Saltar al contenido

OCÉANO. Cada 8 de junio es el Día Mundial de los Océanos

Día Mundial de los Océanos. Nuestros océanos cubren alrededor de dos tercios de la superficie de la Tierra y son el verdadero pilar de la vida.

Los océanos generan la mayor parte del oxígeno que respiramos, absorbe una gran cantidad de las emisiones de carbono, ofrece comida y nutrientes, regula el clima, y son económicamente importantes para los países que confían en el turismo, la pesca y otros recursos marinos para sus ingresos. Además, son la espina dorsal del comercio.

Desafortunadamente, la presión humana, que incluye la sobreexplotación pesquera y la pesca ilegal, desconocida o sin regular, así como las insostenibles prácticas de acuicultura, la polución marina, la destrucción del hábitat, las especies invasivas, el cambio climático, y la acidificación están causando un grave daño a océanos y los mares.

Cubriendo alrededor del 70% de la superficie de la Tierra, los océanos del mundo tienen una relación bidireccional con el tiempo y el clima. Los océanos influyen en el clima a escala local y global, mientras que los cambios en el clima pueden alterar fundamentalmente muchas propiedades de los océanos. 

Por el calentamiento global podemos notar ya algunas de estas características importantes de los océanos han cambiado con el tiempo.

Son los océanos el pulmón del planeta y hogar de importante biodiversidad

A medida que los gases de efecto invernadero atrapan más energía del sol, los océanos absorben más calor, lo que provoca un aumento de la temperatura de la superficie del mar y un aumento del nivel del mar. 

Los cambios en las temperaturas y corrientes de los océanos provocados por el cambio climático provocarán alteraciones en los patrones climáticos en todo el mundo. 

Por ejemplo, las aguas más cálidas pueden promover el desarrollo de tormentas más fuertes en los trópicos, lo que puede causar daños a la propiedad y pérdida de vidas. Los impactos asociados con el aumento del nivel del mar y las marejadas ciclónicas más fuertes son especialmente relevantes para las comunidades costeras.

Aunque los océanos ayudan a reducir el cambio climático al almacenar grandes cantidades de dióxido de carbono, los niveles crecientes de carbono disuelto están cambiando la química del agua de mar y haciéndola más ácida. 

El aumento de la acidez del océano dificulta que ciertos organismos, como los corales y los mariscos, construyan sus esqueletos y caparazones. Estos efectos, a su vez, podrían alterar sustancialmente la biodiversidad y la productividad de los ecosistemas oceánicos.

Los cambios en los sistemas oceánicos generalmente ocurren durante períodos de tiempo mucho más largos que en la atmósfera, donde las tormentas pueden formarse y disiparse en un solo día. 

Las interacciones entre los océanos y la atmósfera ocurren lentamente durante muchos meses o años, al igual que el movimiento del agua dentro de los océanos, incluida la mezcla de aguas profundas y poco profundas. 

Por lo tanto, las tendencias pueden persistir durante décadas, siglos o más. Por esta razón, incluso si las emisiones de gases de efecto invernadero se estabilizaran mañana, los océanos tardarían muchos años (décadas o siglos) en adaptarse a los cambios en la atmósfera y el clima que ya han ocurrido.

Celebración Día Mundial de los Océanos

La paz y la seguridad son también críticas para el pleno disfrute de los beneficios que pueden derivarse de los océanos y el desarrollo sostenible. Como ha señalado el Secretario General, «no habrá desarrollo sin seguridad ni seguridad sin desarrollo».

El lema de este año para el Día es el de Nuestros mares, nuestro futuro y está conectado con la celebración de la Conferencia de Océanos.

¿Por qué celebramos Día Mundial del Océano?

  • Para recordar a todo el mundo el gran papel que los océanos juegan en nuestras vidas. Son los pulmones de nuestro planeta, que generan la mayoría del oxígeno que respiramos.
  • Para informar a la opinión pública de las consecuencias que la actividad humana tiene para los océanos.
  • Para poner en marcha un movimiento mundial ciudadano a favor de los océanos.
  • Para movilizar y unir a la población mundial entorno al objetivo de la gestión sostenible de los océanos. Son una fuente importante de alimentos y medicinas, y una parte esencial de la biosfera.
  • Para celebrar juntos la belleza, la riqueza y el potencial de nuestros océanos.

Biodiversidad marina

La importancia fundamental de la biodiversidad marina para el desarrollo sostenible fue reconocida en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en los que los líderes mundiales resaltaron la urgencia de adoptar medidas para mejorar la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad marina.

En particular, el ODS 14—conservar y utilizar sosteniblemente los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible— hace hincapié en los fuertes vínculos que existen entre la biodiversidad marina y los objetivos más amplios de desarrollo sostenible.

De hecho, muchos elementos del ODS 14 y otros ODS reflejan los mismos objetivos y principios que los acordados en las Metas de Aichi para la Diversidad Biológica. Por tanto, los esfuerzos a todos los niveles por lograr las Metas de Aichi contribuirán directamente al cumplimiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y a la consecución de los ODS.

¿Qué son las metas de Aichi?

Durante la COP 14 sobre biodiversidad, que se realizó en Egipto en el 2018, 196 países revisarón si aún era posible cumplir con las metas que se plantearon para la protección definitiva de nuestra biodiversidad entre el 2010 y el 2020. ¿Sabes de qué se trató?

Fueron 20 metas agrupadas en cinco objetivos estratégicos planteadas por los representantes de gobierno de 196 países -todos firmantes de la Convención de Diversidad Biológica (CBD)- durante la COP 10 sobre biodiversidad que se llevó a cabo en la provincia de Aichi, Japón en 2010. 

Estas metas, que deberán cumplirse en el 2020, forman parte del Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020 que tiene el propósito de detener la pérdida de la naturaleza: el soporte vital de todas las formas de vida en el planeta, particularmente de la nuestra.

Las metas AICHI están alineadas con los Objetivos de desarrollo sostenible (ODS) y buscan principalmente:

  • 1. Mitigar las causas por las cuales se está perdiendo la biodiversidad desde los ámbitos sociales y políticos.
  • 2. Reducir las presiones que enfrenta y promover la utilización sostenible de los recursos naturales. 
  • 3. Mejorar la situación de la biodiversidad a través del cuidado de sus ecosistemas 
  • 4. Optimizar los beneficios que la naturaleza nos brinda (aire limpio, agua dulce, alimentos, 
  • 5. Aumentar el conocimiento que las personas tienen sobre esta.