Haz en casa un exfoliante para labios de a 100! Te (les) encantará verte

Detox sangre

Cómo lograr tener unos labios suaves y saludables? Con un exfoliante para labios que embellecerán tu sonrisa. No importa la temporada del año, tus labios merecen un buen trato todo el año!

 A diferencia de la piel en otros lugares, los labios tienen muy pocas glándulas sebáceas. Por eso, a medida que la humedad en el aire cae en picado, se forman copos. Entonces, ¿cuál es la solución? Un buen bálsamo labial y una mascarilla labial , seguro.

Pero el exfoliante labial que a menudo se pasa por alto también puede hacer maravillas. Hay muchas cosas por las que puede pagar, pero es bastante fácil preparar una casera con cosas que probablemente ya tenga en su cocina, como aceite de coco, miel y azúcar.

Beneficios de exfoliante para labios

Los exfoliantes son una excelente manera de eliminar las células muertas de la piel, mejorar la circulación sanguínea en el área e incluso estimular la producción de colágeno para lograr un ligero efecto de relleno. Debido a que está exfoliando las células muertas y opacas de la piel, es posible que incluso note un ligero aclaramiento después. Realmente resaltarás maravillosamente el tono natural de tus labios.

El exfoliante para labios casero es muy sencillo, podrás además personalizarlo para satisfacer diferentes necesidades. (Una nota rápida de limpieza: la receta solo es buena para un sólo uso, así que no guardes las sobras en el refrigerador cuando haya terminado).

Así es como se hace un exfoliante para labios en casa.

Receta de exfoliante para labios con azúcar

Ingredientes:

1 cucharadita de aceite de coco orgánico
1 cucharadita de azúcar blanca
1 cucharadita de azúcar morena
1 cucharadita de miel
1 cucharadita de aceite de jojoba

Pasos a seguir:

1. Mezcla los ingredientes en un tazón pequeño hasta que estén bien combinados.
2. Refrigera durante 1 hora para que cuaje.
3. Aplica sobre los labios con la yema de los dedos, masajeando con un pequeño movimiento circular. (Úselo inmediatamente después de sacarlo del refrigerador, antes de que se disuelvan los cristales de azúcar).
4. Retira

Para labios muy secos:

Aumente el nivel de aceite de coco, un hidratante naturalmente oclusivo, en una cucharada adicional.

Para piel sensible:

Omita el azúcar moreno y reemplácelo con una cucharadita adicional de azúcar blanca. Los gránulos de azúcar blanco tienden a ser menos ásperos e irritantes.

Para labios quemados por el sol:

Deje que la fórmula se asiente en su piel antes de frotar; esto le da a los aceites más tiempo para penetrar.

Para labios finos:

¡Frote más tiempo! Un mayor flujo de sangre a los labios proporcionará un efecto de volumen temporal.

Etiquetas: