Saltar al contenido

Cómo explicar cambio climático a los niños, sin asustarlos

No tengas miedo, o no pierdas tiempo. Usa el tiempo en familia para explicar cambio climático a los niños,,, fomentemos un mundo mejor.

niños y cambio climatico

Aunque muchos padres de familia hoy están preocupados por el futuro que les depara a sus hijos, hablar sobre la crisis ambiental, el calentamiento global y la extinción de biodiversidad…no es relevante. Hoy te invitamos a animarte y hablar con ellos y explicar cambio climático a los niños, para animarlos a ser más más consientes y responsables que las generaciones anteriores.

No es suficiente pasar mucho tiempo al aire libre, alentar el interés de nuestros hijos por la ciencia, la naturaleza y la conservación, es necesario y urgente explícitamente del cambio climático. No evites el tema, siempore será una buena edad para poner sobre la mesa la naturaleza apocalíptica de estar al borde de un gran evento de extinción. Pero ¿Cómo le dices a una niña de 4 años que las plantas, los animales y los paisajes que adora están en grave peligro?

Importancia de explicar cambio climático a los niños

Hay muchas formas de hablar sobre lo que está sucediendo en la Tierra de una manera apropiada para la edad que no asuste innecesariamente a un niño. 

La clave es asegurarse de haber sentado las bases para que los niños aprecien y sientan curiosidad por el mundo natural, que sea capaz de discutir conceptos científicos básicos y que las conversaciones con los niños sobre el cambio climático se centren en las habilidades y soluciones de pensamiento crítico. Date tiempo para explicar cambio climático a los niños. Valdrá la pena, nos hará reflexionar y recapacitar a todos.

Cómo empezar a hablar sobre el cambio climático… sensiblemente y con sentido común

El explicar cambio climático a los niños no tiene que ser metódico ni aburrido, debe ser realista pero sensible.

Stacie Paxton Cobos, vicepresidenta senior de comunicaciones y marketing de The Climate Reality Project , una organización sin fines de lucro fundada por Al Gore , dice que los padres primero deben ayudar a sus hijos a desarrollar una apreciación del mundo natural antes de tratar de explicar el cambio climático.

Eso puede significar ver un documental sobre la naturaleza, visitar un centro de vida silvestre o un museo de historia natural, o presentar a un niño los hábitats naturales como un arroyo, una playa o un bosque. 

Estas experiencias les dan a los niños una idea de por qué es importante cuidar la tierra, lo que, en última instancia, les ayuda a comprender los riesgos del cambio climático y a preocuparse por prevenirlo.

Guía para hablar con niños de todas las edades sobre el cambio climático

Sexo. Drogas. Extinción global. Cuando surgen temas difíciles, no es fácil ser padre, especialmente cuando ese tema es el cambio climático .

Pero un padre, maestro o cuidador es a menudo la primera y mejor fuente de información confiable para los niños. Estas son también las personas que pueden ayudarles a afrontar los grandes sentimientos que inevitablemente sobrevienen al darse cuenta de las dificultades futuras relacionadas con el cambio climático.

¿Cómo hacerlo sin crear un niño ansioso, o quizás peor, abatido?

Consejos especiales para abordar el cambio climático en los más pequeños (0 a 6 años)

Inspire la maravilla ambiental en los más pequeños

Dado que los niños más pequeños no entenderán fácilmente conceptos como los gases de efecto invernadero y la acidificación de los océanos , comience con un mensaje más sencillo: los seres vivos crecen y prosperan cuando los cuidamos. Los niños aprenden haciendo, así que trate de plantar semillas o cuidar animales como una forma de desarrollar jóvenes ambientalistas .

Observar, apreciar y celebrar las estaciones crea una buena base para comprender el cambio climático. En las caminatas, observe cómo las hojas caen de los árboles en otoño y luego vuelven a brotar en primavera. Señale las aves migratorias o las mariposas que van y vienen con las estaciones.

Reconocer pequeñas acciones que demuestren respeto por el planeta.

A corto y largo plazo, es beneficioso inculcar la idea de la responsabilidad de la limpieza. Se trata de pensar en el impacto que se tiene a través de nuestras acciones y decisiones

Si ensucia el lugar donde viven las plantas y los animales, puede dañarlos, y si limpia, les ayuda.  Además, aunque la idea de “compartir” puede ser un desafío para personas de cualquier edad, se debe alentar a los niños pequeños a compartir el espacio de la tierra con otros seres vivos.

Asimismo, felicite a los niños cuando tomen la iniciativa. Eso podría ser tan simple como decir “Gracias por apagar las luces, eso está ayudando al planeta”.

Muchos de nosotros nos olvidamos de dar este paso. Cuando las personas más importantes para nosotros se dan cuenta de nuestras acciones, es más probable que lo hagamos de nuevo y lo llevemos adelante.

Mantenga viva su fe en la humanidad (podría ayudar a restaurar la suya también).

Para la mayoría de los niños menores de 5 o 6 años, el mundo es un buen lugar, con personas que lo cuidan. Recuérdeles a los niños que a muchos adultos les importa el futuro de los niños y la naturaleza, y que están trabajando para proteger a ambos. “Necesitan saber que los adultos están a cargo, y lo tienen”.

Del mismo modo, evite procesar sus propias ansiedades mientras habla con niños pequeños, quienes captan fácilmente nuestras emociones.

Si bien es importante ser abierto sobre sus preocupaciones sobre el cambio climático, hágalo fuera del alcance del oído de sus hijos, hablando con otros padres o uniéndose con otros activistas en su comunidad.

Para niños en educación escolar (6 a 12 años)

Explique la ciencia, simplemente.

Primero, evalúe lo que sus hijos ya saben. Si están familiarizados con el término cambio climático , pídales que le cuenten lo que han oído al respecto.

Los niños a veces escuchan ideas extrañas, como sabemos por algunas de las mentiras difundidas por los negadores del cambio climático en nuestro propio gobierno. Reconozca estas afirmaciones falsas por lo que son, y explique que a algunas personas les importa más ganar dinero o conservar el poder que la salud de nuestro planeta. Esta puede ser una discusión difícil, pero lo ayudará a reconocer y validar la indignación que los niños pueden sentir hacia las generaciones mayores.

Una vez que haya disipado los mitos, puede explicar la idea más abstracta del cambio climático utilizando la analogía general. Puedes describirlo de esta manera:

Nuestro planeta está protegido por una capa que rodea la tierra, como una manta que la mantiene a la temperatura adecuada.

Con el calentamiento global, cada vez se colocan más mantas alrededor de la tierra. No podemos simplemente deshacernos de ellos. Así que estamos averiguando cómo volver a cambiar al tipo y número de mantas correctos.

Sobre cómo explicar cambio climático a los niños

Enfatice cómo estamos tratando de resolver el problema.

Gire a los cambios positivos que estamos haciendo inmediatamente después de discutir los desafíos. Los niños pueden asustarse si no saben que hay adultos que se preocupan por el cambio climático y están tratando de solucionar los problemas. Puede ayudar a combatir la sensación de impotencia e impotencia.

Hágales saber que, de hecho, hay millones de adultos que están trabajando para proteger a los niños, para responder nuestras propias preguntas sobre el cambio climático y para descubrir los pasos que daremos para llegar juntos a donde debemos estar.

Una buena idea es ofrecer ejemplos de innovaciones y soluciones para niños, como las granjas solares chinas diseñadas en forma de pandas y parques infantiles que generan energía .Algunas de estas soluciones se relacionarán con su hijo, como la campaña Turn It Off que los estudiantes han defendido para disminuir las emisiones producidas por los conductores inactivos, y la iniciativa Meatless Mondays para el cero consumo de carne cada lunes, alentando a lascafeterías escolares para disminuir el impacto climático de los almuerzos entre semana.

Analice el poder de la acción personal.

En la escuela primaria, los niños comprenden la causa y el efecto, por lo que es un buen momento para hablar sobre lo que pueden hacer los niños para reducir las emisiones de carbono, con su ayuda.

Algunos hábitos que pueden adoptarse en esta etapa es el uso de la bicicleta o en auto compartido a la escuela, cambiar bombillas incandescentes por LED de bajo consumo o instalar un sistema de compostaje doméstico. Sin embargo, una nota de precaución: los niños de todas las edades notan las inconsistencias de los adultos.

Si hablamos de la importancia del reciclaje pero no eliminamos los artículos de un solo uso de nuestra rutina diaria, es posible que enfrentemos algunas preguntas difíciles.

Celebración de debates abiertos con preadolescentes (de 12 a 14 años)

Fomente las preguntas sobre el cambio climático, incluso si no siempre puede responderlas.

Los preadolescentes son impulsados ​​por la curiosidad científica, la conciencia y un sentido de responsabilidad cívica. Cuando buscan respuestas a grandes preguntas, puedes embarcarte con ellos en la búsqueda.

Empiece a enseñar a los niños cómo encontrar recursos confiables para obtener información sobre ciencias climáticas y qué desinformación existe. Sin embargo, no es necesario seguir todos los enlaces web. Si no tenemos cuidado, la información puede volverse abrumadora e inundarnos, y puede llevarnos a una sensación de inutilidad o expectativas poco realistas. Se Responsable.

Involucre las fortalezas personales de los niños para expresar sus preocupaciones.

Quizás a su hijo de secundaria le encantan los osos polares o le preocupa la contaminación del aire. Comunique que los pequeños actos para difundir la conciencia pueden tener un efecto dominó y anímelos a hablar.  Su voz importa mucho.

Algunos niños se sienten cómodos haciendo presentaciones a otros niños , otros prefieren trabajar en campañas de carteles y proyectos de arte en grupo , y otros pueden realizar poesía hablada.

Invite a los niños extrovertidos a unirse a un zoom o meeting con usted. Estamos modelando una vida sencilla, pero también un compromiso cívico. Y eso también debe impactar directamente a los adultos.

Diversificación con adolescentes (de 15 a 18 años)

No tenga miedo de dejar a su hijo a educar a usted sobre el cambio climático.

Después de todo, cuando se trata del cambio climático, su hijo adolescente puede estar más al tanto de las últimas investigaciones sobre combustibles fósiles y alternativas de iluminación que usted. Definitivamente, nuestra infancia y juventud es muy diferente a la de ellos

Hoy el acceso a la información y la conectividad, han desarrollado niños y jovenes de pantalla. Los adultos, nos divertíamos al aire libre de niños, mientras nuestros adultos contaminaban gravemente el planeta. Hoy todos estamos resintiendo la crisis climática.

Todos podemos aprender de nuestros niños y escucharlos. Muchos de nosotros podemos reaccionar a la defensiva, debido a la culpa o la frustración por no hacer más. Todos necesitamos tener la humildad de dar un paso atrás y mirar partes de nosotros mismos que no necesariamente nos gusta mirar.

Entonces, si su adolescente vegetariano se enfrenta a usted por las hamburguesas, hágale preguntas y reflexione sobre sus pensamientos: ¿Cómo decidió convertirse en vegetariano? ¿Cómo te sientes al vivir en una familia con carnívoros? ¿Puedes pensar en algunas soluciones o compromisos?

Comparta artículos de noticias con sus adolescentes sobre sus compañeros que marcan la diferencia.

El Movimiento Juvenil por el Clima está prosperando y hay muchos ejemplos inspiradores que puede señalar para destacar a los jóvenes que defienden el futuro de su generación . Es empoderador para los adolescentes ver que el gobierno y la gente los toman en serio. Les muestra que sus voces importan.

Esto también ayudará a alentar a los adolescentes a canalizar la indignación y la preocupación por el clima a la acción y a concentrarse en las cosas sobre las que pueden tener control. Eso es importante para su salud mental, ya que, obsesionarse con todas las cosas que no sabemos y sobre las que no podemos hacer nada a menudo contribuye al estrés y la ansiedad.

Discuta las estrategias de afrontamiento: qué hacer cuando se sienta asustado, enojado y abrumado.

Puede ser una práctica de respiración, hablar con un amigo o abuelo, o salir a caminar. “Repase con los niños lo que les resultó útil en el pasado, cuando hayan pasado por algo difícil”

Por otro lado, algunos adolescentes pueden actuar como si no les importara el cambio climático. Puede que sea necesario investigar un poco más para descubrir de qué se trata realmente. Debajo de la bravuconería de no importarle, a menudo hay mucho miedo y tristeza.

No todo es malo, estamos a tiempo de reaccionar

También es importante centrarse en las buenas noticias: si los humanos son los culpables de entrar en esta crisis, los humanos también pueden volver a encaminarnos.

Y todos los informes más recientes sobre el cambio climático enfatizan que tenemos soluciones a nuestro alcance. Tranquilice a los niños diciéndoles que los científicos dicen que todavía tenemos tiempo para evitar los peores impactos climáticos. Los científicos nos están diciendo cómo cambiar esto, y muchos de nosotros estamos escuchando.