Saltar al contenido

El consumo de plástico gana terreno al 2030. La economía circular apoya el uso de combustibles fósiles.

La circularidad no ha reducido el consumo de plástico, de hecho… lo ha aumentado mediante la vía engañosa de la circularidad del plástico. ¿Vasos de materiales reciclados? ¿Plástico recuperado? Ser circular no debe implicar darle nueva forma al plástico y mucho menos introducir al mercado nuevos tipos de plástico, que quizá contaminan un poco menos al medio ambiente, pero a la larga provocarán serios problemas de salud.

Se he reportado que los programas de circularidad donde los nuevos negocios sustityen plástico por papel, son contraproducentes para la salud humana. Al parecer los popotes de papel pueden ser malas para la salud y el medio ambiente. 2 cosas que debes saber

Controversia rodea la circularidad de las cosas: El consumo de plástico en aumento No existe una forma correcta de definir la circularidad, las empresas que presumen sus programas de economía circular se han destacado por su selectividad al tratar de describir sus prácticas circulares. Todas, en su mayoría, terminan presumiendo una práctica de reuso del plástico, que sea cual sea su origen, su gestión o diseño: sigue usando un alto consumo de combustibles fósiles y dejando una huella alta en carbono.

¿Lo malo de la circularidad? Muchas «empresas socialmente responsables«, se alinean más con lo que sienten que pueden hacer que lo que deben empezar a hacer.

¿Realmente puede haber lugar para el consumo de plástico ético y responsable en la economía circular? ¿Se podrá dar forma a una nueva economía de plástitco? Los programas circulares usualmente comparten los siguientes objetivos:

  • Disminuir el uso de plástico virgen,
  • Incorporar más contenido reciclado en sus envases de plástico
  • Hacer que su plástico se vea reciclable, compostable o reutilizable

Lo que está pasando es que estas empresas tienden a ignorar principios importantes como eliminar el uso de materiales innecesarios y permitir que la naturaleza se regenere.

Las empresas, de cualquier industria, deben dejar de preguntase ¿Cómo poner algo de plástico en el mercado de forma circular? a ¿Cómo reducir el consumo de plástico en toda nuestra operación y cadena de suministro?

La circularidad es elegir materiales y modelos de negocio que mejor se adapten a la economía circular. No es intentar usar más plástico para evitar que termine en los océanos, y transformar este plástico en fundas o empaques que terminan como plástico de un solo uso. Incongruencia en su máxima expresión, y fomento indirecto del consumo de plástico.

Los vasos desechables «ecológicos» impulsan el consumo de plástico

Las ideas verdes mal enfocadas, como diseñar para vender productos ecológicos a partir de plásticos recuperados. Si en algún punto, estas ideas verdes prometen alternativas reutulizables y siguen usando polipropileno, entonces no…. no son la alternativa más ecológica, pues en algún momento terminarán en el relleno sanitario o en alguna playa. El plástico siempre continuará contaminando.

Para bien o para mal, los plásticos tienen un papel en nuestra sociedad actual. Muchas empresas que impulsan el consumo de plástico, son parte del problema y clave para implementar soluciones a escala, sin usar la palabra circular ante el consumidor.

No hay que pretender ser circular, a menos que realmente el modelo de negocio del producto o servicio realmente involucre la rehabilitación de la naturaleza en la fase circular del diseño y en el reporte anual, sea escalable la recuperación de naturaleza, gracias al producto o servicio circularmente diseñado.

La mercadotecnia de la circularidad debe ser ética y educativa

Si la economía circular va a permanecer en el lenguaje corporativo y de formulación de políticas, es necesario que cada producto o servicio a promoverse como circular se clasifiquen con términos como: libre de tóxicos, basados en la reutilización, producto que promueve el consumo de plástico o producto que sustituye el consumo de plástico.

Los reguladores deben intervenir con barreras más claras contra el lavado verde o greenwashing. Es importante definir las directrices sobre la publicidad sostenible de las empresas.

La circularidad se debe entender, por lo pronto como el modelo económico que tiene como pilar la Conservación de los recursos naturales y su uso eficiente a través de una inteligencia que logre reducir, reutulizar o rellenar

Sobre el consumo de plásticos: Simplemente no hay manera de fabricar plásticos de una manera verdaderamente circular.

Etiquetas:

Deja una respuesta