Saltar al contenido

Reciclaje de plástico NO es la solución, se debe prohibir su producción

El reciclaje de plástico es el proceso de recuperación de desechos de plásticos. Las tres principales finalidades del plástico reciclado son la reutilización directa, el aprovechamiento como materia prima para la fabricación de nuevos productos y su conversión como combustible o como nuevos productos químicos.

Botellas biodegradables

Se prevé que la producción de plástico que se utiliza para empaques seguirá creciendo, doblándose en sólo 15 años y cuadruplicando de aquí al 2050. Es buena idea el reciclaje de plástico para minimizar el impacto de la basura generada por este material?

El plástico utilizado para envases supone actualmente un 26% de la producción total de plástico (311 millones de toneladas en el año 2014). Desde haca ya mucho tiempo el reciclaje de plástico ha sido un hábito promomido como medida pro ambiental, pero al parecer ha sido una solución contraproducente que debe parar.

Un grupo de activistas de la organización ambientalista Greenpeace México se manifestó contra el “Acuerdo Nacional para la Nueva Economía del Plástico en México”, que se firmó hoy en el Senado de la República con la industria del ramo.

Contra el reciclaje de plásticos en México desde el Senado

Los activistas ingresaron al salón de la Permanente, donde se realizó la firma del acuerdo impulsado por los senadores Jorge Carlos Ramírez Marín, del PRI, y Ricardo Monreal, de Morena, y mostraron pancartas con la leyenda “Este acuerdo es para seguir contaminando”. El reciclaje de plástico NO es la solución. Urge prohibir la producción de plásticos!

Con dicho convenio, la industria del plástico se compromete a reciclar los desechos que se producen del uso de este material para que en 2025 todos los envases puedan ser reutilizados o reciclados.

Los inconformes rechazan el convenio porque consideran que es “permisivo, voluntario y no cambia nada” y, al no exigir la destrucción total del plástico, deja abierta la posibilidad de que el sector industrial actúe con discrecionalidad, al implementar medidas para reducir los plásticos de un solo uso.

La verdadera solución en la lucha contra el plástico

Afirmó que el cambio verdadero vendrá de la aprobación de legislaciones,  trabajo que le corresponde a los diputados, y no de acuerdos voluntarios desconocidos por la sociedad hasta que son firmados.

Añadió que las propuestas para solucionar el problema que propone el Acuerdo se basan en el post-consumo, apuesta por la valorización de los residuos para generar nuevas materias primas a ser aprovechadas, a través de medidas como el reciclaje; el compostaje, y el aprovechamiento energético.

Reciclar no es suficiente

En ese sentido, apuntó que Greenpeace ha señalado que reciclar no es suficiente, y el acuerdo tampoco aborda de manera adecuada la responsabilidad extendida del productor.

Por último, comentó que la industria, los productores y distribuidores de plásticos de un solo uso deben innovar en el diseño de envases y empaques que reduzcan la generación de residuos, y hacerse cargo de los desechos que sus productos generan; en lugar de ello, opinó, se responsabiliza a los individuos de una mala disposición de la basura.

Alternativas del plástico

Los plásticos biodegradables creen que pueden ayudar (si se combinan bien con una apropiada recolección). Pueden ser útiles en los envases que están mezclados con comida después de su uso y para materiales que no van acabar en la cadena de reciclaje (el plástico biodegradable compromete la calidad del reciclaje), como las bolsas de desechos orgánicos en restaurantes, o las bolsitas del té y las cápsulas de café (que tanto odiamos).

Pueden ser también útiles en ciudades donde se recoge la basura orgánica por separado (como pasa en Milán y esperamos que pronto en muchas más ciudades).

Otras opciones pueden ser la utilización de concentrados

Se estima que en Estados Unidos cada año hay 42.1 billones de recipientes usados para productos que es un 70-90% son agua. Solamente empaquetando y vendiendo los ingredientes activos concentrados (sin agua) y reutilizando el mismo recipiente treinta veces se reduciría, sólo en EEUU, aproximadamente 341.000 toneladas de plástico por año.

Y cómo no, la reutilización de los materiales o envases, tanto en las empresas, como de los clientes es fundamental.

Las empresas deben de devolver los envases o recipientes al punto de origen para que puedan ser reutilizados tantas veces como sea posible, y los consumidores también debemos hacer lo mismo cuando vayamos a comprar, devolver los envases o reutilizarlos tantas veces como sea posible.

Empresas que se dedican al negocio de la recuperación

Es verdad que todo esto puede parecer un poco idílico en los tiempos en los que vivimos pero la buena noticia es que hay empresas que ya lo hacen.

La economía circular tiene siempre presente es que los recursos son finitos cosa que la economía actual parece no tenerlo en cuenta y los utiliza como si no hubiese límite.

Si no paramos de reciclar, la basura por plástico nos invadirá

La Fundación Ellen MacArthur presentó un informe en el Foro Mundial de la Economía en el que decía que para 2050 habría más plásticos en el mar que peces.

Ellen MacArthur es una deportista que batió el récord mundial de navegación en solitario y sin escalas alrededor del mundo, en 2005, dejándolo en 71 días y 14 horas. Vivir al límite durante tanto tiempo le supuso una transformación radical en su manera de entender el mundo:

En el bote aprendí las lecciones más básicas de economía: todas las provisiones estaban calculadas día a día. El bote era mi vida, y fue así como si realmente valor a los recursos, reaprovechando todo lo que podía y sin desechar apenas nada.

Durante esa durísima travesía me vino a la cabeza el contraste con el modo en que vivimos en tierra, con esos supermercados desbordantes que nos crean la ilusión de un mundo de recursos ilimitados.

Se dio cuenta que no podemos seguir funcionando así a largo plazo, y decidí hacer lo posible por cambiar las cosas Cinco años más tarde creó la fundación Ellen MacArthur con el objetivo de impulsar la transición a una economía circular.

Resumiendo muchísimo (este tema da para hablar largo y tendido) la economía circular es una economía regenerativa que pretende conseguir que los productos, componentes y recursos mantengan su utilidad y valor en todo momento. Como en la naturaleza, donde no hay desperdicios. Pero de esto ya hablaremos en otro momento.