Saltar al contenido

¿De qué va el impuesto verde y en qué rubros se invierte lo recaudado? 2022

Se le llama impuesto verde a un impuesto ambiental o regulatorio. IMPUESTO VERDE EN LA INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN en Nuevo León.

“Los impuestos verdes es lo que se llama impuestos regulatorios, no buscan recaudar, más bien lo que quieren es incentivar a las empresas y fábricas que contaminan a invertir en filtros, calderas o en procesos verdes en lugar de pagarle al estado una cuota”,

La Reforma Fiscal 2022 en Nuevo León causó inconformidades en productores de arena y grava, quienes elevaron los precios de la tonelada de sus productos en más de $100 pesos y responsabilizaron al gobierno estatal por los impuestos verdes que entraron en vigor a partir del 1 de enero.

El costo inicial de cobro del impuesto verde es de 1.5 Unidades de Medida y Actualización (UMAs) por metro cúbico ($134 MXN por metro cúbico). En mayo iniciaron negociaciones para bajar el costo a 0.31 UMAs. Con esta reducción, la tasa impositiva para combatir la contaminación en Nuevo León quedaría como la segunda más alta del País, después de Coahuila, que aplica una cuota de $43 MXN por metro cúbico.

¿Qué son los impuestos verdes?

Los impuestos ambientales (también denominados “impuestos verdes” o “ecotributos”) son instrumentos económicos o de mercado que nacen de la intención de incluir en los precios los costos ambientales negativos de la producción o el uso de bienes.

El impuesto verde en Nuevo León es regulatorio, no recaudatorio

Los impuestos verdes que se contemplan en la Reforma Fiscal 2022 no tienen tinte recaudatorio, sino más bien regulatorio para todas aquellas empresas y fábricas que contaminan el medio ambiente, afirmó el Gobernador Samuel Alejandro García Sepúlveda.

PERO también menciona que:

“Con ese dinero echar a andar programas de aire limpio, programas de medio ambiente, de movilidad que logren reducir completamente o mucho en parte la contaminación de Nuevo León.

ENTONCES ¿SI ES RECAUDATORIO?

No deben impactar en la economía de los neolonenses pues no son recaudatorios. El impuesto verde es un incentivo para que las empresas de la industria de la construcción (como las pedreras en Nuevo León) inviertan en procesos ecológicos como filtros y calderas,

¿A dónde va el impuesto verde de las pedreras?

Samuel García comenta que las pedreras al hacer sus extracciones dejan el suelo de los cerros erosionado por lo que con los vientos contaminan el aire, a ellos se les cobrará 1.5 cuotas UMA´s, y ese cobro irá destinado a reforestar el daño que hicieron.

En caso de exceder la norma ambiental se les aplicará de sanción 2.79 cuotas.