Cuidado con los efectos secundarios por el uso del dióxido de cloro

Equipo médico

El Comité Científico Nacional Covid-19 identificó al menos ocho efectos secundarios generados por el uso del dióxido de cloro, difundido como cura milagrosa para el coronavirus.

Algunos de los efectos identificados por el uso de este químico son: falla respiratoria, metahemoglobinemia, prolongación del espacio QT en el electrocardiograma, hipotensión causada por deshidratación, falla hepática aguda, anemia hemolítica, vómitos y diarrea severa, además de trastornos hidroelectrolíticos, según el comunicado del Comité.

El compuesto, vendido como MMS o CDS, puede dañar el hígado y afectar la presión arterial

Hasta la fecha no existe ningún aval científico ni publicación médica que garantice el uso del dióxido de cloro para tratamiento contra la Covid-19.

Se promueve su uso “sin tener ninguna base científica experimental para ello y se constituye en un engaño, que se aprovecha del desconocimiento de estos procesos por parte de la población y de la evidente necesidad de respuestas a la difícil situación que representa la pandemia en gran parte del mundo”, alerta el Comité en su comunicado.

La entidad recomendó a la población evitar “la manipulación psicológica, la indebida insinuación y la intimidación ejercida para ingerir el dióxido de cloro con el supuesto fin de prevenir o tratar la Covid-19”.

Uso del dióxido de cloro como alternativa económica contra el COVID

Se está viralizando que el dióxido de cloro ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y en caso de que alguien padezca Covid-19 ayuda a resistirlo, por lo que se está promoviendo este producto como una alternativa para generar un ingreso económico ante la actual crisis, pero sobre todo con la finalidad de ayudar a la gente.

¿Qué es el dióxido de cloro?

El dióxido de cloro (ClO2) es un compuesto químico que consta de un átomo de cloro y dos átomos de oxígeno. Es un gas de color rojizo a verde amarillento que se disuelve en agua a temperatura ambiente. Se utiliza para una variedad de actividades como antimicrobiano, incluida la desinfección de agua potable.

Dióxido de cloro, es en verdad un peligroso químico que se promociona como cura para el covid-19 y sobre el que advierten los expertos.

Este producto también conocido como “Suplemento Mineral Milagroso” lleva años publicitándose como un remedio para muchas afecciones y enfermedades que van desde malaria, a la diabetes y asma, el autismo o incluso el cáncer.

Ofrecido con el nombre Solución Mineral Milagrosa (MMS, por sus siglas en inglés) o su versión activada SDC (CDS, por sus siglas en inglés) esa composición ha sido señalada por autoridades sanitarias como una amenaza para la salud desde hace una década.

Sin embargo, ninguna institución sanitaria lo reconoce como medicamento y ahora que la pandemia del covid-19 azota el mundo, vuelva a aparecer como algo capaz de frenar los efectos del virus. La FDA ha emitido un peligro, y pide tomar precauciones y responsabilidades.

Las redes sociales están llenas de testimonios y videos de cómo usarlo. Sin embargo, la lista de peligros del dióxido de cloro es larga y diversas autoridades han lanzado contundentes advertencias contra su uso.

No hay ninguna evidencia científica que apoye su seguridad o eficacia, y presenta riesgos considerables a la salud de los pacientes. Es un desinfectante comercial que en ningún caso debería ingerirse

FDA


Etiquetas: