Saltar al contenido

Importancia de los árboles urbanos. Sus beneficios para mitigar el CAL0R

Los árboles urbanos son un activo crítico para las ciudades. Los árboles secuestran carbono, reducen el uso de energía, eliminan los contaminantes del aire, filtran las aguas pluviales y refrescan las calurosas calles de la ciudad proporcionando sombra y liberando vapor de agua.

La comunidad recibe muchos beneficios mentales y físicos de los árboles urbanos  Un creciente cuerpo de evidencia vincula la exposición a la vegetación con tasas reducidas de mortalidad, enfermedades cardiovasculares, estrés y depresión. Vivir en áreas más verdes se asocia con niveles más altos de felicidad, desarrollo cognitivo y resultados de aprendizaje. Estos beneficios están relacionados con una disminución de la exposición a la contaminación del aire, el ruido y el calor, un mayor contacto con la naturaleza y una cohesión social fortalecida.

Un nuevo informe de la organización sin fines de lucro World Resources Institute analiza lo que se necesitaría para que los EE. UU. pudieran eliminar alrededor de 2 gigatoneladas de CO2 del aire cada año para 2050. De este informe resalta la importancia de los árboles urbanos.

Es una cantidad enorme, el equivalente a casi un tercio del total anual emisiones en el país en 2017. Pero es la escala la que probablemente sea necesaria para limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 grados Celsius. El informe identifica cinco formas de llegar allí.

Los árboles urbanos aumentan plusvalía

Los árboles urbanos, debido a su valor estético, también pueden aumentar el valor de las propiedades, lo que crea complicaciones para las comunidades de bajos ingresos y puede conducir a la gentrificación. Si bien los árboles pueden desplazar a los residentes que no pueden pagar los crecientes costos de la vivienda fuera de su vecindario, también están peligrosamente ausentes de estas comunidades.

Una restauración de árboles urbanos en un tercio a dos tercios de la tierra adecuada en Estados Unidos, incluidas las áreas degradadas que no se utilizan para la agricultura y la tierra urbana, podría capturar entre 180 y 360 megatoneladas de CO2 al año para 2040, estima el Instituto de Recursos Mundiales.

El informe sugiere nuevas políticas, como un crédito fiscal o un programa de pagos, para incentivar a los propietarios a plantar y mantener árboles urbanos en áreas prioritarias.

Importancia de los árboles urbanos

Los árboles urbanos absorben el carbono de la atmósfera y le brindan un hogar a los animales silvestres. ¿Pero sabías que también pueden «hablar» entre ellos, y enviar señales de socorro cuando son atacados?

Datos curiosos de los árboles en el mundo:

  • Hay alrededor de 3 billones de árboles en el mundo, según un estudio de la Universidad de Yale. Eso incluye más de 60,000 especies de árboles conocidas. Brasil, Colombia e Indonesia son los países con más especies de árboles. La mala noticia: hoy en día hay un 46% menos de árboles que al principio de la civilización humana.
  • Un estudio que examinó 86 especies de árboles entre 1980 y 2015 en el este de los Estados Unidos encontró que el 73% se mudó hacia el oeste, donde las lluvias están aumentando. En promedio, se desplazaron unos 16 kilómetros por década. Los árboles claramente no pueden desarraigarse y moverse, pero sus centros de población pueden cambiar con el tiempo en respuesta a las presiones climáticas.
  • Cada árbol nos da sombra, pero también es capaz de mitigar las temperaturas extremas transpirando, absorbiendo la radiación del sol y liberando agua en el aire a través de sus hojas. Un estudio realizado en 2019 en EE.UU. encontró que una cobertura de las copas de los árboles del 40% o más podría reducir las temperaturas en las ciudades hasta 5 grados.
  • Los árboles extraen CO2 de la atmósfera y por lo tanto son cruciales en la lucha contra el cambio climático. También pueden usar sus hojas para filtrar partículas y gases tóxicos como el dióxido de nitrógeno y el dióxido de azufre del aire. Un estudio reciente encontró que el abedul plateado, el tejo y los árboles viejos podrían reducir las partículas a tasas de 79%, 71% y 70% respectivamente.
  • Tienen poder curativo. Los árboles pueden reducir nuestros niveles de estrés y ayudarnos a sentirnos más felices y saludables. Varios estudios han demostrado que pasar tiempo en la naturaleza, o incluso solo mirar los árboles o las flores a través de una ventana, puede reducir la presión arterial, estimular el sistema inmunológico, mejorar el sueño y reducir la depresión y la ansiedad.
  • Los bosques tienen sus propios sistemas de comunicación que permite a los árboles intercambiar nutrientes y enviar alertas sobre sequías o enfermedades. Interactúan a través de redes de hongos del suelo, conocidas como redes micorrícicas. Estudios han demostrado que el abedul de papel (en la foto) y los abetos utilizan este sistema para enviar agua, carbono y nutrientes de un lado a otro.
  • Cuando son asediados por bichos o parásitos, algunas especies, como los manzanos y las plantas de tomate, pepino y habas, liberan compuestos en el aire para alertar al depredador del atacante. Un estudio europeo demostró que los árboles infestados de orugas emiten señales químicas para atraer a las aves que se alimentan de orugas, como el herrerillo (foto).
Etiquetas: