Saltar al contenido

ISO 37001: Sistemas de Gestión antisoborno. Medidas

Resuelva sus dudas sobre los sistemas de gestión antisoborno ISO 37001, el estándar de ISO para la lucha contra el soborno y la corrupción.

Cómo ser responsable

La recientemente publicada ISO 37001 antisoborno, es una norma internacional de Sistemas de Gestión antisoborno para la cual se ha tomado como base la norma ya existente BS 10500: Anticorrupción y Ética empresarial desarrollada por el British Standard Institute (BSI).

ISO 37001, especifica las medidas que la organización debe adoptar para evitar prácticas de soborno, ya sean de tipo directo o indirecto, por parte de su personal o socios de negocios que actúen en beneficio de la organización o en relación con sus actividades.

La norma ISO 37001 establece los requisitos para un Sistema de Gestión antisoborno, que permita establecer, implementar, mantener y mejorar continuamente los elementos que lleven a mitigar el riesgo de soborno en las organizaciones.

Estas medidas antisoborno incluyen

  • Adopción de una política anti-soborno
  • Nombramiento de una persona o conjunto de personas encargadas de supervisar el correcto funcionamiento del sistema de gestión para controlar su incumplimiento.
  • Evaluación de los riesgos y debida diligencia en proyectos y socios de negocios.
  • Aplicación de controles financieros y comerciales.
  • Procedimientos de información e investigación.

Ventajas para la Organización

  • Ayuda a sistematizar su sistema de gestión contra el soborno al aplicar requisitos mínimos y guías de apoyo para la aplicación, mejorando los controles existentes.
  • Genera confianza en sus propietarios, inversionistas, clientes y otros socios comerciales ya que se han implementado controles internacionale.
  • Orienta a proporcionar formación/sensibilización contra el soborno adecuada para el personal.
  • Sirve como herramienta de defensa frente a los fiscales y/o tribunales en caso de investigación, mostrando evidencia de que la organización ha tomado medidas para prevenir el soborno

Ventajas para los Clientes

  • Permite identificar a aquellas organizaciones que buscan desarrollar sus actividades en un escenario en contra del soborno
  • Trabajar con proveedor no expuestos a riesgos que puedan comprometer su imagen de marca.
  • Menores riesgos al operar en mercados extranjeros ya que son reglas aceptadas internacionalmente
  • Seguridad, ya que se evidencia el cumplimiento mediante evaluación externa que la empresa está libre de sobornos

Ventajas para el Mercado

  • Organizaciones más comprometidas y transparentes.
  • Minoriza la incertidumbre en las transacciones comerciales.
  • Establecimiento de unas reglas internacionalmente aceptadas, que impidan el incremento de costos de hacer negocios.
  • Genera confianza en las instituciones.
  • La evaluación externa permite evidenciar el cumplimiento.

Sectores de Aplicación

La norma ISO 37001 puede ser implementada por cualquier organización, como parte de su Sistema de Gestión de Compliance o de forma separada. Dado que la gestión contra el soborno es una práctica indispensable a nivel internacional, este Estándar es aplicable a todo tipo de empresas, desde las más pequeñas a las más grandes, ya sean de ámbito público, privado e incluso sectores sin ánimo de lucro.

Es especialmente recomendable para actividades con relaciones con gobiernos y grandes corporaciones y Organizaciones en las que un escándalo por soborno pueda tener una repercusión mediática tan fuerte que se ponga en riesgo la supervivencia y/o reputación de la Organización.

Principales Requisitos

  • COMPROMISO de la Junta de gobierno (si la hubiese) y la Alta dirección.
  • Identificar los RIESGOS de soborno a partir de las expectativas y necesidades de las partes interesadas.
  • Asignación desde la alta dirección de una FUNCIÓN DE CUMPLIMIENTO contra el soborno, con la competencia, posición e independencia apropiada.
  • Establecimiento de CONTROLES en situaciones de riesgo de soborno
  • Introducir el anti-soborno en la CULTURA de la organización.
  • Sensibilización, información y establecimiento de controles al personal de la organización.

Ejemplo de Acciones Prácticas a Implementar

  • Definición y comunicación de la POLITICA de lucha contra el soborno al personal de la organización y a los socios de negocios que planteen el menor riesgo de soborno.
  • IDENTIFICAR Y EVALUAR los procesos donde mayor RIESGO de sobornos existe y tomar las medidas y acciones necesarias para eliminarlos o minimizarlos.
  • Registro de FORMACIÓN/SENSIBILIZACIÓN contra el soborno.
  • Establecer CONTROLES FINANCIEROS, por ejemplo requerir dos firmas para la aprobación de un pago.
  • Establecer CONTROLES NO FINANCIEROS, por ejemplo en la selección de subcontratistas haya una sistemática de pre-selección y unos criterios establecidos.
  • REGISTRO de regalos, invitaciones, donaciones y beneficios similares dados y recibidos.
  • Establecimiento de procedimiento de DILIGENCIA DEBIDA
  • Establecer procedimientos y canales para que cualquier SOSPECHA que pueda haber en cualquier nivel de la organización pueda ser comunicada, por ejemplo permitir la denuncia anónima.

*Las acciones indicadas son sólo ejemplos, estás deberán ser adaptadas a la realidad y necesidades de cada organización.

El estándar puede aplicarse a empresas, grupos de empresas e incluso a sólo una parte de ellas, facilitando así diferentes opciones que ayuden a adoptar la estructura más conveniente en cada caso.

No obstante, no debe olvidarse que el soborno se encuentra estrechamente vinculado a conductas que se desarrollan localmente, motivo por el cual la capilaridad del modelo puede ser importante para garantizar su eficacia.

En cualquier caso, se precisa una Política que declare de forma explícita la tolerancia cero a las conductas que puedan implicar soborno, así como acciones formativas y de concienciación que difundan y refuercen ese mensaje.