Saltar al contenido

Estufas de gas pierden terreno en EU. Gobierno pone sobre la mesa prohibir uso de gas en edificios 2023

El gobierno viene por estufas de gas, pero no es el gobierno federal. Muchas ciudades han creado nuevas regulaciones que prohíben todo gas natural en edificios nuevos, y algunos estados también lo están considerando.

El gobierno federal no planea prohibir las estufas de gas , a pesar de que un funcionario dijo que «todo estaba sobre la mesa» debido a los riesgos para la salud de quemar gas en su cocina . Pero docenas de ciudades, y algunos estados, ya se están alejando del gas natural de una manera que hará que sea inútil comprar una estufa de gas, incluso si no han sido prohibidos.

En 2019, Berkeley, California, se convirtió en la primera ciudad de EE. UU. en cambiar su código de construcción para prohibir las conexiones de gas en edificios nuevos. 

¿Cuáles son los factores que EU está considerando para limitar la compra de nuevas estufas de gas en la arquitectura del futuro?

En un prinicipio fue una respuesta a la emergencia climática: casi un tercio de las emisiones de la ciudad provenían del gas natural.  Y son las estufas de gas lo que más se usa en la cocina.

El concejal que propuso el proyecto de ley reconoció la necesidad de que detengamos la expansión de una fuente creciente de emisiones de gases de efecto invernadero en la ciudad.

No íbamos a progresar mucho en la reducción de nuestras emisiones de gases de efecto invernadero si cada vez que construyéramos nuevas viviendas, en realidad estuviéramos conectando más y más edificios al sistema de gas.

Las estufas de gas contribuyen a la emisión de CO2

El proyecto de ley fue aprobado por unanimidad. Otras ciudades en EU replicaron rápidamente. ¿Cómo empezar a prohibir las estufas de gas?

 Los miembros del concejo municipal estaban desesperados por responder a los llamados de acción climática de sus electores. Esto era algo en lo que las ciudades estaban en una posición única para liderar. 

Entonces las ciudades de todo el país querían replicar la acción climática en un momento en que las llamadas del público habían alcanzado este punto álgido.

Los esfuerzos no se centraron en los beneficios para la salud de deshacerse del gas, aunque los organizadores reconocieron que las estufas de gas emiten contaminación a niveles inseguros en los hogares y están relacionadas con el asma infantil .

Hoy, 99 ciudades y condados de EE. UU. tienen algún tipo de ordenanza de descarbonización de edificios, según un rastreador de la Coalición de Descarbonización de Edificios sin fines de lucro. Ochenta y dos de ellos requieren aparatos eléctricos, que a menudo incluyen estufas, pero a veces se limitan a calentadores, en edificios nuevos. Otros requieren «preparación eléctrica», por lo que una casa o apartamento podría cambiar fácilmente a equipos como una estufa de inducción en el futuro.

Empiezan las prohibiciones de conexiones de gas en NYC. Alternativas a estufas de gas

La lista incluye a la ciudad de Nueva York, que aprobó una prohibición de conexiones de gas en edificios nuevos en 2021.

La primera fase de la prohibición comenzará a lo largo del 2023, cuando los desarrolladores con edificios de menos de siete pisos tendrán que usar bombas de calor, estufas de inducción y otros electrodomésticos en lugar de versiones de energía fósil. Los desarrolladores de nuevos edificios más grandes tendrán que hacer el cambio en 2027.

La prohibición sigue un «estándar de rendimiento de construcción» anterior en la ciudad que requiere que los edificios grandes reduzcan las emisiones del uso de energía .

Otras grandes ciudades, incluidas Los Ángeles y San Francisco, también tienen requisitos totalmente eléctricos. (Docenas de las ciudades están en California, donde el 70% de los hogares actualmente tienen estufas de gas; los hogares totalmente eléctricos son en realidad más comunes en muchos estados rojos).

Existen varias variaciones de las regulaciones. Washington, DC, aprobó el año pasado un nuevo mandato totalmente eléctrico para casas nuevas y edificios de apartamentos de poca altura, pero rechazó la regla para edificios comerciales más grandes. Seattle prohibió los hornos de gas y los calentadores de agua en edificios comerciales y grandes edificios de apartamentos, pero todavía permite cocinar a gas.

El proceso de implementación de las prohibiciones ha enfrentado desafíos: la Asociación de Restaurantes de California demandó rápidamente a Berkeley, argumentando que afectaría las cocinas de los restaurantes. (La demanda fue desestimada, pero la organización está apelando.

Algunas otras ciudades ahora otorgan a los restaurantes una excepción a las reglas, aunque las nuevas estufas de inducción pueden funcionar incluso para cosas como cocinar en un wok ). 

En Massachusetts, un suburbio de Boston intentó agregar un requisito totalmente eléctrico a su código de construcción en 2019, pero el fiscal general del estado dijo que entraba en conflicto con las leyes estatales; el año pasado, el estado aprobó una ley que permitirá que 10 comunidades implementen prohibiciones.

Casi todas las ordenanzas se centran únicamente en las nuevas construcciones.

Alternativas a las estufas de gas

Podría decirse que las nuevas estufas de inducción son mejores que las de gas, pero muchas personas tienen una reacción instintiva ante la idea de que les puedan quitar algo que tienen. 

Existe un factor de psicología humana: las personas inherentemente serán más protectoras con algo que ya poseen. Dicho esto, hay muchas tecnologías en las que hemos visto una curva de adopción: los primeros en adoptar son personas que están dispuestas a salir y probar cosas nuevas, y hay un punto de inflexión en el que las nuevas tecnologías que son, de hecho, superiores se convierten en la corriente principal.

Cómo reducir el consumo de gas en el hogar.

Etiquetas:
Selecciones de las noticias de hoy