Cómo hacer un huerto en casa y empezar una dieta más sana

Cómo hacer un huerto en casa para mejorar tu salud a través de los alimentos, de las frutas y verdudas que puedes cultivar y cosechar para disfrutar de una dieta más saludable y natural.

En realidad, pocas cosas son tan gratificantes en la vida como poder llevar a nuestra mesa las verduras y hortalizas que nosotros mismos hemos cultivado. Pues, luego de cuidarlas y verlas desarrollarse, es indescriptible el poder transformarlas en apetitosos platos.

Crear un huerto puede considerarse además como un proyecto para compartir en familia. Por ello, queremos compartir contigo una ser ir de paso para crear un huerto en el hogar, incluso si no tienes espacio. Una vez que lo empieces, verás que es una tarea realmente divertida y relajante.

Pasos Cómo hacer un huerto en casa

1-El espacio: esto es lo primero que debemos escoger, un espacio que sea realmente apropiado, ya que de ello depende que la creación del huerto sea exitosa. A este sitio seleccionado debe llegarle un poco de sol, ya que las plantas se alimentarán de la luz natural que puedan recibir. Asimismo, es importante que cuente con agua, y que el sistema de drenaje funcione. Es recomendable que, si tienes patio lo utilices. No se recomienda hacer en el interior del hogar para evitar el sucio. En base al espacio que destines para esta labor, podrás construir un huerto horizontal, es decir, con una planta al lado de otra; o un huerto vertical de diferentes niveles. Si optas por construir un huerto vertical estarás ahorrando espacio y será más fácil de mantener.

2- Prepara el material: para hacer el huerto. Y para ello debes considerar que tus macetas necesitarán un soporte. Te recomendamos que compres pocas cosas, aun cuando tu entusiasmo sea enorme y quieras comprar todo lo que aparezca. Pues, lo más importante para que esto funcione es que las condiciones estén dadas. Tal vez en casa cuentes con objetos que puedas reutilizar a favor de tu huerto. Por ejemplo: armarios que ya hayas desechado o cajones que no utilices, los cuales debes envolver con bolsas previamente, es decir, antes de arrojar la tierra. También puedes utilizar las botellas plásticas que no utilices y decorarlas a tu manera para que además luzca estético o decorativo. También, puedes visitar la frutería más cercana a tu hogar y buscar las cajas de maderas que se emplean para transportar las hortalizas. Si observas con detenimiento, estamos seguros que encontrarás los materiales necesarios en tu hogar.

3- ¡Manos a la obra! En este punto podrás empezar a colocar la tierra en las cajas de madera, las macetas o los cajones que hayas destinado para utilizar en tu huerto, y plantarle las semillas o los brotes.

4-Seleccionar la tierra: para escoger la mejor tierra es mejor que visites un campo que haya sido labrado previamente, pues, es importante que la tierra contenga los nutrientes que tus plantas necesitarán para crecer. Si buscas información  también puedes aprender a hacer tu propio compostaje en tu hogar.

5-Escoge las plantas: las cuales se recomiendan que sea de temporada. También puedes plantar flores, o aquellas plantas que sean aromáticas, verduras u hortalizas. Algunas plantas pueden repeler de manera natural la plaga que pudiese ocasionar daño a tu huerto. Puedes empezar haciendo tus propios planteles incluso con el material en el que vienen los huevos. Allí, tus semillas podrían crecer normalmente hasta que necesiten trasplante a otro sitio.

El que puedas construir un huerto en tu casa puede resultar altamente beneficioso, ya que aprenderás a consumir responsablemente, es decir, ya no tendrás que ir a enormes supermercados o tiendas para buscar tus productos, sino que puedes consumirlos y saber qué es lo que estás consumiendo, ya que serán mucho más sanos.

Asimismo, podrás dedicar parte de tu vida para dedicar un minuto de atención a esos pequeños detalles de los que usualmente no nos percatamos. Si entendemos la manera en la cual trabaja la naturaleza, podremos conocer más a nosotros también, y todo lo que nos rodea.

Además de ello, podrás llevar a tu mesa productos realmente sanos y con alto contenido nutricional, ya que tú sabes cómo cultivas tus productos, y al hacerlo de manera saludable también te alimentarás con menos riesgos.

Construir tu propio huerto también te ayudará a tener una mayor sensibilidad y un grado de conciencia con respecto a la naturaleza, sin mencionar que es una tarea desestresante.

Esperamos que con la aplicación de estas técnicas que te hemos dado a conocer puedas construir un huerto y tener una cosecha saludable y con resultados exitosos.