Cómo hacer un huerto urbano en 4 pasos

Aprenderemos Cómo hacer un huerto urbano y la importancia de consumir alimentos sin tóxicos. En esta época en la que buscamos cuidar nuestra salud y comer más sanamente, así como ahorrar en nuestro consumo de alimentos, el huerto urbano se ha convertido en una gran alternativa.

Además de brindarnos productos más naturales, incluso, algunos difíciles de conseguir en la tienda, tenemos la posibilidad de disponer de frutas, verduras y hortalizas producidas por nuestras propias manos.

Realizar esta actividad suena muy complicado, sobre todo, si no contamos con la experiencia, pero en realidad puede ser una más de nuestro día a día en casa, además que nos ofrece la posibilidad de relajarnos y descansar del estrés cotidiano. Toma nota para aprender cómo hacer un huerto urbano.

Cómo hacer un huerto urbano

  1. Elige el sitio. Si tu casa cuenta con un jardín o patio, ésta debe ser tu primera opción para albergar tu huerto. Lo ideal es que éste sea colocado en una zona donde esté expuesto a la luz solar al menos 6 horas del día, y si es posible, que tenga suficiente espacio alrededor para que puedas manipular las plantaciones que coloques. Ahora, vivir en un departamento no es un impedimento, aprovecha la terraza o el balcón para instalarlo ahí.
  2. Elige el tipo de huerto. Este paso es determinante para ayudarte a definir el material que necesitarás en tu huerto, considerando siempre el espacio disponible. Revisa la mejor opción:
    • En el suelo. Si cuentas con el espacio, cultiva tus semillas directamente en la tierra, considerando una dimensión de 1 m² como inicio.
    • En cajas. Tienes el espacio, pero no suelo ni tierra, entonces considera usar cajones elevados o portátiles que te brinden la posibilidad de maniobrar más fácil y contribuyen a evitar las plagas. Éstos los puedes colocar incluso en la terraza o en algún espacio interior bien ventilado como la cocina.
    • Vertical. Éste es el mejor tipo por si no cuentas con el espacio, ya que se instala en una pared, donde colocarás unos cajones sobre otros hasta la altura deseada.
    • En macetas. Esta opción te permite mover tus plantas más fácilmente, así como crear un ecosistema más diverso y distribuirlo como mejor te convenga. Aprovecha los distintos materiales, como el barro y la arcilla
    • Jardinería hidropónica.
  3. Plantas y semillas, ¡las que tú quieras! El huerto es tuyo, lo puedes utilizar para producir alimentos, o plantas medicinales y aromáticas. En el caso de alimentos para consumo personal, encuentras la lechuga, el perejil, cilantro, zanahoria, cebolla o espinaca, así que puedes plantar la que tú más desees o necesites. ¿Cómo hacere un huerto urbano? Puedes hacerlo de dos maneras, sembrando semillas o adquiriendo las plantas ya maduras. La diferencia es el tiempo de uso, mientras que las semillas requieren un proceso de germinación que puede durar al menos una semana, de acuerdo con la especie, con las plántulas o plantas bebés, puedes ver el resultado más rápido. Usa semilleros si vas a empezar con semillas y sigue las indicaciones para su correcto manejo.
  4. Manos a la obra: ¡a plantar! Antes de iniciar, asegúrate que cuentas con las herramientas básicas como cuchara, trasplantador y azadón, semilleros y un recipiente o pistola para el riego, así como guantes.
    • Si vas a utilizar plántulas, excava en la tierra o dentro de la maceta a una profundidad similar a la de la base de la planta. Coloca una cama de tierra de composta comprada o hecha en casa con huesos, cáscaras y lácteos, luego cubre nuevamente con tierra y riega.
    • Si vas a poner semillas, haz un orificio en la tierra y coloca hasta 3 de ellas; procura usar los semilleros para mayor facilidad. Cubre de nuevo con tierra sin apretar mucho para que éstas puedan germinar; una vez que este proceso ocurra, ya que tengan tallo y sus primeras hojas, trasplántalas a su destino: el suelo, el cajón o la maceta, solo labrando un poco la tierra alrededor y delicadamente introducir el trasplantador sujetando firmemente la raíz. Una buena idea es empezar con semillas de tomate cereza.

Comparte este post cómo hacer un huerto urbano.

Cuidados para un huerto urbano

Entre los cuidados generales que debes tomar en cuenta está el riego frecuente, ya sea al amanecer o anochecer, y fertilizar o abonar la tierra con nitrógeno, fósforo y potasio de liberación rápida para que sirva de alimento inmediato, esto hazlo antes de trasplantar. Una vez que tengas tu planta, cosecha con frecuencia. Comparte este post cómo hacer un huerto urbano.

Recuerda proteger tu huerto de las inclemencias del tiempo, como el frío, la lluvia o el viento excesivo utilizando plástico, periódico o cartones; también, protégelo de plagas y enfermedades apoyándote con insecticidas naturales.

Cada vez contamos con más información para poder tener un huerto útil y saludable. Comparte este post cómo hacer un huerto urbano.