Cómo reciclar en casa correctamente

Basura en su lugar

Reciclar es el proceso en el que los residuos o materiales de desperdicio son recolectados y transformados en nuevos materiales que pueden ser utilizados o vendidos como nuevos productos o materias primas.Reciclar es por tanto la acción de volver a introducir en el ciclo de producción y consumo productos materiales obtenidos de residuos. Es el hogar donde se producen muchos residuos sólidos, así que es hora de aprender cómo reciclar en casa.

Reciclar es una forma distinta de concebir la vida y de percibir el entorno natural.. Lo ideal para no agredir el medio ambiente es destinar cada residuo a su tratamiento: lo reciclable a reciclaje, lo compostable a compostaje -descomposición o transformación biológica del material orgánico-. El resultado de la descomposición de los residuos orgánicos de cocina y los residuos de jardín es el compost o humus, un oscuro acondicionador del suelo rico en alimentos.

En una visión ecológica del mundo, el reciclaje es la cuarta y última medida en el objetivo de la disminución de residuos; la primera sería la reducción del consumo, la segunda la producción y tercera la reutilización.

Cómo reciclar en casa correctamente

Los residuos se clasifican en dos grandes grupos, biodegradables -residuos de origen orgánico que pueden descomponerse e incorporarse nuevamente a la naturaleza-. Y no biodegradables -los que no sufren ningún proceso de descomposición o cuyo proceso no es espontáneo y requiere de grandes periodos de tiempo-, se incluyen los residuos peligrosos o de riesgo biológico. Aunque los dos tipos pueden ser ampliamente aprovechados conviene reciclar los no biodegradables como son:

  • Vidrios: todo tipo de formas de botellas y colores, también espejos y vidrios rotos.
  • Papeles y cartones: periódicos, cuadernos, libros y revistas en desuso.
  • Plásticos: envases, juguetes o utensilios del hogar.
  • Metales: paraguas, tornillos, herramientas y cosas metálicas inservibles.
  • Botellas plásticas: recipientes desechables de bebidas.
  • Latas: envases de cerveza en lata o lubricantes, aditivos, aceites vegetales, etc.
  • Recipientes desechables: Cajas, contenedores, vasos y platos de cartón o plástico.
  • Maderas: muebles para la elaboración de aglomerados.
  • NFU (Neumáticos fuera de uso).
  • Textiles y cueros.

¿Por qué es importante reciclar?

Se pueden salvar grandes cantidades de recursos naturales no renovables cuando en los procesos de producción se utilizan materiales reciclados. Los recursos renovables, como los árboles, también pueden ser salvados. La utilización de productos reciclados disminuye el consumo de energía. Cuando se consuman menos combustibles fósiles, se generará menos CO2 y por lo tanto habrá menos lluvia ácida y se reducirá el efecto invernadero.

En el aspecto financiero, podemos decir que el reciclaje puede generar muchos empleos. Se necesita una gran fuerza laboral para recolectar los materiales aptos para el reciclaje y para su clasificación. Un buen proceso de reciclaje es capaz de generar ingresos.

¿Cómo puede contribuir al reciclaje?

Para que se produzca un buen reciclaje la sociedad debe intervenir en el proceso de clasificación de basuras, el paso fundamental es separar los residuos en la fuente en donde se producen, es decir, en la casa, en la oficina, en la escuela, la fábrica, etc.

El consumidor consciente de la necesidad de reducir los desperdicios puede elegir productos cuyos envases sean retornables, fácilmente reciclables o amables con el medio ambiente. Sabe cómo reciclar en casa.

Para la clasificación de residuos es necesario disponer de 2 bolsas plásticas o recipientes. Uno de ellos está destinado para los residuos orgánicos y otro para el material reutilizable.

Los papeles y textiles deben estar limpios, secos y preferiblemente apilados y amarrados. Los envases de plástico deben estar enjuagados para evitar malos olores. Los metales y vidrios deben ser forrados en sus puntos o bordes cortantes.

Disminuya la cantidad de basura que genera en casa y reutilice aquellos residuos orgánicos que pueden servir para abonar sus plantas.

Reutilice lo más posible los envases y demás recipientes en el hogar, el colegio o el trabajo.

Diversas empresas compran vidrio, papel, cartón, plásticos y hasta radiografías médicas.

Infórmese de los horarios de recolección de basura en su calle o avenida. En caso de no cumplirse, comuníquese con la empresa recolectora y formalice su reclamo.

Disponga la basura en bolsas herméticamente cerradas. Evite la proliferación de insectos, perros y roedores.

Cómo reciclar en casa la basura de todos los días

El mal manejo de las basuras es uno de los factores que más atenta contra el medio ambiente, la basura arrojada en las orillas de las quebradas o de los ríos contamina el agua que sirve para el aseo personal y la preparación de los alimentos. Además en invierno se taponan las alcantarillas, causando inundaciones, lo que genera pérdidas materiales y humanas.

El aire se contamina con los olores que generan los residuos al descomponerse. La quema de desechos arrojados en lotes, contamina el aire con las partículas que se producen en la combustión y afecta negativamente la capa de ozono.

De igual manera, las basuras arrojadas en lotes, en las aceras o en las calles, no sólo deterioran la estética, si no que atraen insectos y roedores, transmisores de enfermedades.

El incremento de rellenos sanitarios y basureros disminuye la calidad de vida en las periferias de las ciudades alterando importantes ecosistemas, poniendo en peligro de extinción la flora y fauna del Planeta Vivo.