Saltar al contenido
Compartimos Cosas Buenas – seresponsable.com

Cómo el Tren Maya México puede proteger el hábitat del jaguar mexicano

jaguar mexicano y tren maya

El jaguar, yaguar o yaguareté ​ es un carnívoro félido de la subfamilia de los Panterinos y género Panthera. Es la única de las cinco especies actuales de este género que se encuentra en América. También es el mayor félido de América y el tercero del mundo, después del tigre y el león. Esta especie es un animal de mucho valor para México, sin duda. Y ante el anuncio del mega proyecto Tren Maya de AMLO, muchos temen y piden ser responsables y tener en claro cómo el Tren Maya México puede no afectar el hábitat del jaguar mexicano. La biodiversidad de México es rica y hay que defenderla.

Después del Amazonas, la población de jaguar más importante del planeta vive en la península de Yucatán. De acuerdo con el Censo Nacional del Jaguar 2018, en México habitan 4 mil 800 de estos carnívoros y más de la  mitad se ubica en la península, principalmente en la Reserva de la Biosfera de Calakmul y la Reserva de Sian Ka’an.

Cómo puede proteger el Tren Maya México al jaguar de México

El Tren Maya México atravesará el hábitat y los corredores biológicos, indispensables para la preservación de este felino, catalogado como especie en peligro de extinción.

El trenmaya contempla mil 520 kilómetros de ruta, utilizará el tramo ferroviario ya existente que cruza por Campeche y Yucatán, y sumará la construcción de una nueva vía de más de 750 km para atravesar Quintana Roo.

Operación Jaguar Cómo el Tren Maya México puede no afectar el hábitat del jaguar mexicano

Desde 2005, el jaguar logró convocar a biólogos, ecólogos, médicos veterinarios, conservacionistas y artistas plásticos para integrar una alianza nacional que uniera sus conocimientos y esfuerzos para la protección de este felino. Si bien su trabajo comenzó desde hace tres lustros, fue hasta hace unos cuatro años que se constituyó formalmente la Alianza Nacional para la Conservación del Jaguar, la cual es integrada hoy por alrededor de 60 especialistas, de 40 instituciones de todo el país.

La alianza ha participado, entre otras cosas, en la construcción de la Estrategia Nacional de Conservación del Jaguar. En México una de las prioridades de la Alianza es impulsar la creación de áreas naturales, tanto públicas como privadas, en zonas donde se ha documentado la presencia de jaguar o, bien, en donde existen poblaciones que están amenazadas por los cambios en el uso de suelo.

Los investigadores ya identificaron áreas claves para garantizar el hábitat del jaguar. Una de sus objetivos para este año será sumar un millón y medio de hectáreas a la Reserva de la Biósfera de Calakmul, en el sureste mexicano. Con ello, señalan los investigadores, se podrá proteger a más de mil jaguares.

Para conseguir esta ampliación, los miembros de la alianza impulsan que Balam Ku y Balan Kin, áreas naturales que hasta ahora solo tienen protección estatal, se integren a la Reserva de la Biósfera de Calakmul.

El objetivo de la alianza es lograr tener un corredor biológico que permita garantizar la conservación del hábitat del jaguar a lo largo de toda la Península de Yucatán. Por lo que también se buscará conectar la Reserva de Calakmul con la Reserva de la Biósfera de Sian Ka’an.

En el sureste mexicano, en especial en el área de Calakmul, se tiene la población más importante de jaguares en el país.  Lo malo es que tienen amenazas por varios lados”. Además de la deforestación que ha ido en aumento en estados como Campeche, también hay proyectos de infraestructura, como el Tren Maya, que ponen en riesgo a los ecosistemas de la zona.

El Tren Maya tendría una influencia en la Reserva de la Biósfera de Calakmul, el Parque Nacional Tulum y la Reserva de la Biósfera de Sian Ka’an.

En caso de que su construcción prospere —el proyecto ya fue impugnado por ejidatarios de la zona, quienes consiguieron un amparo para detener las obras—, los integrantes de la Alianza Nacional de Conservación del Jaguar señalan que será necesario considerar la construcción de pasos de fauna y diversas acciones para no afectar aún más el hábitat del felino.

Además de la ampliación de la Reserva de la Biósfera de Calakmul, los miembros de la Alianza trabajan con diversas comunidades de la península de Yucatán para impulsar la creación de Áreas Destinadas Voluntariamente a la Conservación.

En noviembre del 2019, por ejemplo, se logró que los ejidatarios de Laguna Om, en el estado de Quintana Roo, destinaran 35 mil hectáreas a la conservación.

Construcción de pasos de fauna y no a un muro

Si se levanta un ‘muro’ que restrinja al jaguar pasar de un lado hacia el otro, vamos a provocar que este animal no pueda encontrarse y reproducirse con individuos que genéticamente son un poco más alejados a ellos. Provocaría, en un futuro, consanguinidad. Poco a poco lo podríamos orillar a que tenga menos posibilidades de sobrevivencia.

La división artificial que dejaría el Tren “interrumpiría los corredores biológicos que conectan los ecosistemas de América central con la península de Yucatán

Francisco Remolina, ex director del Área de Protección de Flora y Fauna Yum Balam y miembro del Grupo de Expertos para la Conservación de los Felinos Silvestres de México

Especialistas han sugerido la construcción de pasos de fauna elevados como una posibilidad de mitigar el impacto ambiental, pero esta infraestructura representaría uno de los principales retos del proyecto, pues no existe ninguno de su tipo en el país. Su edificación es vital debido a que permitiría conectar los corredores biológicos. Sin embargo, necesitará de ciertas especificaciones para que funcione adecuadamente.

La Alianza Nacional asesorará al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), administración a cargo del Tren Maya, en la mitigación de impacto ambiental.

El jaguar mexicano

El jaguar fue muy importante en las sociedades prehispánicas. La fortaleza de este gran depredador se tomó como símbolo del poder y la guerra. En la cultura maya, los jaguares se relacionaban con la clase gobernante, pero también con aquellos que se distinguían en actividades como la cacería y la guerra.

 Se considera que es un ser que puede transitar entre el mundo de los vivos y de los muertos, por lo que se asoció no sólo con las prácticas de transformación de los chamanes, sino con los dioses del inframundo maya. Tezcatlipoca, el espejo que humea, es una deidad mexica que también se asocia con las características del jaguar.

Aunque la mayor población de jaguares se encuentra en la península de Yucatán, este sitio no es el único sitio de distribución del jaguar en México. Se estima que en la actualidad hay alrededor de cuatro mil jaguares en México y estos se distribuyen en los estados de Sonora, Sinaloa, Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Querétaro, Hidalgo, Puebla, Nayarit, Jalisco, Colima, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Yucatán, Campeche y Quintana Roo. ¡Prácticamente en la mitad del territorio nacional! Calakmul en Campeche y Sian Ka’an en Quintana Roo son las dos áreas de protección más importantes del jaguar en México.

La importancia del jaguar en el ecosistema

Los jaguares son especies clave de los ecosistemas en los que habitan. Al ser el mayor depredador de las selvas tropicales de América, tiene un papel muy importante en la regulación de las poblaciones de sus presas. La desaparición de los jaguares de su ambiente generaría un desequilibrio en la red alimenticia y terminaría poniendo en riesgo a otras especies animales y vegetales.

Esfuerzos nacionales como la Estrategia Nacional de la Conservación del Jaguar y el Censo Nacional del Jaguar han consolidado a México como un país que ha tomado acciones en favor del futuro de la especie. En años recientes se han creado tres nuevas áreas de protección en las que habita el jaguar —la Reserva de la Biosfera Sierra de Tamaulipas, Bavispe en Sonora y la Reserva de la Biosfera del Caribe Mexicano— y los datos más recientes de los censos indican que la población de jaguares en el país va en aumento

Proyecto Tren Maya y sus fases

Los 1,460 km de vía se pretenden construir en cuatro años e iniciar su operación en 2024. La mayoría de las estaciones y desarrollos colaterales se llevarán a cabo a partir de contratos de inversión mixta. Es decir, empresas privadas diseñarán, financiarán, construirán y mantendrán las vías férreas, el material rodante y los sistemas de comunicación.

El presidente de México Andrés Manuel López Obrador presentó en la mañana el proyecto Tren Maya:

Es un proyecto de ordenamiento territorial, infraestructura, crecimiento económico y turismo sostenible.

El tren maya conectará las principales ciudades y circuitos turísticos de la región para integrar territorios de gran riqueza natural y cultural al desarrollo turístico, ambiental y social en la región.

El Tren Maya ofrecerá tres servicios de transporte: pasajeros locales, pasajeros turistas y carga. En la noche, el Tren Maya se utilizará para mover carga. Esto facilitará el flujo comercial de productos locales para satisfacer la demanda regional y optimizar los costos de transporte.

Ruta Tren Maya

  • Palenque
  • Tenosique
  • Balancán
  • Escárcega
  • S.F. Campeche
  • Mérida
  • Izamal
  • Chichen Itzá
  • Valladolid
  • Coba
  • Tulum
  • Cancún
  • Puerto Morelos
  • Playa del Carmen
  • F.C. Puerto
  • Bacalar
  • Chetumal
  • Calamul