría que instalar al menos 100 estaciones de carga de hidrógeno.

Andy Fuchs, portavoz de Toyota, estuvo en la muestra de Bonn (en el video con Christiana Figueres) y explicó que se espera que para finales de 2016 haya en Alemania 50 estaciones de hidrógeno y que en 2020 la cifra aumente a 400.

En el siguiente video pueden ver a Christiana Figueres probar uno de estos vehículos a hidrógeno, un Toyota Mirai, cuyo coste a día de hoy es de 66.000 dólares. Andy Fuchs explicó que se espera que los precios bajen y que en 2020 ronden los 30.000 dólare

La Clean Energy Partnership volverá a estar presente en la conferencia de Bonn el 23 de mayo, cuando participará en las reuniones de expertos técnicos que discuten cómo hacer que los sistemas públicos de transporte y los propios vehículos sean más eficientes.

Toyota Mirai

BMW ya tiene listo su primer coche de hidrógeno

Aunque la idea es que esta tecnologíano llegue a la gama BMW hasta “después de 2020”, tal y como ha reconocido el jefe de investigación de propulsión, Matthias Klietz, BMW ya ha empezado a desarrollar la pila de combustible con su socio Toyota, la automovilística más puntera del momento en el terreno de los vehículos de hidrógeno con el Mirai.

“Para alrededor de 2025 a 2030, esperamos que el coche de pila de combustible tenga una presencia consolidada, pero hay retos pendientes, como la construcción de la infraestructura de recarga de combustible”.

El primer prototipo con este tipo de propulsión es un Serie 5 Gran Turismo, que rodó por primera vez en carretera el pasado miércoles en Miramas, Francia. Todo ello forma parte del esfuerzo de miles de millones de euros que la industria del automóvil está haciendo en su afán por encontrar nuevas configuraciones de energías alternativas y por ser más eficientes en el consumo de combustible para cumplir con las cada vez más rígidas normas de emisiones.

Ventajas e inconvenientes

Las pilas de combustible, que han dado potencia a naves espaciales desde la década de los sesenta, producen electricidad mediante la reacción de hidrógeno con el aire, permitiendo así viajes más largos de vehículos impulsados por baterías eléctricas, al tiempo que solo emite a la atmósfera vapor de agua, en lugar de dióxido de carbono.

La célula de combustible del Serie 5 Gran Turismo tiene una autonomía de 500 kilómetros sin necesidad repostar, lo que representa es más del triple de 160 kilómetros que alcanza el primer coche eléctrico de BMW, el i3. Además, las baterías del i3 tienen al menos cinco horas de recargar, en comparación con los cinco minutos que hacen falta para llenar el tanque de hidrógeno del prototipo.

Entre las desventajas que esta tecnología presenta, por el contrario, se habla de la falta de estaciones de servicio para reponer el gas hidrógeno, y el alto coste de los metales raros que se precisan en su fabricación.