Saltar al contenido

Cómo combatir los plásticos de un solo uso 0 waste

Cómo combatir los plásticos de un solo uso. Evitar los plásticos de un solo uso, como botellas y bolsas, parece difícil en casa y puede ser aún más difícil cuando viajas.

Cuando estás en constante movimiento e intentas ir ligero de equipaje, lo más fácil es comprar un sándwich envasado en plástico y una botella de agua. Pero eliminar los plásticos de un solo uso en un viaje puede ser más fácil de lo que crees, incluso en un país extranjero sin agua potable.

El plástico es un material milagroso. Gracias al plástico la medicina ha salvado innumerables vidas, se ha facilitado enormemente la expansión de energías limpias provenientes de turbinas de viento y paneles solares, y el almacenamiento seguro de alimentos se ha revolucionado

Pero lo que hace que el plástico sea tan accesible en nuestras vidas diarias, – su bajo costo – también hace que esté presente en todas partes, lo que ha resultado en uno de los desafíos ambientales más grandes de nuestro planeta.

La amenaza del plástico de un solo uso

Nuestros océanos están siendo utilizados como un vertedero, donde se asfixia la vida marina. En ciudades de todo el mundo, los residuos plásticos obstruyen los drenajes, causan inundaciones y ayudan a propagar enfermedades. También llegan hasta la cadena alimenticia cuando son consumidos por el ganado.

Los envases plásticos representan casi la mitad de todos los residuos plásticos a nivel mundial, y muchos de ellos son desechados después de haber sido utilizado tan solo unos pocos minutos.

Muchos de los plásticos puede que sean de un solo uso, pero esto no significa que sean fáciles de eliminar. Cuando son desechados en vertederos o en el medio ambiente, pueden tardar hasta mil años en descomponerse.

La buena noticia es que un creciente número de gobiernos está tomando acciones y demostrando que todas las naciones, independientemente de su riqueza o pobreza, pueden convertirse en líderes ambientales mundiales.

Ruanda, un país pionero en prohibir las bolsas de plástico de un solo uso, es hoy en día unos de los países más limpios del planeta tierra. Kenia ha seguido su ejemplo, lo cual ha ayudado a limpiar sus famosos parques nacionales y librar a sus vacas de una dieta insalubre.

Habiendo aprendido de la experiencia de países que han impuesto prohibiciones y regulaciones sobre los plásticos de un solo uso, esta evaluación analiza lo que ha funcionado bien, lo que no y por qué. Urge que los diseñadores de políticas planeen dictar medidas para regular la producción y uso de plásticos desechables y reducir el consumo de plástico de un solo uso.

El plástico no es el problema. El problema es lo que nosotros hacemos con él. Esto
significa que el peso de la responsabilidad recae en nosotros, para que seamos
más inteligentes en cuanto a nuestra forma de utilizar este material milagroso.

MENOS PLÁSTICO DE UN SOLO USO

¿Qué es plástico de un solo uso?

Por definición, estos productos son aquellos diseñados para ser utilizados una sola vez antes de ser desechados o reciclados. Cifras del Programa de la ONU para el Medio Ambiente dan cuenta que menos del 10% de los plásticos de un solo uso producidos en el mundo son reciclados. El reto es combatir los plásticos.

El noventa por ciento de los artículos de plástico de nuestra vida diaria se usan una vez y luego se tiran. Los plásticos de un solo uso como los envoltorios, cubiertos desechables, popotes, tapas de los vasos de café para llevar etcétera…, son perfectamente reemplazables ¿lo Sabías?

Actualmente podemos encontrar plástico en prácticamente cualquier cosa; la comida y los productos de higiene llevan envases de plástico, tu coche, tu teléfono y tu ordenador están hechos de plástico e, incluso, si comes chicle regularmente estarás metiendo plástico en tu boca.

Aunque la mayoría de los plásticos son vendidos como reciclables, la verdad es que son downcycled. Un tetrabrik de leche nunca podrá ser reciclado y convertido en otro tetrabrik, se puede convertir en un elemento de menor calidad.

Consejos para combatir los plásticos de un sólo uso

  1. Evita comprar agua en botellas de plástico. …
  2. Olvida las pajitas (pitillos) de plástico. …
  3. Enamórate de las bolsas reutilizables. …
  4. Evita los congelados en los supermercados. …
  5. Quita los chicles de tu vida.La mayoría de los chicles actuales contienen plástico en su composición. …
  6. Compra productos empaquetados en cartón o vidrio.

Los beneficios del plástico son innegables. Este material es económico, liviano y fácil de producir. Estas cualidades han llevado a un auge en la producción de plásticos durante el siglo pasado.

Esta tendencia continuará a medida que se dispare la producción mundial de plásticos durante los
próximos 10 a 15 años. Nosotros ya no somos capaces de lidiar con la cantidad de residuos plásticos que generamos, sin que repensemos la forma en la que fabricamos, usamos y gestionamos los plásticos.

En última instancia, para enfrentar uno de los mayores flagelos ambientales de nuestros tiempos se requerirá que los gobiernos reglamenten, que los negocios innoven y que los individuos actúen

Desde la década de los años 50 la producción del plástico ha superado a la de casi todos los otros materiales. Mucho del plástico que producimos está diseñado para ser desechado después de haber sido utilizado una sola vez.

Como resultado, los envases plásticos representan aproximadamente la mitad de los residuos plásticos en el mundo. La mayor parte de estos residuos se generan en Asia, mientras que Estados Unidos, Japón y la Unión Europea son los mayores productores mundiales per cápita de
envases plásticos

Nuestra capacidad de lidiar con residuos plásticos ya ha sido colmada. Sólo el 9% de los residuos plásticos que se han producido hasta ahora en el mundo han sido recicladas’.

La mayoría termina en vertederos, basureros o en el medio ambiente. Si los patrones de consumo y prácticas de gestión de residuos actuales continúan, entonces para el año 2050 habrá aproximadamente unos 12 mil millones de toneladas de basura plástica en los vertederos y en el medio ambiente.

Si el crecimiento en la producción de plásticos continúa al ritmo actual, entonces para tal fecha el 20% del consumo mundial total de petróleo podría provenir de la industria de plásticos.

Etiquetas: