Saltar al contenido

Primeros pasos Grupo GP RSE. ¿Qué es un Plan de Responsabilidad Social Corporativa (RSC)? Un Plan de Responsabilidad Social Corporativa es el documento que recoge el marco y las acciones a llevar a cabo por una empresa dentro del ámbito de la responsabilidad social corporativa.

Debido a que la Resposabilidad Social Empresarial ha evolucionado desde una mirada casi filantrópica, a ser parte de la estrategia y modelo de negocios, hoy el ámbito se tiene internacionalizado como Sostenibilidad y Gestión de ESG (Ambental, Social y Gobernanza), especialmente para inversionistas, consumidores, clientes, reguladores, trabajadores y comunidades locales, donde a las empresas se les exige más transparencia y cercanía.

Es decir, el Plan RSC define tanto la gestión como las acciones, compromisos y objetivos que una compañía se marca para demostrar su involucramiento.

En cuestiones y causas sociales y medioambientales, para ayudar a mejorar situaciones concretas dentro de esos ámbitos y reinvertir en la sociedad parte de los beneficios obtenidos.

Además, el Plan de Responsabilidad Social Corporativa también cuenta con las herramientas de evaluación necesarias, para medir el impacto y los resultados de las acciones y medidas llevadas a cabo.

Es a través de este Plan que se integra en la empresa, en sus operaciones y relaciones, las preocupaciones sociales y medioambientales de sus stakeholders o grupos de interés y el compromiso adquirido con ellos.

Un estudio de materialidad logra definir cuáles son los aspectos más relevantes e importantes para la organización gracias al diálogo con las partes interesadas (inversionistas, gobierno, sociedad civil, proveedores, empleados y clientes).

Además, es uno de los requisitos fundamentales para elaborar la memoria de sostenibilidad según la nueva versión G4 del Global Reporting initiative (GRI).

El análisis de materialidad permite identificar en qué te debes enfocar de acuerdo con las necesidades de tu negocio y tener las herramientas para llegar a una meta que ya tienes trazada y no navegar a ciegas. La materialidad es un mapa que indica dónde están las oportunidades, los temas que tienes que atender para llegar a tu estrategia de negocio, y que te ayudan a priorizar sobre temas en los que se trabaja para definir en dónde invertirás más recursos y gente.

Para Grupo GP  realizar un estudio de materialidad nace de un deseo de enfoque y de encontrar cómo se puede multiplicar el valor, ya que la compañía realiza muchos programas de responsabilidad social y de sostenibilidad y se cae en la dispersión. La materialidad permitirá redifinir el rumbo, para detectar dónde queremos agregar valor y tener criterios claros de priorización, preguntándose dónde queremos estar, dónde tenemos más conocimiento, y dónde está el mayor contacto con los expertos, complementando la materialidad con un trabajo de plan de riesgos para armar y construir una buena estrategia de negocio. Leticia Salas Grupo GP RSE.

Análisis de Materialidad para Grupo GP

Materialidad como parte de la Estrategia de RS. Es una herramienta mediante la cual podremos indentificar los aspectos económicos, ambientales y sociales, además de los riesgos y oportunidades que fueran relevantes para la organización y sus grupos de interés.

Mediante este análisis determinaremos las prioridades de la estrategia de sostenibilidad y definir la orientación de los recursos humanos y económicos. Este análisis nos ayudará a investigar los factores
externos e internos, la priorización de los aspectos por relevancia, los temas de enfoque y áreas de acción, así como también la validación de los ejes rectores.

Para desarrollar el proceso de materialidad es necesario revisar en dónde agregaban valor y complementarlo con la prevención de riesgos. La materialidad es la clave para conocer las necesidades de los grupos de interés.

Materialidad quiere decir identificar los asuntos relevantes definidos por las partes interesadas y el propio negocio, lo que implica orientar su estrategia y gestión, y a su vez reportar aquellos asuntos focalizados por sus partes interesadas. En temas de gobernanza, cada vez existe mayor énfasis en asuntos de gestión de riesgos, elección de directores e involucramiento en temas de sostenibilidad, fiscalidad y transparencia de remuneraciones de directores, además de asuntos de ética e integridad; mientras en temas ambientales se involucran con asuntos de cambio climático, eficiencia energética, gestión de residuos y consumo de agua

Pasos Materialidad Grupo GP

Dentro del proceso de identificación definiremos las premisas o criterios de inclusión y los principales impulsores que se constituyeron en la base para el análisis de materialidad. Se realizará el análisis de la estrategia de negocios, donde incluiremos conceptos de sostenibilidad en la misión y visión de Grupo GP, además de revisar la política (actualizarla, si es necesario)

Realizaremos un análisis de procesos internos para verificar la documentación y los procesos internos relacionados a las acciones de sostenibilidad, identificaremos los requisitos legales para asegurar el cumplimiento regulatorio, identificaremos los riesgos y las oportunidades de negocios corporativos
a través del marco de riesgo interno. Además, realizaremos una comparación entre la información de top 10 empresas líderes en sostenibilidad, con la finalidad de analizar las mejores prácticas y las tendencias globales.

Establecermos el diálogo con x número de grupos de interés externos identificados previamente, con los cuales se abordaremos los temas de sostenibilidad.

Gracias a todo este proceso de identificación será posible priorizar y establecer los aspectos relevantes para Grupo GPy sus grupos de interés, los cuales serán parte de la estrategia de sostenibilidad.

En la priorización consolidaremos:

  • un eje base: (la ética y valores de la empresa),
  • tres ejes rectores (la gente, la comunidad y el planeta)
  • nueve áreas de acción (Cultura y valores, capacitación y desarrollo, desarrollo integral, agua, energía,
    residuos y reciclaje, estilos de vida saludables, desarrollo comunitario y
    abastecimiento sostenible)
  • diecinueve temas de enfoque (Cultura y valores, seguridad y salud en el trabajo, compensación, capacitación y desarrollo, desarrollo integral, gestión del agua, uso energético, impactos ambientales de logística y transporte, empaque y reciclaje, residuos, nutrición y actividad física, marketing y comunicación responsable, oferta de productos / servicios sostenibles, impactos ambientales locales, seguridad del entorno, bienestar social en las comunidades, desarrollo de proveedores, impactos ambientales de proveedores, derechos laborales y condiciones de trabajo de proveedores.)

Para que el proceso de validación tenga éxito se debe establecer una hoja de ruta de la sostenibilidad, comenzando por realizar diálogos con los directores corporativos y de las unidades de negocio, con quienes confirmaremos que los temas de enfoque par son los de interés para Grupo GP.

Estos ejes rectores serán validados por expertos en sostenibilidad y la vigencia de los temas de enfoque con los colaboradores de Grupo GP.

Finalmente podremos determinar qué temas presentan relevancia común para todas las unidades de negocio de Grupo GPy se determinará que en estos se puede generar un mayor valor e impacto positivo.

En las áreas de acción se desarrollará un grado de madurez suficiente que permitirá que las Unidades de Negocio sean agentes de cambio.

Con la integración de estos temas en la estrategia de sostenibilidad Grupo GP se podrá desarrollar una ventaja competitiva que permitirá destacar a GRUPO GP en el mercado.

¿Qué beneficios tiene contar con un plan RSC? La estrategia RSE Grupo GP

  • Empleados motivados que se sienten identificados con los valores de la empresa, lo que suele derivar en una mayor implicación de los mismos en la compañía, una mejora del ambiente laboral y en un aumento de la productividad.
  • En línea con lo anterior, una empresa socialmente responsable tiene más fácil atraer y retener el talento, por lo que se produce una menor rotación de empleados.
  • Ayuda con el compliance legal, es decir, con el cumplimiento normativo en diferentes ámbitos, como las leyes medioambientales, las de igualdad de trato y oportunidades o las de prevención de riesgos laborales.
  • Mejora la imagen corporativa de la empresa, lo que atrae clientes y ayuda a fidelizarlos.
  • Reduce el impacto de la empresa y sus acciones sobre el medioambiente, lo que a largo plazo contribuye a reducir ciertos gastos.

Los pasos para elaborar un plan de rSC para Grupo GP

Para elaborar un plan de responsabilidad corporativa es necesario seguir una serie de pasos clave, en los que se tendrán en cuenta los valores y cultura de la empresa, su estructura y organización y la implicación de todos los departamentos de la misma, desde la dirección hasta los empleados.

Uno de los requisitos para que un Plan de Responsabilidad Corporativa tenga éxito es precisamente la involucración de todos los miembros de la empresa, todas sus áreas y departamentos, mandos medios, directivos y empleados.

  • Análisis de la situación inicial Grupo GP (agosto 2022) Leticia Salas
  • Redacción del Código de Conducta
  • Identificar y define los objetivos del plan de RSC
  • Implantación del plan de RSC
  • Definir los KPIs para medir el impacto
  • Implica a toda la plantilla
  • Elaboración de una memoria de RSC anual

Análisis de la situación inicial Grupo GP (agosto 2022) Leticia Salas

Como en la elaboración de todo plan estratégico, el primer paso es llevar a cabo un análisis previo de la situación de partida, puesto que si sabemos de dónde partimos, será más fácil determinar hacia dónde queremos ir y, sobre todo, qué necesitamos para llegar.

En este análisis deberemos evaluar, entre otras, las acciones RSC que se han realizado en el pasado (si es que se han hecho), qué tipo de problemas e inquietudes están más presentes en la sociedad, si nuestra empresa tiene alguna clase de impacto social o medioambiental y en qué medida lo tiene, o qué hacen otras
empresas de nuestro sector, especialmente aquellas más representativas o que son un referente.

Redacción del Código de Conducta

Una vez tenemos la radiografía de la situación de la que parte la empresa, el siguiente paso es la redacción de un código de conducta en el que se definirán la filosofía y valores sociales y medioambientales de la empresa y cómo piensa contribuir a su mejora a corto, medio y largo plazo.

Puesto que el código de conducta se aplicará a toda la empresa, es necesario que en su elaboración se tengan en cuenta todos los puntos de vista de las partes interesadas, es decir, tanto de los miembros de la empresa como del resto de sus stakeholders.

Identifica y define los objetivos de tu plan RSC Grupo GP

El siguiente paso es identificar, definir y fijar los objetivos de un plan de responsabilidad social corporativa; estos objetivos deben abarcar el corto, medio y largo plazo y tener en cuenta a todos los grupos de interés relacionados con la empresa, desde sus empleados, directivos y accionistas, hasta sus clientes y
proveedores, incluidas también las administraciones locales y nacionales.

Habla con tus stakeholders

Nos detenemos brevemente en los stakeholders, porque es importante entender que un Plan RSC no es algo que pueda hacerse sin tenerlos en cuenta, puesto que sus preocupaciones e inquietudes son, en definitiva, las preocupaciones e inquietudes de la sociedad en la que se desempeña la empresa y por tanto,
van a marcar (o deberían marcar) la estrategia a seguir, los objetivos a alcanzar y las medidas a implantar.

Por ello, es necesario dialogar con estos grupos de interés, entender su relación con la empresa y cómo le afectan, así como entender cómo les afectan a ellos la empresa y sus acciones. Se trata de integrar en el Plan RSC las inquietudes, problemas y expectativas de los grupos de interés y alinearlas con los compromisos y valores adquiridos por la empresa.

Es importante resaltar la importancia de establecer diálogo con los grupos de interés, poniendo énfasis sobre aquellos grupos en los cuales se causa mayor impacto.

Con relación a su aporte a la sociedad, los beneficios se relacionan con su impacto a las partes interesadas y en el cuidado del medio ambiente, por tanto se debe hacer responsable de ello y buscar la forma de crear valor integral y aportar al desarrollo de la comunidades y lugares donde tenga sus operaciones, sin importar el tamaño, empresas públicas y privadas con y sin fines de lucro

Implantación del Plan

El siguiente paso en la elaboración de nuestro Plan de Responsabilidad Social Corporativa es implantarlo y para ello, tendremos que fijar una serie de medidas y acciones, que vendrán determinadas, por un lado, por los objetivos que nos hayamos marcado en el paso anterior, y por otro, por los grupos de interés en quienes nos vayamos a enfocar.

Así, si nuestro foco está en el medioambiente, las acciones que incluiremos en nuestro Plan de RSC estarán centradas en aspectos relacionados con la reducción de emisiones, el reciclaje, la reducción de la huella de carbono de la empresa, el control del consumo de energía, etc.

Cada acción y medida integrada en el plan debe tener definido un plazo de realización, un responsable y la forma en que se va a llevar a cabo.

Define los KPIs para medir el impacto

De nada nos sirve elaborar un Plan de RSC y llevar a cabo diferentes acciones y medidas, si después no nos preocupamos de evaluar el impacto y resultado de dichas acciones y medidas. Es decir, para saber si hemos alcanzado los objetivos marcados, necesitamos medir los resultados obtenidos y esto solo podemos
hacerlo escogiendo los KPIs (indicadores clave) adecuados.

Con relación a los indicadores para medir la responsabilidad social, los mejores instrumentos están relacionados directamente con la gestión ESG, donde se hace diferencias de cada industria con relación a sus impactos.

Un índice organizado y claro en materia de ESG, permitirá, en primer lugar, que los directivos y ejecutivos tomen decisiones más acertadas dentro de la compañía y, en segundo lugar, que los inversores reconozcan y premien los esfuerzos de las empresas con capital que se mantenga en el tiempo.

Para determinar qué componentes forman parte de los criterios ESG es preciso analizarlos por separado.

  • Criterios Ambientales ESG Se consideran como criterios ambientales dentro de una estrategia ESG aquellas actividades empresariales que tienen un impacto positivo en el medio ambiente. Un ejemplo de esto pueden ser las actuaciones para reducir la contaminación y la generación de residuos o la emisión de gases de efecto invernadero. Las actividades no deben ser solo de mitigación de los efectos negativos del negocio y pueden tener una visión proactiva, como la reconversión de la matriz energética o la protección de la biodiversidad.
  • Criterios Sociales ESG En este apartado encontramos principalmente las acciones relacionadas con condiciones laborales y de respeto a los Derechos Humanos. También se incluye la gestión de relaciones con comunidades donde se opera, como población indígena, por ejemplo. Además, este conjunto de criterios destaca por la protección y la promoción de una empresa diversa y que genere inclusión, así como un espacio saludable para los empleados y la comunidad en general.
  • Criterios de Buen Gobierno ESG. Este área engloba las cuestiones relacionadas con el gobierno corporativo de las organizaciones, su calidad corporativa, su cultura y sus procesos de gestión. Desde la compensación de los directivos, pasando por planes de transparencia y lucha contra las prácticas antiéticas, hasta las acertadas estrategias fiscales. Cobra especial atención la elaboración de políticas internas sólidas y con indicadores claros que comprendan factores como la externalización, el cumplimiento normativo o la aptitud de los empleados, entre otros

¿Qué no es ESG?

Ante la creciente atención acaparada por los criterios ESG en el mundo corporativo es necesario conocer qué estrategias se enmarcan dentro de sus parámetros y tienen realmente un impacto social.

La base para identificar si una estrategia está enmarcada en los criterios ESG está en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fijados por la ONU en 2015. Este es el marco integral para avanzar en un plan sostenible.

Ahora bien, los parámetros ESG no son:

● Actividades enmarcadas únicamente en valores de forma general. Los inversores y directivos huyen de las declaraciones generales. Las acciones deben apoyarse con indicadores concretos que muestren la creación de un valor diferencial y aporten información útil.

● Nomenclaturas que acompañen a los procesos que ya existen. No se trata de cambiar de nombre lo que ya hacíamos, los parámetros ESG deben aunar novedad y modelo de negocio.

● Anexos dentro de las cuentas de resultados. El enfoque debe ser integrado y afectar de un modo transversal al negocio. 

Implica a toda la plantilla

Ya lo hemos mencionado antes, pero para que un Plan de Responsabilidad Social Corporativa tenga éxito, es necesario involucrar a toda la plantilla. Para ello debemos recurrir a una buena comunicación interna que explique a nuestros empleados los objetivos que se desean alcanzar, la importancia del compromiso con la sociedad y la necesidad de que todos los departamentos y áreas se involucren en su consecución.

Al final, la responsabilidad social de una empresa depende de la suma del comportamiento y valores de cada uno de sus miembros. Por ejemplo, nuestra empresa puede tener un compromiso público con el medioambiente, pero si uno de nuestros empleados se dedica a tirar residuos en un río, sus acciones afectarán también a la reputación e imagen de la empresa.

Hacer la memoria anual Grupo GP

Finalmente, es importante que cada año las empresas elaboren su Memoria RSC, en la que se recogerán todas las acciones y medidas llevadas a cabo, los objetivos logrados y el impacto conseguido en la sociedad. Esta memoria no solo nos ayudará a tener un registro de lo que hemos hecho, sino que también es una herramienta de comunicación externa que nos ayudará a dar a conocer y publicitar nuestro compromiso con la responsabilidad social a nuestros clientes, proveedores y resto de la sociedad.

En definitiva, el Plan de Responsabilidad Social Corporativa es la herramienta con la que las empresas pueden llevar a cabo su compromiso con la sociedad y el medioambiente y, a través de ello, mantener o mejorar su reputación e imagen corporativa, retener el talento y los clientes y ser más competitiva.

Parámetros a tomar en cuenta en el Plan de acción GRUPO GP RSE

Identificar campo de acción

Es importante que identifiquemos el campo de acción de la empresa. Si está inmersa en diferentes sectores, elija el que más se relacione con consumo masivo. Así podrá tener luces sobre el público al que se va a dirigir y sobre el tipo de acciones que puede poner en marcha.

Las exigencias que internacionalmente son aceptadas en RSE. Se encuentran los 10 Principios del Pacto Mundial de las Naciones Unidas; los criterios de la Guía ISO 26000; los indicadores de las versiones recientes del Global Reporting Initiative (GRI) y los lineamientos para empresas multinacionales de la Ocde.

Defina la inversión

La inversión en RSE ha sido en (promedio) el 2,6% del total de las ventas de las compañías en los últimos ocho años. “El monto ayudará a cuantificar cada movimiento y a evitar que la iniciativa sufra imprevistos que puedan retrasarla”, dijo Mauricio López, director ejecutivo de Pacto Global.

Seleccione grupos de interés

Los grupos de interés son aquellas empresas, instituciones o público aliado que, además de estar interesado en su proyecto, puede apoyarlo de alguna forma. “Debe estar segmentado y hacerse responsable de tareas específicas, así habrá un balance”

Definir público objetivo

Deberá elegir un grupo de personas o una comunidad con la que su empresa se sienta identificado. El público objetivo puede ser su habitual consumidor, pero debe estar en condiciones vulnerables.

Seleccionar las zonas de operación

Dependiendo de las sedes donde tenga presencia la compañía y de la ubicación geográfica de sus grupos de interés, elija una zona en condiciones vulnerables a la que su empresa quiera impactar positivamente.

Determinar el tipo de acción

Hay diferentes acciones que ayudan a transformar el entorno: actividades que favorezcan el medio ambiente; acciones en pro de la construcción de comunidad, como la educación, terapias sociales o la enseñanza de labores productivas para el posterior vínculo a un empleo.

Realizar un plan a seguir

Hacer una lista sobre las acciones que llevará a cabo también facilitará la organización de las actividades.

Someter el plan a aprobación

“La dirección de la empresa debe estar comprometida con el proyecto, por eso debe estar al tanto de lo que sucede en él”,

Realizar seguimiento frecuente

Debe revisar el cumplimiento del programa para sugerir cambios o aprobar lo realizado.

Presentar resultados

Los expertos coincidieron en decir que tener un control del desarrollo del programa, basado en variables cualitativas y cuantitativas, sirve para calcular su efectividad y plantear nuevos retos.

Las empresas deben tener un área focalizada

Los expertos consultados por LR manifestaron que al interior de las empresas debe haber un área o un departamento encargado de RSE, que se encargue propiamente de la gestión, ejecución y seguimiento de los proyectos que se realicen.

Este grupo debe estar coordinado con la dirección general de la empresa, “debe existir comunicación entre los agentes implicados, así las estrategias irán en línea con la visión de la organización y causarán un efecto verdaderamente positivo”, indicó Mauricio López, director ejecutivo de Pacto Global.

Propósito GRUPO GP

TRANSFORMAMOS VIDAS CONSTRUYENDO SUEÑOS QUE TRASCIENDEN 

¿Porqué Grupo GP desea operar bajo un propósito y una cultura de RSE?

A partir de un análisis Grupo GP sobre Responsabilidad Social Empresarial, se comprenderá que existen empresas que se han acogido de manera voluntaria pero formalmente a los principios y valores de la RSE, especialmente las grandes empresas, lo cual muestra claramente un compromiso de las mismas en integrar
sus prácticas corporativas, metas e indicadores dando así cuenta de los avances realizados en los distintos componentes de la RSE en períodos y tiempos definidos.

Es posible señalar que el reconocimiento de ser una marca social para Grupo GP se vuelve una ventaja competitiva, dado que las demás compañías no lideran de la misma manera en estos aspectos, además se promulga la fidelización de los clientes a razón de sus continúas campañas que involucran a la comunidad y que enfatizan en todo momento los grandes aportes que realiza. La responsabilidad social se vuelve así en una estrategia de mercadeo.

Debemos tener en claro que no es suficiente con realizar prácticas de RSE para ser socialmente responsable, sino que se hace necesario cumplir con el concepto integralmente, ya que si solo se buscan beneficios económicos se pondrá en riesgo el compromiso social.

La Responsabilidad Social Empresarial debe asumirse como algo intrínseco de la actividad de las empresas. Todas las estrategias de RS deben alinearse al ADN de la empresa. Las principales iniciativas de la empresa para promover la RS no sólo hacia dentro, sino también hacia afuera con la comunidad

TRANSFORMAMOS VIDAS CONSTRUYENDO SUEÑOS QUE TRASCIENDEN

Nace desde nuestro propósito…

  • NUESTRA GENTE. Capacitación y Desarrollo, Equilibrio Familia Trabajo, Cultura Valores, Desarrollo Integral.
  • NUESTRA COMUNIDAD.Estilo de vida saludable, Desarrollo Comunitario, Trabajo Responsable.
  • NUESTRO MEDIO AMBIENTE. Calidad de aire, Residuos y Reciclaje, Energía, Agua.

Los individuos, al igual que las familias, empresas y países, tenemos en común la búsqueda de un futuro mejor. Trazar los objetivos y la ruta para construir ese estado de bienestar, puede llegar a ser un ejercicio
tan fascinante y enriquecedor como nuestras aspiraciones. Un buen ejercicio requiere tener la capacidad de ser autocríticos, analizar el pasado, observar el presente, proyectar a futuro, plantear alternativas realistas, prever consecuencias de manera sistémica y por supuesto poder de ejecución acompañado de su indispensable dósis de firmeza y flexibilidad.

Sostenibilidad GP: Ser GP. Es la fórmula para generar las condiciones que les permita operar y crecer. En este trayecto han aprendido que para hacerlo posible, es necesario que el entorno se desarrolle de manera paralela de tal forma que todos los actores puedan acceder a esas condiciones que les permitan existir y crecer.

Agosto 2022 Leticia Salas Grupo GP. Inicio de un proceso de profundo análisis sobre el desempeño
materia de sostenibilidad con el objetivo de enfocar esfuerzos y mejorar el impacto de sus
acciones para cumplir la visión de sostenibilidad:

“Transformar vidas, construyendo sueños que trascienden”

De este ejercicio nacerá la Estrategia RSE Grupo GP, el Marco Estratégico y sus respectivos planes de implementación tanto a nivel corporativo como en las Unidades de Negocio.

Estrategia RSE Grupo GP

Marco Estratégico de Sostenibilidad Grupo GP

El Marco Estratégico de Sostenibilidad Grupo GP, tiene como eje base la Ética y Valores, y tres ejes rectores:

  • Nuestra Gente y Nuestro Medio Ambiente que están directamente relacionados con las operaciones Grupo GP, mientras que el eje
  • Nuestra Comunidad, incluye aquellas acciones que contribuyen a la generación de comunidades sostenibles.

A nivel directivo en el eje de Nuestra Comunidad, se detonará una reflexión en torno ámbitos en los que a través del tiempo han desarrollado capacidades para generar mayor valor. Fue así como se definirá la importancia de apoyar el emprendimiento como un vehículo para impulsar economías locales, y con ello continuar potenciando las condiciones que permiten la sostenibilidad de las comuidades.

La guía para la realización de Diagnóstico RSE Grupo GP 2022 2023

Metodología SeResponsable por Carlos Arrieta

(Responsabilidad Social Empresarial) se configura como un pilar necesario para que la cultura ambiental y nuevas formas de gestión impregnen toda la estructura de la empresa y alcancen al conjunto de los colaboradores.

A lo largo de estas 3 fases, Grupo GP reflexiona y colabora con un enfoque RSE sobre las dimensiones económicas, ambientales y sociales de su política y gestión.

Fase 1: Diagnóstico.

El diagnóstitco se refiere a obtener una fotografía de la empresa en materia de RSE, y plasmarla en un documento útil (el Informe de Diagnóstico) para comunicar interna y externamente el estado de la empresa en el ámbito de la responsabilidad social.

Es importante enfatizar que el diagnóstico de RSE resultante supondrá un primer acercamiento a la introducción de la RSE en la empresa. Y, como tal, implicará el comienzo de un camino.

Una vez dado este primer paso, cada empresa podrá decidir cómo continuar su particular itinerario. En algunos casos se considerará necesario realizar un diagnóstico más profundo y global o una reflexión de mayor calado con apoyo externo especializado.

En caso contrario, la empresa ya podrá sentirse dispuesta a elaborar su propio plan de actuación en
materia de RSE, para lo cual se contará con el apoyo del segundo volumen de esta Guía. En cualquiera de las opciones, esta Metodología de Diagnóstico posibilitará:

• Observar dónde radican las principales fortalezas y debilidades de la empresa en materia de Responsabilidad Social Empresarial.
• Construir una visión clara y comprensible de la situación actual de la empresa con respecto a la RSE.
• Detectar las necesidades de formación específica en materia de RSE de los integrantes de la empresa en las áreas principales.
• Detectar áreas de mejora para poder diseñar un Plan de Mejora como un verdadero plan de actuación que responda a las actuales necesidades prioritarias, así como a las previsibles necesidades futuras.
• Definir las prioridades de un futuro Plan de Actuación.

Estimación del trabajo previsto: (Formación)

  • Revisión del compromiso de la Dirección.
  • Presentación de la Metodología
  • Formación inicial a la gerencia
  • Visión del video de RSE
  • Definición del cronograma de trabajo

Fase 2: Plan de actuación

Realización del Diagnóstico de RSE Grupo GP.

Fase 3: Implantación.

Redacción del informe de Diagnóstico.

Fae 1 y Fase 2

Lass 2 primeras fases se basan en analizar y revisar el compromiso, la misión/visión, identificar los grupos de interés y el triple resultado, obteniendo un informe final de cada fase.

COMPROMISO (arranque/revisión) , MISIÓN / VISIÓN (revisión/constraste), GRUPOS DE INTERÉS (identificación / priorización), TRIPLE RESULTADO (Análisis / Priorización) dimensión económica, ambiental y social.

COMPROMISO: Indispensable la implicación de la alta dirección. Antes de empezar el trabajo, es importante que la dirección y/o la propiedad de la empresa comprendan y asuman el compromiso con la mejora que supone abordar un proceso para sistematizar la introducción de la RSE. Explicitar el compromiso de la dirección en este proceso es fundamental tanto para asegurar que los próximos pasos
sean sólidos como para adoptar -desde el comienzo- los criterios de transparencia y diálogo que conlleva la RSE.

MISIÓN / VISIÓN. El enfoque estratégico de la RSE Grupo GP. Sin una misión como empresa es muy difícil plantearse incorporar la RSE. Estamos hablando de una reflexión práctica y bien argumentada de por qué y para qué existe Grupo GP, teniendo claro cuáles son sus fuentes de ventaja competitiva. Reflexionar sobre la misión y visión de la empresa -y explicitar ambas en un documento permite avanzar en la definición de su estrategia, un paso fundamental para entender cómo la RSE puede contribuir eficazmente a la mejora.

GRUPOS DE INTERÉS. La interacción de Grupo GP con su entorno. El papel que los grupos de interés desempeñan en la implantación de un proceso de RSE es muy importante. Entre los más relevantes para las pequeñas y medianas empresas se encuentran, por supuesto, los/as accionistas e inversores, los trabajadores/as, los clientes y los proveedores. Pero también pueden desarrollar un papel significativo en la planificación y desarrollo de las actuaciones de RSE otros grupos y colectivos como los sindicatos, los competidores, las administraciones públicas y órganos reguladores, los medios de comu nicación o las organizaciones no gubernamentales.

____

Fase 3 IMPLANTACIÓN

La tercera fase se basa en la implantación de lo reflexionado y reflejado en las etapas ante-
riores, medidas concretas para mejorar la RSE de la empresa. Para cerrar el ciclo de mejora continua será necesario realizar una revisión según la periodicidad definida en el Plan de Actuación para evaluar las mejoras en materia de RSE que ha llevado a cabo Grupo GP.

¿Cómo realizarlo?

Por nuestra cuenta si:

  • Grupo GP cuenta con experiencia en implantar sistemas de gestión ó calidad.
  • La persona encargada es lo suficientemente disciplinada para cumplir con los plazos.
  • Existe, dentro de Grupo GP, personas preparadas ó con potencial.
  • El diagnóstico interno va a ser honesto.

Apoyados por consultores externos si:

  • Grupo GP no cuenta con personas familiarizadas son sistemas de calidad ó gestión.
  • La persona encargada es poco disciplinada con los tiempos, lo urgente prima sobre lo importante.
  • Se han realizado otros intentos sin éxito.
  • Valoramos como necesario un apoyo externo que pueda orientarnos desde otras experiencias.

Los generales de la materialidad

La MATERIABILIDAD se trata de hacer. Se trata de comprender y aprender activamente de y sobre el mundo al participar físicamente en él. Experimentándolo con nuestras manos y todos nuestros sentidos. La materialidad se trata de tomar acción. 

Se trata de no aceptar el statu quo como dado sino especular y soñar con posibles alternativas. Se trata de compartir estos sueños con los demás. Sobre comunicar, intercambiar y colaborar. Sobre creer en un futuro formado por nuestros esfuerzos comunes. La materialidad tiene que ver con la inspiración y el acceso abierto y sin restricciones a la información. Se trata de probar ideas y visiones. Acerca de tratar los desafíos no como problemas que deben resolverse sino como oportunidades de las que pueden surgir nuevos. La materialidad es un campo de juego para sondear el mañana.

El término materialidad fue acuñado por primera vez por el Prof. Ludger Hovestadt en 2011, destacando la abundancia de posibilidades que surgen de la creación sintética de nuevos materiales activos y la necesidad de que los arquitectos y diseñadores aprendan a usar y calificar su potencial. La red de investigación de materialidad , como un intento de cerrar la brecha entre el diseño y la ciencia, fue iniciada por Manuel Kretzer en 2012. Surgió de una iniciativa conjunta entre la Cátedra de Diseño Arquitectónico Asistido por Computadora, ETH Zurich y Diseño de Interacción, Universidad de Zurich de las artes. Lo que inicialmente se pensó como una plataforma para brindar acceso a desarrollos materiales emergentes, rápidamente se convirtió en una comunidad internacional, que a fines de mayo de 2017 comprendía casi 2000 miembros activos.