Saltar al contenido

Ideas para reciclar en las escuelas

7 marzo 2018

Los niños pasan gran cantidad de sus vidas en el colegio. En estos lugares aprenden a interactuar con otros chicos de su edad, a ser más independientes, a tener responsabilidades, a retarse a sí mismos, además de los conocimientos tradicionales/teóricos que les otorga la escuela con respecto a los temas académicos.

Por estas razones anteriores es que tanto la escuela como el hogar son sitios que influyen enormemente en el desarrollo de los pequeños y tienen que ser lugares donde se inculquen valores ambientales que acompañarán a estas personas en formación por el resto de sus vidas. Para poder influenciar a los niños hacia las cosas importantes que quieres enseñarles, es vital hacerlo desde el liderazgo positivo. Si crees que ese no es tu mayor fuerte.

Cómo podemos reciclar en la escuela

  • Plástico: Las botellas que tengan un triángulo con la palabra PET se pueden reciclar. …
  • Papel y cartón: quitar la cinta adhesiva, grapas y apilar. …
  • Aluminio: solo si son latas de comida y refrescos. …

Lo anterior se entrega al servicio de recolección de basura. Las 3 R de la ecología son: Reducir, Reutilizar y Reciclar promueve 3 pasos básicos para disminuir la producción de residuos y contribuir con ello a la protección y conservación del medio ambiente.

Ideas para reciclar en el Instituto

Las escuelas a menudo producen enormes cantidades de desechos con materiales didácticos, productos electrónicos usados ​​y alimentos. Una estimación es que el 24% de los desechos escolares son papel reciclable y el 50% son desechos de alimentos y papel no reciclable que puede ser compostado . Pero los maestros y los estudiantes pueden trabajar en colaboración para reducir la cantidad de desechos producidos.

Hacer que los estudiantes y los maestros participen en el reciclaje en la escuela es bueno para el medio ambiente, educativo y puede ser muy divertido. Educar a nuestros hijos sobre la importancia del reciclaje proporciona al país un camino hacia un futuro más verde. A medida que los niños aprendan sobre el reciclaje, es más probable que lleven estos hábitos a la edad adulta. También aprenderán cómo sus acciones personales pueden afectar el futuro.

En esta guía, exploramos cómo establecer un programa de reciclaje en la escuela y cómo podría ser ese programa.

Elija qué reciclar

Primero, los administradores, la facultad y los estudiantes necesitan trabajar juntos en equipos de reciclaje para decidir cómo la escuela avanzará con su programa de reciclaje. Los estudiantes pueden participar en el análisis de los tipos y cantidades de basura que produce la escuela. Ordenar y registrar lo que se está tirando es un primer paso importante para determinar qué está tirando la escuela.

Después de ver qué se está tirando exactamente, puede establecer los objetivos de reciclaje de su escuela. Debe identificar los materiales que pueden reciclarse y determinar cómo recolectarlos.

Existen varios tipos de programas de reciclaje que puede establecer en su escuela. A continuación se muestran los tipos más comunes de materiales que se pueden reciclar:

Reciclaje de papel

El papel es el principal tipo de desperdicio que crean las escuelas, típicamente comprende al menos el 25% de los desperdicios escolares. La mayoría de los tipos de papel se pueden reciclar. Esto incluye:

  • Copia el papel
  • Papel de computadora
  • Hoja de cuaderno
  • Membrete de la escuela
  • Papel coloreado
  • Carpetas de archivos
  • Bolsas de papel

Cuando las escuelas separan su papel de su otra basura, la cantidad de desechos que se envían a los vertederos se puede reducir drásticamente.

Reciclaje de metales

El reciclaje de metales es una buena opción para las escuelas que tienen máquinas expendedoras que venden latas de refrescos, etc.

Reciclaje de productos electrónicos

Desde cartuchos de tinta para impresoras, hasta computadoras y monitores, las escuelas pueden reciclar aparatos electrónicos viejos que de otro modo serían arrojados a los vertederos y contaminar el medio ambiente. Los desechos electrónicos son algunos de los más tóxicos que existen. Su escuela puede recorrer un largo camino para ayudar al medio ambiente con un programa de reciclaje de desechos electrónicos.

El personal administrativo de la escuela puede participar en este programa donando computadoras, impresoras y monitores viejos a Goodwill y otras organizaciones que los aceptan.

Reciclaje de plástico

Desde tazas hasta tenedores de plástico y cucharas hasta empaques de alimentos, su escuela produce una gran cantidad de desechos plásticos que pueden reciclarse. Gran parte del reciclaje y la reducción de desechos se pueden hacer con plásticos y otros materiales en la cafetería. Las escuelas pueden establecer nuevas políticas para reducir la basura creada en la cafetería.

Compostaje

Las escuelas pueden trabajar con sus cafeterías para establecer un programa de compostaje para que el desperdicio de alimentos se deposite en compostadores en la parte trasera de la escuela. Los desperdicios de alimentos, los gránulos de café, los recortes de frutas y verduras, etc. se pueden poner en el compostador y mantener lejos de los vertederos.

Elija cómo reciclar

Una vez que haya determinado lo que su escuela va a reciclar, debe establecer un programa para promulgar sus objetivos de reciclaje. A continuación se presentan algunas ideas para varios tipos de programas de reciclaje.

Papel

Establezca un programa para reciclar papel en cada aula. Cada salón utilizado para actividades de los estudiantes debe tener contenedores de basura para desperdicios de papel y desperdicios regulares. Para trabajar de manera más eficiente, estos contenedores deben ser de diferentes colores, por lo que es fácil distinguirlos. Ambos contenedores deben etiquetarse claramente como basura o papel solamente.

Los contenedores de reciclaje de papel también se deben colocar en toda la escuela, incluidos los pasillos, la cafetería y los baños.

Plásticos, desperdicio de alimentos y papel en la cafetería

La instalación de contenedores de reciclaje en la cafetería puede ser muy efectiva para reciclar muchos tipos de materiales, siendo el papel y el plástico los más importantes. Se pueden colocar contenedores para reciclar contenedores de alimentos, botellas de plástico, cajas de jugo, plásticos, papel de desecho, etc.

Además, los botes de basura se pueden colocar para el desperdicio de alimentos solo que el personal de la cafetería puede colocar en compostadores en la parte trasera de la escuela.

Metal

Los contenedores de reciclaje deben colocarse junto a las máquinas expendedoras que venden latas de refrescos y otras bebidas en contenedores de aluminio. Estos contenedores también deben colocarse estratégicamente al lado de los botes de basura en toda la escuela. Al hacer que el orificio del contenedor tenga el tamaño y la forma de una lata de aluminio, puede asegurarse de que solo las latas de aluminio entren en estos contenedores.

16 maneras de reciclar y cortar desechos en la escuela

Ahora que tiene algunas ideas concretas sobre cómo establecer programas de reciclaje en su escuela, queríamos darle algunas otras ideas para fomentar el reciclaje y la reducción de desechos en su escuela. Pruebe estas ideas con profesores y alumnos:

  1. Dirija las notas de la escuela electrónicamente y no las imprima
  2. Reutilice los suministros de oficina y aula cuando sea posible en lugar de comprar nuevos
  3. Realice concursos de reciclaje entre aulas o grados para ver quién puede recoger los materiales más reciclables en una semana
  4. Use el anverso y el reverso del papel de copia para las tareas de clase, luego recíclelo
  5. Aliente a los estudiantes a usar materiales reciclados en sus proyectos de arte, desde botellas de agua hasta papel y cuentas.
  6. Mantenga una caja de papel de desecho en cada salón de clases
  7. Coloque una papelera de reciclaje de tinta de impresora en cada aula. Puede recolectarlos y entregarlos por dinero en varios negocios, que pueden usarse para financiar actividades escolares
  8. Establecer un club de reciclaje que fomente el reciclaje en toda la escuela.
  9. Publique tareas y documentos en línea en lugar de imprimirlos
  10. Use revistas viejas para proyectos de arte.
  11. Minimice la cantidad de folletos utilizados en las clases y recicle los que se utilicen
  12. Anime a la cafetería a comprar alimentos a granel, lo que reduce el desperdicio de papel y plástico.
  13. Done alimentos comestibles a los refugios de su ciudad
  14. Anime a los estudiantes a traer su almuerzo de casa en contenedores reutilizables.
  15. Use secadores de aire en los baños en lugar de toallas de papel.
  16. Anime a los estudiantes a traer correo basura de su casa y colocarlo en contenedores de reciclaje

Reciclaje en el resumen de la escuela

Esperamos que haya aprendido algunas ideas sólidas para desarrollar un programa de reciclaje en su escuela. Si crees que nos perdimos alguna buena idea de reciclaje, compártela en la sección de comentarios.

Generando conciencia con ideas de reciclaje

La importancia de esto radica en que los niños pueden tomar consciencia desde temprana edad y en caso de que sus padres no compartan esto, ellos incluso podrían ser quienes hagan la diferencia con su forma de actuar en casa debido a la educación recibida en sus escuelas. No se puede subestimar la capacidad que tienen los niños de influir en su alrededor.

Ahora, si eres profesor, maestro, coordinador, director de escuela, o solo un padre preocupado que participa activamente en las reuniones escolares para padres y representantes lo tienes más fácil ya que cuentas con cierto nivel de influencia en las aulas de clases. Esto hace que puedas ser parte importante en el aporte de ideas para implementar la cultura ambientalista y de reciclaje desde los primeros años de vida de los niños.

Alguna de esas ideas que puedes traer a la mesa o empezar a implementar en caso de que tengas el poder necesario son las siguientes:

1.- Jardín escolar: en vez de tirar los residuos orgánicos puedes estimular a los niños al reciclaje con la implementación de un jardín escolar que los niños cuiden durante la semana. El abono se puede hacer con compost, el cual está hecho de hojas secas, cáscaras de verduras, frutas, huevos y más que los niños pueden traer desde casa, o tomar de los desechos orgánicos de las cafeterías internas.

En él los niños pueden sembrar hierbas aromáticas que lleven a sus hogares, flores y algunos frutos sencillos como tomates, pimentones o zanahorias. Estos frutos serán un nuevo incentivo para que los niños se emocionen más con la jardinería y es una actividad extracurricular que tiene muchos beneficios tanto para quienes lo realizan como para la escuela

2.- Cajas contenedoras: muchas escuelas piden cajas contenedoras a los padres de los niños para que ellos coloquen ahí los útiles escolares que deban dejar en las respectivas aulas de clase. Estas cajas las venden en las librerías, pero también pueden ser realizadas en las escuelas por los mismos chicos.

Solo necesitan una caja de zapatos o reciclada de algún electrodoméstico mediano y llevarla a la escuela donde todos deberán acondicionar su propia caja usando recortes de revistas, periódicos, pinturas, pegamentos, purpurina, tizas (gis) y cualquier otro elemento que deseen.

Tendrán sus propios contenedores personalizados y hechos de materiales reciclados, por lo que gastarán menos dinero y podrán aprender a usar la creatividad pensando maneras de reutilizar elementos que en otro momento hubiesen ido a la basura.

3.- Útiles escolares: esto es un aspecto en el que los padres y los gobiernos gastan muchísimo dinero anualmente. Nuevos útiles escolares para los estudiantes. Una buena idea es organizar charlas o talleres explicando a los padres la importancia y la necesidad de reciclar los útiles escolares de años anteriores que aún tengan vida útil.

En caso de que algunos padres prefieran comprar nuevos implementos para sus hijos, estimúlalos a llevar los anteriores a la escuela o lugares donde otros niños menos favorecidos puedan darles uso.

Los talleres pueden ser para renovar las mochilas, para crear contenedores de lápices/crayones a partir de botellas de refresco, para forrar los cuadernos a fin de hacerlos más resistentes y crear nuevas temáticas atractivas para los niños, para crear individuales usando tapas de botellas, entre otros.

También es importante que los niños tengan consciencia para poder utilizar cada uno de sus implementos al máximo sin derrochar materiales, sino siendo ahorrativos con los “desperdicios” que puedan producir tanto en la casa como en la escuela. El máximo beneficio de esto no es solo el ahorro, sino el estímulo del pensamiento creativo y resolutorio.

4.- Bolsas de mercado ecológicas/Ferias de reciclaje: en muchos supermercados ponen a la venta bolsas ecológicas para que las personas disminuyan su consumo de bolsas plásticas. Una buena idea para actividades en el colegio es que los niños realicen sus propias bolsas ecológicas a partir de tela reciclada, silicón y los elementos decorativos que gusten.

Estas bolsas las pueden realizar para llevarlas a casa o para comercializarlas en el colegio para recoger fondos para proyectos escolares en ferias de reciclaje. Para este tipo de ferias los chicos también pueden construir basureros con cajas de zapato recicladas, adornos para la casa, percheros, cuadros, vasos decorados y cualquier otra cosa que se les ocurra usando como base materiales reciclados.

Por último, si en la escuela donde trabajas no te permiten llevar a cabo estos proyectos o no toman en cuenta tus ideas ambientalistas y sientes como que no puedes hacer la diferencia que quisieras, quizá sea momento de decidir si lo mejor es seguir en ese trabajo, o buscar uno nuevo.