Saltar al contenido

Responsable eres, como yo lo soy de todo lo que nos quejamos

Una persona responsable no se puede catalogar o seleccionar. Somos todos personas que razonan y sabemos qué lo malo allá afuera, también es culpa nuestra

soy responsable

He pensado mucho sobre hacia dónde nos dirigimos como sociedad. Parece que las cosas están empeorando en tantas áreas que me pregunto si alguna vez se podrá recuperar la civilidad. ¿Quién es realmente responsable de lo malo que está pasando?

Estoy usando la palabra “civilidad” en un sentido amplio, no solo para significar buenos modales, amabilidad y empatía, sino también cómo tratamos a los demás en una variedad de circunstancias.

Eres responsable, el y ella también son responsables

Hoy, vemos a hombres y mujeres de la policía irrespetados, pero su papel es proteger a la sociedad. Un número aparentemente grande y creciente de ciudadanos arroja improperios a la policía e incluso les arroja cosas, y ahora vemos a algunos muertos en sus autos o en las calles.

Otros son irrespetados, como los maestros. Estas son personas encargadas de educar a los jóvenes y hacernos una sociedad mejor informada, que es esencial para un discurso político saludable. ¿Por qué alguien iría a la enseñanza, especialmente en las escuelas públicas, cuando corren el riesgo de ser maldecidos e incluso expuestos a la violencia?

El ego nos está haciendo irresponsables

Parece que tenemos una sociedad egocéntrica. Demasiadas personas piensan solo en sí mismas. Lo mejor para ellos es el mantra, no cómo pueden ser miembros contribuyentes de una sociedad civil. Esto se evidencia por la “selfie”. Se trata de ellos, todo el tiempo.

Nos hemos transformado en una sociedad que no tiene idea de lo que es la ética. Lo correcto y lo incorrecto es relativo a cada uno de nosotros.

Puedo creer que está mal gritarle a un orador, incluso uno con quien no estoy de acuerdo. Otra persona puede pensar que está bien hacerlo para mostrar nuestro descontento, pero nunca piensan en el hecho de que otros quieran escuchar al orador. El pensamiento grupal se hace cargo y si no está de acuerdo con la opinión predominante, puede ser cancelado en Internet.

Las cosas han empeorado en nuestras grandes ciudades. El nivel de violencia en estados como Guanajuato, Morelia y Guadalajra. ¿Estamos en un punto donde puede no ser seguro caminar por las calles en algunas ciudades? Ni qué pensar de viajar en las carreteras de México.

Podría seguir pero ahora entiendes el punto. Si no lo haces, entonces las cosas son peores de lo que pensaba.

México está débil

El caso Emilio L, Duarte, los feminicios, los sueldos bajos. México no es un país que resguare por la integridad de sus habitantes

¿Cuándo perdimos nuestra humanidad como nación y por qué? Esta es una pregunta complicada y una para otro blog. Baste decir que el egoísmo, la falta de una brújula moral, la falta de modelos a seguir en la sociedad y todo tipo de comportamientos negativos en Internet y en las redes sociales, por no mencionar en la televisión y las películas, han creado una nación de narcisistas. 

Como cualquier enfermedad, una población narcisista colectiva no puede ser tratada hasta que primero reconozcamos el problema. Es como la adicción al alcoholismo o las drogas: primero, admite que tienes un problema; a continuación, comprenda las causas raíz; tercero, comprométete a cambiar tu comportamiento; asumir la responsabilidad y hacer las paces. Y, entonces y solo entonces, podemos comenzar a cambiar la moral en declive en nuestra sociedad.

Seamos responsables, pero también corresponsables.