Saltar al contenido

Norma para la arborización urbana en Nuevo León. NAE-SMA-007-2022 del día 28 de octubre acerca del arbolado urbano del Estado de Nuevo León. Introducción hacia la arborización en NL.. El desarrollo urbano no planificado, derivado de un crecimiento poblacional acelerado ha degradado el medio ambiente y atentado contra el capital natural de Nuevo León.

Las grandes metrópolis, además de carecer de áreas periurbanas de amortiguamiento ecológico, presentan un déficit en la relación de área verde por habitante, la causa: los programas de arborización de árboles y arbustos no son sostenibles en las grandes ciudades, debido a la insuficiencia de superficies para realizarlas, la mala planeación en la selección de especies adecuadas y sus espacios para instalarlas, el mantenimiento inadecuado y el cuidado de las especies ya plantadas.

El patrimonio forestal urbano es dañado por podas mal ejecutadas y, en algunas ocasiones, por derribos injustificados, que carecen de especificaciones técnicas, que se realizan de manera clandestina, atribuibles al desconocimiento o a la negligencia social e institucional, así como a la gran demanda de servicios públicos relacionados con la infraestructura urbana, tales como líneas de conducción eléctricas aérea y subterránea, luminarias, señalamientos de tránsito, obra civil, banquetas de dimensiones insuficientes, entre muchas otras que interfieren con el crecimiento de los árboles.

Las podas realizadas sin respetar los criterios técnicos establecidos deterioran a los árboles y propician su debilitamiento, haciéndolos más susceptibles a enfermedades y ataques de plagas, que reducen su esperanza de vida u ocasionan su muerte. Muchas veces el deterioro es irreversible y es necesario el derribo, para garantizar la seguridad de las personas, sus bienes y el entorno. más arborización.

Importancia de un plan de arborización en el Estado de Nuevo León

El manejo del arbolado urbano debe ser gestionado por especialistas en arboricultura para evitar que la realización de las actividades necesarias durante el proceso técnico de poda, trasplante, mantenimiento y derribo del arbolado se haga de forma injustificada o mal ejecutada; de tal manera, que no se atente contra la vida de la vegetación, disminuyendo los múltiples servicios ecosistémicos, sociales y estéticos que la vegetación urbana presta a los habitantes de los núcleos urbanos de Nuevo León.

La presente Norma Ambiental Estatal (en lo sucesivo, NAE para el arborizado) incorpora técnicas de vanguardia con las mejores prácticas de manejo del arbolado urbano en lo referente a la instalación, poda, trasplante y derribo del arbolado, y reconoce los diversos e importantes beneficios que las plantas ejercen sobre la vida cotidiana de los habitantes de Nuevo León.

La NAE contempla criterios relacionados a la selección de especies adecuadas para plantar, la calidad de la instalación, las distancias consideradas con espacio aéreo suficientes para garantizar la sobrevivencia y desarrollo final del árbol, las distancias mínimas de instalación, así como las técnicas de mantenimiento que garanticen su desarrollo óptimo.

Con ello, se pretende que el bosque urbano sea considerado como un sistema integral viviente, en el cual convergen especies de flora y fauna, y que las condiciones que las definan sean su ubicación, su tipo de suelo, la disponibilidad de agua y las actividades que desarrolla la ciudadanía.

Por la ubicación geográfica en la que se encuentra el estado de Nuevo León, su topografía, su clima y demás factores que afectan la baja precipitación que se tiene anualmente, esto se ve reflejado en las lluvias erráticas que se presentan en la zona donde en pocos días llueve gran cantidad de agua, a esto agregándole la alta evaporación potencial y factores como sequias, canícula, inviernos secos y temperaturas extremas que hacen de nuestra región un lugar muy desventajoso ecológicamente, por eso esta norma busca compensar esta situación, a través del buen manejo de arbolado urbano.

En la zona metropolitana del estado de Nuevo León (CONAGUA, 2010) se promedia anualmente 590.8mm de precipitación pluvial, lo cual es muy bajo para las áreas verdes mal manejadas, y de evaporación potencial anual se promedia 2,165mm esto sobrepasa en mucho la cantidad de precipitación con la que contamos al año.

Debido a estos factores, se requieren plantas nativas de la región las cuales están adaptadas ecológicamente a este tipo de ambiente, a eso sumándole el buen manejo que se le debe de dar al arbolado nuevo y existente, que en un futuro mejorará las circunstancias desfavorables en las que nos encontramos actualmente.

Las áreas verdes urbanas, entre las que se pueden incluir bosques urbanos, plazas arboladas y jardines, brindan diversos servicios ambientales a la población, entre los que destacan: el mejoramiento de la calidad del aire, la recreación y el mantenimiento de la biodiversidad urbana, captura de carbono y, por lo tanto ayuda contra la crisis climática, pérdida de agua por evaporación, así como también mitiga el sonido de la ciudad, captan polvo existente en el ambiente, impactando positivamente la salud humana al reducir el estrés y favorecer la restauración del cerebro y, en consecuencia, mejora la salud.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que para mejorar la calidad de vida de los habitantes de las ciudades se proporcionen nueve metros cuadrados de espacio verde por habitante y recomienda que su distribución permita que todos ellos vivan cerca de algunos de estos espacios. Actualmente la Zona Metropolitana de Monterry se tiene

EL GOBIERNO DEl NUEVO NUEVO LEÓN promoverá la arborización

Un promedio de 6.2 metros cuadrados de áreas verdes por habitante (Áreas Verdes del Municipio de Nuevo León, UANL, 2013), el cual está por debajo de lo recomendado por la OMS.

En la medida en que se aplique esta NAE de arborización se logrará una buena coordinación entre los distintos sectores de la sociedad y de los tres órdenes de gobierno, para crear y difundir la conciencia de la importancia social, ambiental y económica de contar con una ciudad resiliente al cambio climático, que conserve y promueva las especies nativas o adaptadas no invasivas para aumentar la vegetación urbana, que mitigue las islas de calor en las áreas urbanas, que provea de servicios ecosistémicos y que mejore la calidad de vida de las personas. más arborización

Necesita Nuevo León más árboles nativos

¿Sabías que los árboles nativos tienen mayor resistencia a temperaturas extremas y plagas, su mantenimiento es de bajo costo y además filtran mayor cantidad de partículas contaminantes?

Necesita Nuevo León más árboles nativos. Cumplir con los estándares de arbolado en el estado implica conocer las necesidades que hay en el mismo. Plantar árboles nativos representa la oportunidad de devolver al ambiente los espacios que la urbanización le ha restado.

Tan solo en Nuevo León hay más de 100 especies distintas de árboles nativos que brindan múltiples beneficios ambientales.

Plantar árboles no solamente es cubrir la parte estética, sino cubrir los beneficios ecológicos, porque si consideramos a la flora nativa sabemos que está adaptada a la región por muchos años. Son originarias de aquí, tienen un mejor crecimiento, se desarrollan mejor aunque son lentas. Sabemos que van a tener mayor resistencia a enfermedades o plagas.

usana Favela Lara, Investigadora de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UANL. arborización en NL

La arborización presenta importantes beneficiosque dan una mejor armonía al área metropolitana. No es que las otras no sean buenas, no es que se les reste importancia a las especies que son estéticamente agradables, sino más bien sí considero que los árboles nativos nos van a dar mejores beneficios y tenemos además muchas especies nativas que se pueden introducir.

Con una selección detallada acorde con las condiciones del espacio, en el área metropolitana de Monterrey podrían representarse las diferentes especies nativas de la región.

En la publicación Flora nativa ornamental para el área metropolitana de Monterrey, los maestros Glafiro Alanís y Diego González dan a conocer las especies nativas para cada región, sus características botánicas distintivas y sus requerimientos para el uso urbano.

Las plantas nativas tienen bajo costo en mantenimiento, no necesitamos hacer mucho con ellas tampoco y, además, si las tuviéramos en el área metropolitana de Monterrey, brindan abrigo y alimentación a la fauna silvestre asociada a estas condiciones.

Plan de arborización en NL

“Además, soportan temperaturas extremas y no necesitan tanta agua porque están adaptadas a estas condiciones de precipitación que tenemos en la región”, explicó la profesora del Laboratorio de Ecología Molecular de la UANL.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, se requiere mínimamente un árbol por cada 3 habitantes y un mínimo de entre 10 y 15 metros cuadrados de zona verde por habitante para respirar un mejor aire en las ciudades.

Selecciones de las noticias de hoy