¿Cuál es el mejor lugar para ver las estrellas? 100% especial

  • Sin categoría

Quién no quiere ver las estrellas. La astronomía debe su existencia a las personas que a lo largo de la historia, por pasión y por curiosidad, han levantado los ojos y mirado al cielo. Mirar las estrellas, a simple vista o con instrumentación es una de las actividades más maravillosas.Pero¿cuál es el mejor lugar?

La fascinación por ver las estrellas ha facilitado avances en la ciencia y tecnología

Gracias al telescopio (desde que Galileo Galilei en 1610 lo usara para observar la Luna, el planeta Júpiter y las estrella) el ser humano pudo, por fin, empezar a conocer la verdadera naturaleza de los cuerpos celestes que nos rodean y nuestra ubicación en el universo.

¿Cuál es el mejor lugar para ver las estrellas en el mundo?

Un nuevo estudio publicado en Nature revela cuál es el mejor lugar para disfrutar de este espectáculo natural. El denominado Domo A,en la meseta Antártica a unos 4000 m de altura y donde están las temperaturas más gélidas del planeta es el mejor lugar para observar las estrellas.

¿Por qué justo en este lugar tan inhóspito? Sabemos que las estrellas parpadean porque la luz que procede de ellas es distorsionada por la atmósfera del planeta antes de llegar a nosotros. Pues bien allí lo hacen menos que en otras zonas debido a la turbulencia atmosférica.

Esto quiere decir que cuando el viento sopla a través de terrenos irregulares, como montañas y valles, crea remolinos turbulentos en la atmósfera que pueden deformar la apariencia de luz que llega a la Tierra desde las estrellas distantes.

Domo A, el mejor lugar para ver las estrellas

Domo A está sobre una extensa meseta, plana en cientos de kilómetros en todas las direcciones por lo que los vientos locales crean muy poca turbulencia. (Xiaoping Pang y Shiyun Wang)

Allí el equipo de investigadores montó un pequeño telescopio de 8 metros desde el suelo y pudo evitar esta turbulencia al observar las estrellas durante el invierno. El espectáculo fue impresionante aunque, eso sí, extremadamente frío.

Pero esta no es la única ventaja ya que los inviernos antárticos ofrecen la ventaja de las noches polares: noches que duran 24 h, creando espacios de tiempo mucho más largos que en cualquier otro lugar del planeta (salvo el Polo Norte) para poder observar las estrellas.

Telescopios espaciales para ver las estrellas

Por supuesto, la Antártida no es el único lugar para observar las estrellas. Los telescopios espaciales como el Hubble de la NASA tienen el lujo de estar muy por encima de la atmósfera turbulenta, lo que permite a los astrónomos capturar algunas imágenes realmente impresionantes.

Sin embargo, un observatorio terrestre en el Domo A tendría algunas ventajas prácticas sobre el Hubble, como puede ser el precio ya que lo satélites son mucho mas caros, entre 10 y 100 veces más caros.